Internacionales

“Wilma” se debilita

Dejó más de 71 mil evacuados, daños en la infraestructura hotelera y más de 1 mil viviendas afectadas en Yucatán. Se espera el lunes llegue a La Florida.

El huracán Wilma pasó hoy a categoría tres (De un máximo de cinco), después de entrar a la Península de Yucatán, en el sureste de México, donde dejó 71.000 evacuados y grandes daños en el sistema hotelero y las viviendas de la región.

En Cancún, uno de los principales centros turísticos de la zona, las comunicaciones telfónicas y la electricidad están cortadas, mientras que en la isla de Cozumel los hoteles y comercios están anegados.

Playa del Carmen, una población 80 km al sur de Cancún, "está destrozada" por el paso del huracán Wilma, y se calcula que al menos 1.000 viviendas fueron dañadas, informó el sábado a la AFP Moisés Ramírez, comandante de Protección Civil en esa localidad mexicana.

"Playa está destrozada, tenemos mucha agua, están todos los postes (de luz) tirados, estamos inundados, Playa no es así", lamentó el funcionario vía telefónica, mientras hacía un recorrido por el poblado.

Según un recuento preliminar, los daños dejados por Wilma son "significativos", pues se calcula que "como 1.000 viviendas están afectadas", además de que no hay servicio eléctrico, ni telefónico, añadió Ramírez.

Pese a las advertencias de las autoridades, la mañana del sábado "la gente empezó a salir" a las calles de Playa del Carmen, donde fueron albergadas en refugios unas 4.200 personas, explicó.

Salvo siete heridos que el viernes sufrieron quemaduras por la caída de un tanque de gas, "el saldo es blanco en cuanto a la integridad de las personas", concluyó el comandante de Protección Civil.

El huracán se está desplazando sobre la península de Yucatán muy lentamente en dirección norte, con vientos de178 a 209 Km. por hora. Tenía su centro sobre el sudoeste de Cancún (México) y a 645 km al sudoeste de Key West (Florida). Se prevé que el lunes estará azotando los cayos de la Florida.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, el ojo del ciclón debería abandonar la península y adentrarse en el golfo de México hoy por la noche o en la mañana del domingo.

Wilma, con vientos de 185 km/h y rachas más fuertes, debería debilitarse a lo largo del día a medida que avance sobre tierra, indicó el NHC.

Los vientos de fuerza ciclónica (de más de 119 km/h) se extienden hasta 140 km del ojo del huracán, mientras los vientos de tormenta (hasta 118 km/h) llegan hasta 325 km del centro.

La amenaza de lluvias torrenciales sobre el oeste de Cuba y el sur de la Península de Yucatán ha puesto en guardia al NHC, que prevé precipitaciones de cerca de 1,30 metros y olas que pueden llegar a 3,5 metros sobre el nivel normal de la marea.