Internacionales

100 muertos en accidente ferroviario


NUEVA DELHI/EFE
Cerca de cien personas murieron ayer en un accidente de tren en la India causado por las fuertes lluvias que azotan el sur del país, que han provocado además la evacuación de miles de habitantes.
Al menos 89 personas fallecieron de manera instantánea al descarrilarse ocho vagones de un tren y caer a un río en el estado de Andhra Pradesh (sureste de la India) debido a las inundaciones en la zona, según fuentes oficiales citadas por la cadena de televisión NDTV.
Otros medios sitúan la cifra de muertos en al menos 77, aunque temen que siga aumentando debido a que algunos pasajeros continúan atrapados entre los restos del tren.
Los vagones quedaron completamente destrozados y se cree que un número indeterminado de pasajeros pudo ser arrastrado por la fuerte corriente del río, mientras más de cien han sido rescatados de las aguas.
El accidente se produjo sobre las 04:30 hora local (23:00 GMT del viernes) cuando un tren de pasajeros que viajaba desde Repalle a Secunderabad se descarriló, a causa del agua que anegaba los raíles, cerca de la localidad de Ramanapeth, en el distrito de Nalgonda, a unos 80 kilómetros de Hyderabad.
Se precipitaron al río siete vagones y la locomotora del tren y fallecieron al menos cincuenta personas, entre ellos el conductor del ferrocarril.
Los primeros en llegar al lugar fueron los habitantes de los pueblos vecinos, que se lanzaron al río a rescatar a los pasajeros, aunque posteriormente fueron enviados a la zona efectivos del Ejército, apoyados por dos helicópteros y seis barcos.
En las imágenes de televisión se podía apreciar cómo los vagones, hechos trizas, estaban hundidos en el río, mientras algunos pasajeros eran retirados del lugar mediante poleas desde helicópteros y otros, gracias a escaleras lanzadas desde la orilla.
El pasado día 3, otras dieciséis personas murieron y sesenta resultaron heridas al descarrilarse otro tren en el estado de Madhya Pradesh (centro de la India) por un fallo de los frenos cuando circulaba a excesiva velocidad.
La India cuenta con una de las mayores redes de ferrocarriles del mundo, con unos 110.000 kilómetros de vía que transportan a trece millones de pasajeros a diario en trenes generalmente abarrotados y la mayoría de esos raíles son antiguos.
Las autoridades ferroviarias achacaron el accidente a que los raíles estaban inundados de agua a causa de las recientes y fuertes lluvias, aunque se teme que la situación empeore en las próximas horas con la llegada de un posible ciclón al sureste de la India.
En los últimos días, más de 50.000 personas han sido evacuadas por las inundaciones y la alerta de una tormenta ciclónica en el sur de la India, y se ha pedido a los pescadores que no salgan a faenar.
Más de cien personas han muerto la última quincena en los estados más golpeados, Tamil Nadu, Karnataka y Andhra Pradesh (donde ocurrió el accidente de tren), por lo general electrocutados o porque se les cayeron encima muros de casas por las fuertes precipitaciones.
Miles de persones se quedaron aisladas, las escuelas y universidades estuvieron cerradas, el suministro eléctrico ha estado cortado, los medios de transporte se vieron afectados y las líneas de teléfono apenas han funcionado en muchas áreas de esos estados.
Las ciudades más afectadas han sido Madrás y Bangalore, la capital tecnológica de la India, que genera un tercio de las exportaciones de alta tecnología, donde muchas empresas de alta tecnología tuvieron que cerrar al ser anegadas por las aguas.
La carretera nacional que une Madrás con Calcuta, la gran metrópoli india, ha tenido que ser cortada en muchas zonas donde las aguas la han cubierto.