Internacionales

Zapatero promete ayuda para Centroamérica

Mandatario español logró el compromiso de la Unión Europea de incrementar el apoyo financiero a la región, para hacerle frente a los desastres causados por fenómenos naturales.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, logró el compromiso de sus socios europeos para que la Unión Europea (UE) en su conjunto se comprometa a brindar ayuda financiera a los países de América Central afectados por el huracán Stan.

"Tal como lo está haciendo España, la Unión Europea está dispuesta a comprometerse más para ayudar a las zonas devastadas por el huracán" Stan en América Central, afirmó Zapatero en una conferencia de prensa al final de la cumbre informal de la UE.

"Estas son buenas noticias", agregó Zapatero, al explicar que el Consejo Europeo efectuó una declaración de compromiso sobre la ayuda financiera a los países centroamericanos, incluida en un documento sobre Pakistán, afectado a su turno por un terrible terremoto.

"La UE enfatiza la importancia que otorga a reaccionar en forma rápida y efectiva contra desastres de este tipo, incluyendo los huracanes y tormentas tropicales que han devastado parte de América Central y el sur de Estados Unidos", señaló el Consejo Europeo en un comunicado brindado el jueves por la presidencia británica de la UE.

El paso del huracán Stan dejó más de 2.000 muertos en esa región y México, además de unos 30.000 damnificados.

Si bien la intención de los líderes europeos era sólo referirse a Pakistán, Zapatero solicitó a sus socios que no sea España, sino toda la Unión Europea, la que adopte también medidas de apoyo a Centroamérica, con la que Madrid tiene una vinculación histórica.

El pasado 18 de octubre, fue el canciller Miguel Angel Moratinos quien logró un compromiso similar de los ministros de Relaciones Exteriores de los 25, en una reunión extraordinaria en Luxemburgo.

En un primera reacción ante la catástrofe, la Comisión Europea anunció el 7 de octubre la concesión de una ayuda humanitaria por 1,7 millones de euros (unos 2 millones de dólares) para El Salvador y Guatemala.

Dos semana más tarde, la Comisión señaló su intención de brindar "3 millones de euros (3,6 millones de dólares) adicionales" para la región.

Esta ayuda se suma a la lanzada por el gobierno español, que asumió un compromiso global financiero de 65 millones de dólares en fondos de cooperación no reembolsables para paliar los efectos del paso de Stan por Centroamérica.

Además de España y la UE, Brasil, México y Estados Unidos también ofrecieron ayuda a América Central, en algunos casos con el transporte de alimentos y medicinas y en otros mediante el envío de aviones de rescate para colaborar en la zona del desastre.

Si bien Stan no fue tan terrible como el huracán Mitch, que en 1998 dejó 9.000 muertos en la región, su paso por América Central provocó destrozos de proporción e incluso sepultó por completo al pueblo guatemalteco de Panajab y a sus 1.400 habitantes.