Internacionales

“Wilma” toca tierra

Pinar del Río, en Cuba, sufrió los mayores embates por las lluvias en el Caribe, dejando a más de 100 mil evacuados

Los vientos máximos sostenidos del huracán "Wilma" bajaron de 230 a 225 kilómetros por hora, después de que la pared del ojo llegara hoy a la isla de Cozumel, en México, y hace pocos minutos tocara tierra firme en la península de Yucatán, informó el director del Centro Nacional de Huracanes de EEUU (CNH), Max Mayfield.
Hasta el momento, "Wilma" se mantiene como un peligroso ciclón de categoría cuatro.
"Es posible que ocurran fluctuaciones antes de que el 'Wilma' toque tierra (firme) en la costa noreste de la península de Yucatán", según el boletín de las 18.00 GMT (12:00 hora de Nicaragua) emitido por el (CNH) de EEUU, con sede en Miami.
El ciclón permanece en la penúltima categoría de la escala de intensidad Saffir-Simpon de un máximo de cinco y tiene poder para causar daños catastróficos, según explicó a los periodistas Mayfield.
El ojo del huracán se encontraba cerca de la latitud 20 grados norte y longitud 86,7 grados oeste, a 25 kilómetros al este-sureste de Cozumel.
"En esta trayectoria el ojo del 'Wilma' estará sobre Cozumel durante las próximas horas y cerca de la costa noreste de la península de Yucatán esta noche", precisó el CNH.

Cuba y Florida afectados

Intensas lluvias están castigando a Cozumel y a la ciudad turística de Cancún, en Yucatán, mientras que las bandas exteriores del huracán arrojan precipitaciones sobre el occidente de Cuba y en los cayos de la península estadounidense de Florida.
Sigue con un lento desplazamiento de siete kilómetros por hora con ruta hacia el noroeste y los pronósticos de computadora indican que estará sobre territorio mexicano dos días, para luego emprender la marcha hacia la costa oeste de Florida, pasando por el occidente de Cuba.
En Florida, las autoridades han pedido a los residentes de los cayos, un rosario de islotes en el extremo sur del estado, que evacuen de manera voluntaria para evitar congestionar el fin de semana la única carretera que los une con tierra firme.
Mientras, en la costa suroeste de Florida ya las evacuaciones son obligatorias para el condado de Collier, en especial para los residentes de Marco Island y Naples, posibles áreas de impacto del huracán.

Ciclón de grandes proporciones

Se espera que el "Wilma" se abalance en algún lugar de la costa oeste, entre Tampa y los cayos, el próximo lunes por la tarde como un huracán de categoría dos.
"El mensaje es no bajar la guardia todavía. Queremos que todo el mundo en los cayos y en las zonas del sur de Florida presten mucha, pero mucha atención (al huracán)", dijo Mayfield en conferencia de prensa.
El experto estadounidense dijo que el ciclón es inusualmente grande: el diámetro del ojo es de 56 kilómetros y sus vientos de fuerza de tormenta tropical se extienden a 325 kilómetros desde el centro.
Mayfield adelantó que posiblemente el sábado emitan para Florida una "vigilancia" de tormenta y de huracán (advertencia de su paso en 36 horas), seguida por un "aviso" (24 horas) el domingo.
Los meteorólogos temen que "Wilma" ocasione una marejada ciclónica entre tres y ocho metros de altura.
Está vigente un "aviso" de huracán (advertencia de su paso en 24 horas) desde San Felipe a Chetumal, en Yucatán, incluyendo Cozumel y las islas cercanas, mientras que se mantiene un "aviso" de tormenta tropical y una "vigilancia" (paso 36 horas) de huracán para el oeste de San Felipe hasta Celestun, en México.
También hay un "aviso" de tormenta tropical desde la frontera entre el sur de México y la ciudad de Belice, en Belice, y para las provincias cubanas de La Habana, Ciudad de La Habana, Pinar del Río y la isla de la Juventud.
Una "vigilancia" de huracán se mantiene para las provincias de Matanzas hasta el oeste de Pinar del Río, en Cuba.