Internacionales

Asesinan a abogado de Saddam Hussein

* Cuatro soldados iraquíes y cuatro estadounidenses mueren en distintos ataques

BAGDAD /AFP -El secuestro y asesinato, el jueves, de uno de los abogados del proceso de Saddam Hussein y la muerte de 10 personas, entre ellas cuatro soldados iraquíes y cuatro norteamericanos, según se informó este viernes, agudizan la violencia en Irak, en donde fue liberado el periodista británico Rory Caroll.
El cuerpo del abogado Saadun Janabi, muerto de una bala en la cabeza, fue encontrado detrás de una mezquita del barrio Ur de la capital, el jueves a las 21H30 locales, una hora después de su secuestro por hombres armados en su oficina, indicó una fuente del Ministerio de Defensa.
Pero una fuente del Ministerio del Interior dio una versión diferente, y señaló que el cuerpo había sido descubierto este viernes a media jornada.
El abogado representaba a Awad Ahmad al Bandar, un ex juez del tribunal revolucionario y adjunto del jefe del gabinete de Saddam.
El asesinato del abogado levantó la cólera de sus compañeros. El defensor del ex dictador, Jalil Dulaimi, criticó al Ejército estadounidense por la falta de protección de los implicados en el juicio.
"Irak está bajo protección de las tropas estadounidenses y nosotros los consideramos responsables. La Convención de Ginebra obliga a la fuerza de ocupación a defender a los ciudadanos del país ocupado", declaró Dulaimi al canal árabe de televisión Al Jazira.
El gobierno iraquí condenó el suceso y estimó que lleva la marca de "grupos terroristas". "El gobierno condena todos los asesinatos", declaró a la AFP el portavoz del gobierno, Leith Kubba.
Abren investigación
Kubba añadió que se ha abierto una investigación. Para este portavoz, el asesinato de Janabi "no parece motivado por una venganza". El secuestro fue llevado a cabo de "manera organizada" por hombres a bordo de dos vehículos, dijo, corroborando la versión de los servicios de seguridad.
"No vamos a ceder a los chantajes y las presiones", afirmó Kubba, que aseguró que el "gobierno propuso y continuará proponiendo una protección" a los abogados de la defensa en el proceso de Saddam.
Por otra parte, el primer ministro iraquí, Ibrahim al-Jaafari, afirmó el viernes por la noche que el juicio de Saddam Hussein es un tema iraquí y que de ninguna manera será transferido fuera del país.
"El proceso es un tema puramente iraquí, que debe desarrollarse en el territorio (iraquí), y está fuera de consideración transferirlo fuera del país", dijo Jaafari a periodistas durante una comida de ruptura del ayuno musulmán.
El primer ministro consideró que quienes secuestraron y mataron a Sadun al-Janabi "querían, quizá, mediante este acto, alcanzar ese objetivo", es decir, que el juicio fuese transferido.
"Piensan que actuando así, pueden recusar al tribunal y hacer creer que el abogado fue asesinado porque defendía a uno de los responsables del viejo régimen", destacó.
Por otra parte, el periodista del diario británico The Guardian, liberado el jueves en la noche después de 36 horas de detención, se encontraba este viernes "seguro" en la Embajada británica en Bagdad, según fuentes diplomáticas.
El periodista irlandés, de 33 años, que lleva nueve meses trabajando como corresponsal en Irak, afirmó haber sido secuestrado por chiítas que querían canjearlo por seguidores del jefe radical chiíta Moqtada Sadr.
"Mi temor era que me vendieran a grupos sunitas o islamistas", añadió Carroll, secuestrado por hombres armados después de una entrevista con una víctima de Saddam en Sadr City, un barrio popular y pobre de Bagdad con mayoría de población chiíta.
Ataques se multiplican
Mientras tanto, los ataques se multiplicaban en todo el país, con el resultado de 10 muertos en las últimas horas. Seis iraquíes, entre ellos cuatro miembros de las fuerzas de seguridad, perdieron la vida este viernes en diferentes atentados al norte de Bagdad.
El más mortífero ocurrió en Taji (a 30 kilómetros al norte de la capital), donde tres soldados perecieron cuando un grupo de hombres armados disparó contra el autobús que les transportaba, precisó una fuente del Ministerio de Defensa.
El Ejército estadounidense, por su lado, informó en dos comunicados el viernes que cuatro de sus soldados, entre ellos tres marines, murieron el jueves en dos ataques que se registraron al oeste de Bagdad.