Internacionales

8 mil evacuados en Honduras


Cerca de ocho mil pobladores del departamento de Gracias a Dios, noreste de Honduras, fueron evacuados ante las lluvias provocadas por el huracán “Beta”, informó ayer, domingo, el presidente hondureño, Ricardo Maduro.
El mandatario explicó, en rueda de prensa, que según le reportaron autoridades regionales hay al menos 7,842 evacuados de 50 comunidades de Gracias a Dios (en el Caribe y fronterizo con Nicaragua), y una cantidad no precisada aún de evacuados en Colón.
Maduro apuntó que “evaluación de daños no tenemos todavía”, pero que lo más pronto posible enviará una comisión a Gracias a Dios para realizar esa tarea, sobre todo en cultivos agrícolas; también hay informes de daños en Colón y Atlántida.
Gracias a Dios, habitada principalmente por indígenas mískitos y una de las zonas más pobres y abandonadas de Honduras, es uno de los departamentos más afectados por “Beta”, junto a Colón y Atlántida, además de un sector de Olancho, todos en alerta roja (de peligro).
El gobernante informó, asimismo, de que Tocoa y Santa Rosa de Aguán, ambas en Colón, están incomunicadas por desbordamiento de ríos, al igual que los puertos de Tela y La Ceiba, en Atlántida, por un alud en la carretera.
El jefe de Operaciones de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Juan Ramón Salinas, dijo a la prensa que ya se trabaja en la rehabilitación del tramo carretero. Maduro adelantó que pedirá helicópteros a Estados Unidos para la distribución de alimentos y otra ayuda humanitaria en las comunidades afectadas en Gracias a Dios, a donde fue transportada hoy desde Tegucigalpa por la Fuerza Aérea Hondureña (FAH).
Remarcó que las prioridades son atender a los evacuados y prevenir daños por las lluvias de “Beta”.
Seguirán en alerta
El mandatario y el comisionado de la Copeco, Luis Gómez, reafirmaron que el país seguirá en alerta porque las bandas externas de “Beta” continúan provocando lluvias en la región noreste, a pesar de que el huracán se debilitó a su paso por Nicaragua.
Maduro comentó que se comunicó con su homólogo nicaragüense, Enrique Bolaños, y “nos pusimos a las órdenes para poder compartir el apoyo que fuera posible”, pues “parece que los eventos en Nicaragua serán más graves que en Honduras”.
La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y el Ministerio de Defensa enviaron desde Madrid un avión cargado con siete toneladas de ayuda humanitaria a Nicaragua, que en principio estaba prevista para Honduras.
“Beta” tocó tierra ayer en Nicaragua con intensidad de categoría dos de la escala de Saffir-Simpson (de cinco grados), pero luego debilitó y se pronostica que saldrá al Pacífico.
Honduras estaba en la trayectoria del huracán, pero un frente frío lo hizo cambiar de rumbo, según fuentes meteorológicas.