Internacionales

Confirman tres muertes por “Wilma”

Las autoridades aún no han podido cuantificar los daños debido a que el ciclón permanece sobre la zona y es imposible tomar alguna medida

Tres personas murieron en las últimas horas en los estados mexicanos de Quintana Roo y Yucatán como consecuencia de dos accidentes causados por el huracán "Wilma", informaron hoy fuentes oficiales.
Una persona falleció en el estado de Yucatán como resultado de las condiciones generadas por el Huracán "Wilma" después de que el viento arrancara una rama de un árbol y cayó sobre esta persona, dijo hoy el gobernador del estado de Quintana Roo, Patricio Patrón.
Otras dos personas murieron, dos niños, en Quintana Roo después de que un tanque de gas explotara ayer en Playa del Carmen e hiriera a siete personas, dijo a EFE el subdirector de Protección Civil estatal, Jaime Villasano.
Las muertes de los dos niños fueron consecuencia "de las quemaduras" que sufrieron, añadió el portavoz estatal.
Estas tres son las primeras víctimas como consecuencia directa del paso del huracán si bien una mujer murió electrocutada el pasado jueves mientras se preparaba para recibir el ciclón.
De los dos de Quintana Roo aún se desconoce la identidad, pero el gobernador Patrón ofreció más detalles de la otra muerte.
"Desgraciadamente el primer fallecido en una zona donde los vientos eran muy escasos lejana a donde están los vientos fuertes de 'Wilma', por eso les recomendamos no salir debido a que el viento derriba postes y árboles, como en este caso que una rama le cayó en la cabeza y lo mató", señaló el gobernante estatal.
Patrón indicó que el fenómeno continúa causando daños debido a que perdió velocidad y mientras más duran los vientos mayores son los destrozos, aunque la mayor preocupación es sobre la situación en la zona turística en Cancún, Playa del Carmen, además de Cozumel e Isla Mujeres.
De acuerdo con el más reciente reporte del Servicio Meteorológico Nacional, "Wilma" bajó a categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, de cinco, y se mueve lentamente sobre la zona, con vientos sostenidos de 180 kilómetros por hora y rachas de 220 kilómetros.
Patrón explicó que las autoridades aún no han podido cuantificar los daños debido a que el ciclón permanece sobre la zona y es imposible tomar alguna medida.
"Será hasta esta noche cuando baje la intensidad del huracán cuando los sistemas de seguridad puedan comenzar a evaluar los daños, y restablecer las comunicaciones con muchas zonas que actualmente están incomunicadas".
"No tenemos comunicación con la zona más afectada, sólo hay algunos reportes de alcaldes que salen de vez en cuando de sus refugios para tratar de ver los efectos", afirmó el gobernante.
Explicó que su gobierno está preparado para enviar todo tipo de ayuda material, como víveres y agua, y que las brigadas están listas para reabrir las carreteras hacia todas las zonas de Quintana Roo.
"Estamos listos para contribuir a reparar los daños para facilitar el paso para el transporte con la ayuda que vendrá de otras partes del país.
Según los reportes, toda la zona permanece inundada y hay severos daños materiales en la infraestructura, aunque las autoridades no han podido hacer una valoración precisa.