Internacionales

Saqueos y caos en Yucatán

* Panorama desolador con carreteras cortadas y luz y teléfonos interrumpidos * Dejó ocho muertos en México y ayer se encontraba azotando el occidente de Cuba * Se dirige a Florida donde el gobierno ha urgido a los residentes abandonar las zonas de peligro

Wilma cae sobre occidente de Cuba

Destrozos y saqueos incontrolables en Yucatán

PINAR DEL RÍO, Cuba-FLORIDA, EU/AFP -Tras castigar la península mexicana de Yucatán, donde dejó ocho muertos e incalculables destrozos, el huracán Wilma golpeaba este domingo con fuertes lluvias, vientos y penetraciones del mar el occidente de Cuba, en su ruta a la Florida (EU), bajo estado de máxima alerta.
Luego de tres días de pesadilla por Wilma, más de un millón de habitantes en la península mexicana de Yucatán salieron a las calles este domingo para presenciar un panorama desolador, con saqueos generalizados en Cancún y otros puntos turísticos.
Pese al feroz ciclón que pasó por esta región del este de México, sólo se registraron ocho muertos, lo que demostró que la prevención funcionó eficazmente en la zona, donde más de 71,000 personas, entre ellas miles de turistas, estuvieron resguardadas en refugios temporales.
Saqueos en Cancún y Playa del Carmen
Sin embargo, centenares de habitantes de Cancún decidieron desahogarse saqueando todo lo que encontraron en centros comerciales y tiendas, mientras la Policía se veía impotente para controlar la situación.
Al menos 250 policías federales llegaron el domingo al balneario mexicano de Cancún para contener los saqueos y la rapiña que afecta la ciudad tras el paso del poderoso huracán Wilma, informó el presidente Vicente Fox. En Playa del Carmen, donde también se registraron saqueos, unos 350 soldados patrullan la ciudad en apoyo de las autoridades del municipio de Solidaridad.
Aunque debilitado a categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, de cinco, Wilma mantenía a la provincia de Pinar del Río --extremo occidental de Cuba-- bajo una intensa lluvia, sacudiéndola con vientos huracanados; mientras que se hacía sentir con lloviznas y ráfagas en La Habana.
Con vientos de 160 km/h, categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, de cinco, Wilma se movía lentamente a 19 km/h. A las 19 horas (GMT) se hallaba a 140 km de Cabo San Antonio, punto más occidental de la isla, y a 390 km de Cayo Hueso, extremo de Florida, según el Instituto de Meteorología de Cuba (IMC) y el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Miami.
Un total de 637,0000 personas fueron evacuadas de zonas de riesgo en Cuba, más de 250,000 de ellas en Pinar del Río, donde la tarde del domingo soplaban vientos y rachas de entre 80 y 100 km por hora. Ante la fuerza de los vientos, amplias zonas de Pinar del Río, 150 km al oeste de La Habana, y de la capital cubana permanecían sin fluido eléctrico, lo que afectó también el suministro de gas y agua.
Bahía Honda, Puerto Esperanza y Santa Lucía, ubicados en la costa norte de Pinar del Río, eran los poblados más afectados con penetraciones del mar; mientras que pueblos costeros de La Habana, como Guanima, unos 70 km al sur de la ciudad, el mar subió un metro de altura y las aguas llegaron un kilómetro tierra adentro.
La Habana, de 2,3 millones de habitantes, lucía este domingo desolada, y en el Malecón empezaban a golpear con más fuerza las olas, aunque aún no había penetración de las aguas en ese sector de la capital. “La inundación costera en Ciudad de La Habana va a ser fuerte y prolongada. La situación será peor en las próximas horas. Su movimiento por el momento es lento, pero va acelerando poco a poco, en su ruta a la Florida”, manifestó el jefe del Centro de Pronósticos del IMC, José Rubiera.
“El peligro ya está aquí”, advirtió el segundo jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil de Cuba, el coronel Luis Ángel Macareño, quien precisó que hay casi 80,000 efectivos, incluidos unos 15,000 médicos y asistentes preparados para situaciones de emergencia.
Las autoridades no reportan víctimas, sólo los seis heridos por el tornado en Pinar del Río. Sin embargo, tres turistas extranjeros y un cubano murieron el viernes en un accidente de tránsito en una vía del centro del país, durante las evacuaciones.
Mientras la isla permanecía en alarma por Wilma, la Defensa Civil decretó una alerta en tres provincias del oriente del país ante la posibilidad de intensas lluvias por la tormenta tropical Alpha
Evacuación obligatoria en Florida
En el estado de Florida, las autoridades intentaban convencer este domingo a apáticos residentes de los Cayos del sur de que abandonen cuanto antes sus hogares y busquen refugio. Las autoridades de ese estado emitieron órdenes de evacuación obligatoria para unos 80,000 residentes en los Cayos de Florida, donde se comenzarían a sentir los primeros efectos de Wilma el domingo por la noche, para estar bajo su influencia completa el lunes, antes de que entre a la península, según los pronósticos.
El domingo el tránsito en la única carretera que une a los Cayos con el continente era ligero y se temía que la mayoría de los 80,000 residentes de esta cadena de islas hubiese decidido pasar el huracán en sus residencias, ignorando las órdenes de evacuación obligatoria emitidas desde el sábado.