Internacionales

Elecciones bolivianas al borde del colapso


LA PAZ /AFP -Las elecciones bolivianas se encontraban el viernes al filo de la postergación o suspensión, después de que una propuesta de solución al problema de la reasignación de escaños legislativos del presidente Eduardo Rodríguez fue rechazada por la poderosa provincia Santa Cruz.
El gobernante reconoció el riesgo "de no llegar a elecciones", luego de fracasar una propuesta y una reunión político regional postuladas por él mismo en procura de un acuerdo que salve los comicios, dice una nota de la oficial Agencia Boliviana de Informaciones.
La realización de elecciones el próximo 4 de diciembre depende de que se solucione una redistribución de escaños parlamentarios ordenada por el Tribunal Constitucional por razones demográficas, en beneficio de algunos departamentos y en desmedro de otros.
Pese a que persisten las desavenencias entre las regiones involucradas en el entuerto y los congresistas no pudieron alcanzar acuerdos en casi un mes de debates, Rodríguez ha invitado de urgencia a su despacho a los principales candidatos a la Presidencia de la República, para tratar el asunto.
El mandatario sostenía por separado, tal vez en un último intento, encuentros con el cocalero Evo Morales, el ex presidente derechista Jorge Quiroga y el empresario Samuel Doria Medina, en busca de un pacto político que permita aplicar el fallo del Tribunal Constitucional (TC), que ordenó reasignar las cuotas de poder regional en el Legislativo.
Entre tanto, los diputados aplazaron para el martes el tratamiento de entre 4 y 5 proyectos de ley para la aplicación del concepto Constitucional.
El poderoso departamento de Santa Cruz, que no está dispuesto a resignar ni uno solo de los cuatro escaños adicionales a los 22 que ya tiene en la Cámara de Diputados (25 en el Congreso bicameral), rechazó en rotundo el planteamiento del presidente de asignarle sólo dos curules, al que calificó de "incoherente".
"Vamos a dejar (la solución) a la voluntad, a la responsabilidad de cada uno de los parlamentarios de los otros departamentos a que nos apoyen o no en nuestra propuesta" de aplicar el fallo del TC, "que no se puede ni debe negociar", insistió el jefe del bloque parlamentario de Santa Cruz, Williams Paniagua.
Rodríguez propuso aumentar dos bancas a Santa Cruz, reducir sendos curules a los depauperados distritos andinos de Potosí y Oruro y mantener invariable la representación de los otros seis departamentos.
La propuesta deja incólume la representación de La Paz (que debía perder un curul) y elimina las pretensiones del departamento de Cochabamba, de elevar de 21 a 23 el número de sus legisladores, en el caso de que se aplique a rajatabla el concepto del TC, que ha comenzado a demorar el calendario electoral y deja en suspenso las elecciones.
Tanto Santa Cruz como Cochabamba han rechazado la fórmula de solución presidencial, también observada por los congresistas de Oruro y Potosí, que no se resignan a ceder posiciones en el Congreso.
La diputada por Cochabamba, Marlene Fernández, urgió a sus colegas a cumplir la ley. "Yo entiendo la política del presidente de elegir el mal menor y ese mal menor no está cumpliendo con nada ni con el tema legal ni con el político", observó.
El bloque parlamentario de La Paz declinó comentar la propuesta de Rodríguez, mientras los de Oruro y Potosí la rechazaron en rotundo, resueltos incluso a adoptar medidas de fuerza para evitar ceder posiciones en el plenario.
Líderes civiles de Santa Cruz y de la sureña región de Tarija, donde se emplaza la ingente riqueza gasífera boliviana, advirtieron que celebrarán contra viento y marea las elecciones de prefectos (gobernadores), convocadas para el 4 de diciembre junto a las de presidente, vicepresidente y congresistas.
Rodríguez, cuyo mandato de 180 días está centrado en la organización de los comicios, realizaba un supremo esfuerzo por superar el brete electoral.
De persistir las desavenencias, Rodríguez podría zanjar el asunto por medio de un decreto y garantizar así las elecciones, según expertos en Derecho Constitucional.