Internacionales

Avión se estrella en Nigeria y no hay sobrevivientes


Un avión Boeing 737 de la compañía Bellview Airlines se estrelló anoche tras despegar de Lagos, Nigeria. Ninguno de los ocupantes del avión nigeriano ha sobrevivido, de acuerdo a las primeras imágenes del accidente difundidas por un canal de televisión.
El avión había despegado anoche desde Lagos, Nigeria, y tenía como destino Abuya, la capital del país, a unos 500 kilómetros de distancia.
Los restos del aparato fueron encontrados en la villa de Lissa, unos 50 kilómetros al norte de Lagos, un lugar distinto al que inicialmente se había anunciado, cerca de la ciudad de Kishi.
También se había hablado de la posibilidad de que hubiera sobrevivientes, pero los periodistas de la cadena de televisión AIT que llegaron al lugar del accidente dudan de que sea así.
Las informaciones que se han difundido sobre el accidente han sido muy confusas, tanto por el número de ocupantes como por el lugar del accidente y por la posibilidad de que hubiera sobrevivientes.
Según los últimos datos, en la aeronave viajaban 110 pasajeros y seis miembros de la tripulación. Perdió contacto con la torre de control minutos después de despegar desde Lagos.
Inicialmente fue buscado en aguas del océano Atlántico, pero posteriormente fuentes oficiales dijeron que los restos habían sido hallados cerca de la ciudad de Kishi, unos 290 kilómetros al norte de Lagos.
La portavoz presidencial, Oluremi Oyo, llegó a confirmar que había sobrevivientes, aunque no pudo precisar de cuántos se trataba.
Sin embargo, la cadena de televisión AIT difundió por primera vez las imágenes del accidente, que se produjo en Lissa, cerca de la ciudad de Ifo, unos 50 kilómetros al noroeste de Lagos.
Los restos del aparato estaban en una zona boscosa. En un área muy dispersa se pudieron ver partes de cuerpos humanos, efectos personales y trozos de la aeronave.
La zona no contaba con controles de seguridad, y los pobladores de la zona pululaban entre los restos de la aeronave.
Algunos de los habitantes de la comarca dijeron haber visto una luz brillante y un fuerte ruido el sábado por la noche.
Al conocer estos informes, los equipos de rescate que habían ido hacia Kishi, el primer lugar donde supuestamente había caído el avión, regresó y se han dirigido ahora hacia la villa de Lissa.