Internacionales

Muertos gringos en Irak llegan a dos mil


Irak aprobó la nueva Constitución, según los resultados definitivos del referéndum divulgados este martes, en una jornada empañada por más de 30 nuevas víctimas y el trauma que representa la cifra de 2,000 estadounidenses muertos desde la invasión del país, en marzo de 2003.
El Pentágono anunció este martes la muerte de un sargento del ejército -- herido en Irak a mediados de octubre pero fallecido este fin de semana en Texas (sur de Estados Unidos)--, con lo que el número de bajas estadounidenses en Irak llega a 2,000, según un recuento realizado por la AFP.
La cadena estadounidense de televisión CNN había informado horas antes que las bajas estadounidenses habían alcanzado la simbólica cifra de los 2,000 muertos, basándose en fuentes del Pentágono. Asimismo, el Ejército estadounidense hizo pública este martes la muerte de dos marines, el viernes, en un ataque con coche bomba al oeste de Bagdad.
La cifra de 2,000 muertos “es significativa y, sin duda alguna, tendrá repercusión en la opinión pública estadounidense”, declaró a la AFP Charles Heyman, experto en temas de defensa del centro británico de investigación “Jane’s Information Group”, con sede en Londres.
Para Heyman, si las tropas estadounidenses siguen en Irak, “el próximo año por estas fechas puede que haya mil muertos más”. Los augurios del experto occidental coincidieron con una nueva ola de ataques en Bagdad y en la región del Kurdistán (norte) que dejaron un saldo de más de 30 muertos.
Asimismo, nueve cadáveres de policías de frontera iraquíes --”probablemente chiítas”-- ejecutados a tiros, fueron descubiertos al oeste de Kerbala, indicó el martes una fuente del hospital de esta ciudad santa chiíta, situada a 110 kilómetros al sur de Bagdad.
Desde el miércoles pasado, son ya más de un centenar los muertos provocados por distintos actos de violencia en todo Irak. Según un sitio de Internet (www.iraqbodycount.net), entre casi 27,000 y 30,000 civiles iraquíes murieron en el país desde el comienzo de la guerra, en 2003.
Los ataques de este martes coincidieron con el anuncio oficial por parte de la Comisión Electoral del resultado del referéndum del 15 de octubre sobre el nuevo proyecto de Constitución. “El proyecto fue adoptado por el 78% de los votos”, declaró el portavoz de la Comisión Farid Ayyar en conferencia de prensa en Bagdad, en la que proporcionó los resultados de 18 provincias.
Dos provincias de mayoría sunita, Salaheddin y Al Anbar, rechazaron el texto por más de dos tercios. Pero Nínive, que tiene por capital a Mosul (norte), sólo se opuso al proyecto de Constitución por el 55.08%.
Para que fracase el texto, a pesar de una mayoría de “sí” a escala nacional, era necesario que una tercera provincia hubiera votado por más del 66.66%, lo que no ocurrió en Nínive.
La comunidad sunita se opone mayoritariamente a la Constitución porque estima que conduce a la división del país al instaurar un sistema federal. Sin embargo, se mantiene la posibilidad de una enmienda al texto constitucional una vez se forme una nueva asamblea tras las elecciones del 15 de diciembre.
“Los resultados son precisos y honestos”, destacó Ayyar antes de esta presentación, con la afirmación de que la consulta y el recuento se desarrollaron conforme a las normas internacionales.
Por su parte, Estados Unidos y Gran Bretaña --que lideran la coalición militar extranjera presente en Irak-- se congratularon por la adopción de la Constitución en un “día histórico”, según la Casa Blanca.
El secretario general de la ONU, Kofi Annan, también calificó el resultado del referéndum de “acontecimiento histórico”, y felicitó a los iraquíes por su participación en la consulta referendaria.