Internacionales

Nace la primogénita de los Príncipes de Asturias

La princesa Letizia dio a luz tras seis horas de parto al bebé, que es el segundo en la línea de sucesión al Trono

A la 1,46 de hoy lunes nació la primera hija de los príncipes de Asturias, que será bautizada con el nombre de Leonor. Doña Letizia tardó seis horas y media en dar a luz. El bebé, el séptimo nieto de los reyes de España, ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión al Trono, después de su padre.
La nueva Infanta tendrá prevalencia sobre cualquier futuro hermano varón sólo en el caso de que prospere la reforma de la Constitución anunciada por el Gobierno.

El nacimiento de la pequeña, que se ha adelantado unos días a la fecha prevista, se produce cuando se está a punto de conmemorar el 30º aniversario de la coronación de don Juan Carlos. El bebé tendrá desde su nacimiento además del tratamiento de infanta de España, el de Alteza Real. El bebé será bautizado, como todos los miembros de la familia real, con agua del río Jordán.

A las 19.55 del domingo, la princesa de Asturias, ingresó en la clínica Ruber Internacional para dar a luz a su primera hija. En esos momentos llovía abundantemente, como el día en que la pareja contrajo matrimonio.
La Casa del Rey notificó a través de un SMS la llegada de doña Letizia, de 33 años, al centro médico acompañada de su esposo, el Príncipe de Asturias: 'La Princesa de Asturias, ingresada en la clínica Ruber Internacional por recomendación médica'. El texto era el previamente pactado con los medios de comunicación para alertar de que el alumbramiento estaba en marcha.

'Todo parece indicar que el bebé está a punto de llegar', indicó un portavoz del palacio de la Zarzuela. Hace 15 días, doña Letizia estuvo ingresada durante casi cuatro horas en la misma clínica a causa de unas fuertes contracciones. Desde entonces suspendió todas sus actividades públicas y permaneció en su residencia. Hace tres días, durante una visita a Barcelona, el Rey aseguró: 'El nacimiento puede ser en cualquier momento. Letizia está bien, a la espera'.

Los príncipes de Asturias entraron el domingo por una puerta lateral de la clínica para llamar la atención lo menos posible. Doña Letizia se encontraba en el palacio de la Zarzuela cuando, tras consultar con su médico, se decidió que acudiera al centro hospitalario. La Princesa llevaba ya varias horas con molestias y en el momento de su llegada al centro hospitalario ya había comenzado el proceso de dilatación.
Por la mañana, la sospecha de que el parto podía producirse en cualquier momento aumentó cuando se vio en las inmediaciones de la clínica al ginecólogo de doña Letizia, Luis Ignacio Recasens.

Oficialmente, la futura madre no salía de cuentas hasta el próximo 13 de noviembre si bien el Príncipe hace unos días advirtió que el nacimiento se podía producir 'en cualquier momento'.

La propietaria de la tienda de flores próxima al centro médico reconoció que había sido advertida de que tuviera preparados unos centros para decorar la entrada y los pasillos de la clínica.
También desde hacía unos días las instalaciones médicas estaban fuertemente vigiladas y se habían preparado plataformas para que los medios de comunicación pudieran realizar su trabajo. En este mismo centro hospitalario nacieron los dos hijos de los duques de Lugo, Felipe y Victoria.

Un total de 37 años han tenido que pasar para poder registrar el nacimiento de otro heredero al trono de España. La infanta será inscrita en el Registro Civil donde quedan reflejados los acontecimientos más personales de la familia real: nacimientos, matrimonios y defunciones.

El bebé ocupa, como primogénita del heredero, el segundo puesto en el orden de sucesión al Trono. Sus derechos quedarán consolidados frente a un futuro hermano varón sólo si prospera la reforma, planteada por el Gobierno, del artículo 57 de la Constitución para garantizar la igualdad de sexos en el acceso a la Corona.

El pasado día 18, doña Letizia ya sufrió unas molestias y algunas contracciones que hicieron pensar en un primer momento en la posibilidad de que el parto se pudiera adelantar. Pero horas después doña Letizia recibió el alta médica.

