Internacionales

Terror en India


El número de fallecidos en los atentados cometidos hoy en Nueva Delhi asciende ya a medio centenar y podría elevarse en las próximas horas, informaron fuentes oficiales.
El ministro de Interior indio, Shivraj Patil, informó de que 37 cadáveres se encuentran en el hospital de Safdarjung, mientras que el secretario regional de Sanidad, P.K. Hota, dijo que siete cuerpos han sido trasladados al centro médico Lady Hardinge, otros cuatro al de Ram Manohar y dos más al hospital AIIMS.
Además del medio centenar de muertos, al menos setenta personas resultaron heridas en las tres explosiones registradas en concurridas zonas de la capital india.
Una ocurrió en el mercado de Paharganj, frente a la estación de ferrocarril y lleno de hoteles baratos donde suelen alojarse turistas extranjeros con poco presupuesto, mientras que otra afectó al mercado de Sarojini Nagar y la tercera a la zona de Govindpuri.
El Gobierno ha convocado de urgencia al Grupo Nacional de Gestión de Crisis para evaluar la situación y las implicaciones para la seguridad en todo el país, donde varios de los estados han puesto en alerta a sus fuerzas de seguridad.
El primer ministro indio, Manmohan Singh, condenó con firmeza los atentados y dijo que "el objetivo son claramente ciudadanos inocentes".
"No dejaremos que los esfuerzos para difundir el caos y perturbar la paz tengan éxito. El Gobierno está resuelto a vencer los designios de los elementos terroristas", agregó.
La jefa del Gobierno regional, Sheila Dishkit, afirmó que las explosiones son fruto de atentados, pero puntualizó que "es muy pronto para decir quién está detrás".
Todos los mercados de Nueva Delhi han sido cerrados por precaución para evitar posibles atentados en unas fechas en la que las tiendas suelen estar llenas hasta bien entrada la noche, pues sólo quedan dos días para la celebración del festival hindú del Diwali, en el que la mayor parte de la población india se intercambia regalos.