Internacionales

Avión nigeriano perdió control por tormenta

La nave perdió el contacto minutos después del despegue. Previamente hubo una llamada de angustia de la tripulación, antes de que la aeronave entrara a una tormenta.

Las autoridades de Nigeria confirmaron que no hay señales de supervivientes entre los restos del avión que se estrelló anoche y analizan la posibilidad de que la tormenta eléctrica reinante hiciera al piloto perder el control del aparato.
La aeronave, un Boeing 737 de la compañía nigeriana Bellview Airlines, había despegado anoche desde Lagos, la principal ciudad de Nigeria, y tenía como destino Abuya, la capital, a unos 500 kilómetros de distancia.
Llevaba a bordo 118 personas, según la última lista dada a conocer por la compañía.
"Aparentemente no hay supervivientes, de acuerdo a lo que hemos visto", dijo a los periodistas el jefe de la Autoridad Nacional de Aviación Civil, Fidelis Onyenyiri.
Según el alto funcionario y las imágenes de televisión difundidas, la aeronave estaba repartida en varios trozos en el sitio del accidente y parcialmente enterrada.
La torre de control de Lagos perdió el contacto con el aparato minutos después del despegue. Previamente hubo una llamada de angustia de la tripulación, antes de que la aeronave entrara a una tormenta.
Según Oyenyiri, el clima no "era demasiado malo", aunque había una tormenta eléctrica. "Un avión al que le impacte un rayo puede hacer al piloto perder el control", dijo el representante oficial.
"Nuestra posición preliminar es que el piloto del avión parece haber perdido el control de la nave, y se fue para abajo", agregó Oyenriri.
La última lista proporcionada oficialmente indica que la aeronave llevaba 112 pasajeros, dos pilotos, un ingeniero de vuelo y tres auxiliares de cabina, hasta un total de 118 ocupantes.
Los restos del aparato fueron encontrados en la villa de Lissa, unos 50 kilómetros al norte de Lagos, aunque inicialmente se había informado de que había caído 200 kilómetros más al norte, en las proximidades de la ciudad de Kishi.
Bellview Airlines fue creada hace diez años y se había convertido en una de las empresas de aviación más exitosas del país. Casi todos sus vuelos son locales o entre los países de Africa occidental.
La empresa no había tenido ningún accidente aéreo desde que fue creada.
Fuentes presidenciales dijeron que el jefe de Estado, Olusegun Obasanjo, estaba supervisando personalmente las operaciones de rescate.
Además de esta tragedia, el gobernante fue informado hoy de que su esposa, Stella, de 59 años, falleció este domingo en un hospital de la provincia española de Málaga, al salir de una operación, según confirmaron fuentes oficiales nigerianas.