Internacionales

Nuevo muerto por gripe aviaria en Asia


El anuncio de la cuarta muerte en Indonesia y el descubrimiento de un nuevo foco de gripe aviaria en China recordaron el martes que la guerra contra la epidemia se librará primero en Asia, pese a que las amenazas sean cada día más palpables en Europa.
Un hombre de 23 años falleció el 30 de septiembre en Bogor, una localidad no demasiado lejos de Yakarta, y al igual que los demás muertos en Asia, que rondan los 60, la víctima trabajaba en contacto con aves, según las autoridades sanitarias.
Mientras tanto, responsables de numerosos países reunidos en Otawa tratan de analizar la situación y adelantarse a una eventual catástrofe, que surgiría en el hipotético caso de que el virus causante de la enfermedad, el H5N1, sufriese una mutación y fuese capaz de propagarse entre las personas.
“La cuestión es saber si habrá una pandemia de gripe humana. La respuesta sencilla es sí. ¿Cuándo se producirá? No lo sé”, afirmó en Ottawa el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Lee Jong Wook. “Pero podría aparecer en cualquier momento. Hay que prepararse para ello. Para eso estamos aquí”, agregó.
Una pandemia humana como ésta podría costar hasta 290,000 millones de dólares sólo en Asia, según una estimación del Banco Asiático de Desarrollo (BAD).
En China se descubrió un nuevo foco de gripe aviaria de tipo H5N1 en el este, en la provincia de Anhui, donde 2,100 pollos y ocas están infectados. Las autoridades sanitarias chinas sacrificaron casi 45,000 aves y vacunaron a otras 140,000. Este segundo foco que aparece en el país más poblado del mundo en el espacio de una semana, después de dos meses de calma, trajo consigo un refuerzo drástico de las medidas de protección en torno a Pekín.
Por su parte, Vietnam anunció que tiene bajo control un pequeño foco de gripe aviaria en su territorio, donde el virus está considerado como un mal endémico. Todas las precauciones y medidas contundentes tomadas en Asia han sido bien recibidas en los organismos internacionales, como la OMS y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que han aplaudido su transparencia de acción.
Su principal preocupación sigue siendo Indonesia, con sus 22 provincias de un total de 32 afectadas por el virus. Un científico indonesio acusó el martes al gobierno de Yakarta de haber ocultado la entrada de la epidemia en el archipiélago, al que la FAO enviará un equipo para atacar al virus donde nace, en los gallineros.
Taiwan insistió el martes en que el país está exento de gripe aviaria y rechazó las declaraciones británicas que atribuyen la muerte de un loro importado de Sudamérica, mientras estaba en cuarentena, a su contacto con aves traídas de ese país asiático. En el este de India, las autoridades del Estado de Bengala Occidental han decidido hacer pruebas y decretar una alerta general tras la muerte de más de un millar de pájaros migratorios.
Ante semejante panorama, la Comisión Europea anunció un embargo de un mes a las importaciones de aves de compañía para fines comerciales, pero la medida no afecta a las aves de corral. La Comisión prohibió el martes las importaciones de aves de Croacia debido a la presencia de la enfermedad en este país.
Oficialmente, la Unión Europea está exenta del virus H5N1, pero cada día aparecen hallazgos angustiosos que se van acercando al corazón del Viejo Continente.