Internacionales

“Wilma” deja sin luz a Florida

Pasa a categoría tres, pero podría tomar fuerza si absorbe a la tormenta “Alfa”, que le sigue en su ruta

El huracán "Wilma", que arrasa el sur de la península de Florida, ha causado un muerto y dejado más de dos millones de hogares sin suministro eléctrico.
El gobernador de Florida, Jeb Bush, explicó hoy en una rueda de prensa que entre 2,2 y 2,5 millones de usuarios se han quedado sin electricidad debido al huracán que hoy tocó tierra en la costa del sureste de ese estado norteamericano con una categoría 3 en la escala de Saffir-Simpson, que va de cero a cinco.
"Insto a la población a que se quede en casa hasta que pase el huracán", dijo el gobernador, quien insistió en que, aunque el ciclón ha perdido fuerza, sigue siendo peligroso.
Jeb Bush ha pedido a los ciudadanos que no utilicen automóviles porque es peligroso y pueden interrumpir el trabajo de los equipos de emergencia, y ha alertado de que sigue habiendo avisos de tornado.
Conatos de saqueo
Las cadenas de radio y televisión locales informan de que hubo "conatos de saqueos" en el centro de la ciudad de Miami y recogen los testimonios de gente que asegura que sus casas están inundadas.
Varias calles están obstruidas con árboles, tendidos eléctricos caídos y escombros, según las mismas fuentes, que precisaron que la situación es especialmente grave en los cayos de Florida.
El "Wilma" está causando daños comparables a los que en 1992 dejó el huracán "Andrew", uno de los más devastadores en EEUU.
El gobernador explicó que el primer objetivo de las autoridades y los equipos de rescate una vez que pase el huracán es salvar vidas y garantizar la seguridad.
La segunda prioridad, dijo, será dar respuesta a las necesidades más inmediatas de los residentes de las zonas afectadas, y la tercera, ayudar a que estos reanuden su vida normal "lo antes posible".
El gobernador insistió en que hay que esperar hasta que las autoridades locales informen de que ha pasado el peligro.