Desde aquel día, la Princesa de Asturias suspendió toda su actividad pública por recomendación de su ginecólogo.Su último acto oficial fue el pasado día 12, cuando asistió al desfile conmemorativo de la Fiesta Nacional.

Don Felipe de Borbón y doña Letizia Ortiz contrajeron matrimonio el 22 de mayo de 2004 en la catedral de la Almudena. Mañana se cumplen dos años del anuncio por parte de la Casa del Rey del compromiso de la pareja. Los príncipes de Asturias comunicaron el pasado 8 de mayo, al inicio de su viaje oficial a las Islas Baleares, que esperaban su primer hijo.

La noticia de que la Princesa estaba embarazada se adelantó un poco. 'Estoy casi de tres meses', confesó entonces doña Letizia. La premura en la comunicación se debió a que las molestias del embarazo se dejaban ya notar.

Doña Letizia no ha tenido un embarazo fácil. Según su círculo más próximo, nunca han cesado las molestias estomacales, las náuseas y un problema en el esófago. A pesar de ello, la Princesa ha mantenido una gran actividad y ha viajado por España y tres veces al extranjero.

La llegada de la primera hija de los príncipes de Asturias refuerza la línea de sucesión al trono como el propio don Felipe recordó nada más saber que iba a ser padre. 'La Princesa y yo no podemos ocultar la felicidad que sentimos ante el futuro nacimiento de nuestro primer hijo', dijo. 'Se colman así nuestros deseos de formar una familia. Quisiéramos hacerles partícipes de nuestra ilusión y nuestra satisfacción pues se refuerza así la estabilidad y continuidad institucional para el mejor servicio de la Corona de España'.

Hace 17 meses que los Príncipes contrajeron matrimonio en la catedral de la Almudena, en Madrid, y si cumplen lo que anunciaron en su día, este bebé será el primero de una familia de 'más de dos y de menos de cinco'.

Infanta de España y Alteza Real

La primera hija de los Príncipes de Asturias se convierte en la segunda en la línea de sucesión al trono, siempre que los Príncipes no tengan un niño -a menos que se produzca un cambio constitucional-, es infanta de España y tiene tratamiento de Alteza Real.

La pequeña desplaza en el orden sucesorio a sus tías, las infantas Elena y Cristina, y a sus respectivos hijos. El nacimiento del séptimo nieto de los reyes de España se produce cuando, están a punto de cumplirse 30 años de la llegada al trono de don Juan Carlos, que se conmemorará el 22 de noviembre.

La primera hija de don Felipe y doña Letizia será inscrita, en los próximos días en el Registro Civil de la Familia Real. El artículo primero del Real Decreto 2.917/1981 de 27 de noviembre establece que en el citado Registro Civil 'se inscribirán los nacimientos, matrimonios y defunciones, así como cualquier otro hecho o acto inscribible', que afecte 'al Rey de España, su augusta consorte, sus ascendientes de primer grado, sus descendientes y al Príncipe heredero de la Corona'.

Hasta la fecha han sido inscritos, además de los nacimientos habidos en la familia real, los fallecimientos de los padres de don Juan Carlos: don Juan, muerto el 1 de abril de 1993, y doña María de las Mercedes, fallecida el 2 de enero de 2000.

También han quedado registrados los matrimonios de las infantas Elena y Cristina, celebrados el 18 de marzo de 1995 en Sevilla y el 4 de octubre de 1997 en Barcelona, respectivamente. Así como los nacimientos de los, hasta ahora, seis nietos de los reyes de España: Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, hijos de los duques de Lugo; y Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene, hijos de los duques de Palma de Mallorca.

El matrimonio de los príncipes de Asturias, celebrado el 22 de mayo de 2004, quedó también inscrito en el Registro Civil de la Familia Real. El ministro de Justicia levanta acta de cada nuevo registro, acompañado por el director general de Registros y Notarías, que actúa como secretario del registro.