Internacionales

"Wilma" acelera su marcha hacia Florida

Expertos dicen que puede recuperar fuerza y regresar a la categoría tres en la escala Zafiro-Simpson. Gobernador mantiene estado de emergencia y ordenó la evacuación de 160 mil habitantes del sur del estado.

El huracán "Wilma" acelera su marcha hacia el sur del estado de Florida (EEUU) que se encuentra bajo máxima alerta y temeroso después de observar el lento y demoledor paso del ciclón por la península mexicana de Yucatán.

"Wilma" se desplaza por las cálidas aguas del Golfo de México a 13 kilómetros por hora, donde se abastecerá de "combustible" para transformarse en un peligroso huracán de categoría tres en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

Los meteorólogos vaticinan que posiblemente impacte el lunes a las por la mañana la costa suroeste de Florida, entre Fort Myers y los cayos, como un huracán de categoría uno o dos con vientos que superan los 160 kilómetros por hora.

Pero, por lo imprevisible de su intensificación, instan a los floridanos a prepararse para un huracán de mayor categoría.

"Estamos pidiendo a todo el mundo que se prepare para uno de categoría tres, por si acaso", dijo Ed Rappaport, director del Centro de Nacional de Huracanes de EEUU (CNH), con sede en Miami.

A diferencia de las treinta horas que "Wilma" estuvo golpeando a Yucatán con devastadores vientos de más de 200 kilómetros por hora, se moverá por el sur de Florida con un ritmo más acelerado debido a los vientos en la alta atmósfera que se encuentran en el área por donde se desplaza.

"Esa es una región de baja presión y la intensificación de la alta atmósfera acelerará los vientos que a su vez empujarán a 'Wilma' a un paso más rápido de entre 20 a 25 kilómetros por hora", dijo Michael Tichacek, meteorólogo del CNH.

El experto precisó que la "visita" del temido huracán durará entre ocho a doce horas, lo que es una buena noticia ante el sombrío panorama de Florida, porque mientras más rápido se desplace, castigará menos con sus vientos y lluvias.

Impactos antes de que toque tierra

Tichacek puntualizó que "Wilma" es un huracán de amplia circulación, más grande que el ciclón "Andrew", de categoría cinco, que arrasó el condado de Miami-Dade en 1992, por lo que se sentirán sus impactos aún antes de que toque tierra.

"Vamos a experimentar vientos y lluvias antes de la llegada del ojo y cuando esté cruzando la península floridana, serán más fuertes", explicó.

Se espera que a partir de la tarde y noche de hoy las bandas exteriores de "Wilma" anuncien su proximidad con copiosas lluvias y vientos de más de 90 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes.
El CNH pronostica que "Wilma", que ha dejado al menos veinte muertos a su paso por el Caribe y México, entrará por la costa suroeste y atravesará el sur de Florida para emerger posiblemente por el condado de Palm Beach, en la costa este del estado.

Severos daños

El año pasado, el huracán "Charley", de categoría cuatro, impactó la costa suroeste de Florida, ocasionando cuantiosos daños y la muerte de 17 personas.

Otros meteorólogos han vaticinado que los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach, en el sur de la península, podría ser severamente afectados por la pared que rodea al ojo del huracán, el llamado "lado sucio" del ciclón que contiene los vientos más intensos.

El sur de Florida tiene "aviso" de huracán (advertencia de su paso en 24 horas o menos) y las autoridades han emitido orden de evacuación que afecta a 160.000 personas, desde los cayos, en el extremo sur del estado, hasta la costa suroeste.

Jeb Bush, gobernador de Florida, urgió hoy a las personas que están en la ruta proyectada de "Wilma" y que han recibido órdenes de evacuación, abandonar la zona y buscar protección ante la inminente llegada del peligroso huracán.

"Un huracán está en camino a Florida, las personas deben evacuar y tienen muy poco tiempo para hacerlo. Si usted no lo ha hecho, esta es su última oportunidad para buscar sus provisiones", advirtió.

Las autoridades han abierto 23 refugios en el suroeste y sureste de Florida, también hay albergues para personas con necesidades especiales y para quienes tienen mascotas.

"Para aquellos que no desean dejar sus mascotas atrás, y sé que muchos de los floridanos aman sus mascotas como yo, hay refugios para ellos", informó Bush.

En cuanto a la gasolina, dijo que hay suficiente combustible en 29 barcos atracados en puertos de Florida, se han desplegado más de 2.000 guardias nacionales y ya hay más de 200 camiones con agua, hielo y comida.