Internacionales

Pinochet desaforado

• La decisión de la Corte Suprema chilena abre la vía definitiva para que Pinochet, sea procesado por evasión tributaria y corrupción.

Santiago / AFP

La Corte Suprema de Chile desaforó hoy al ex dictador Augusto Pinochet, para que sea enjuiciado por fraude tributario y otros delitos vinculados con las cuentas secretas que mantuvo en bancos de Estados Unidos y otros países.

El máximo tribunal del país ratificó con esta decisión el dictamen que hace cuatro meses aprobó la Corte de Apelaciones de Santiago, cuando privó de su inmunidad al general Pinochet para que sea sometido al juicio en el que también su esposa y el menor de sus cinco hijos aparecen inculpados como cómplices.

Aunque inicialmente no se informó sobre la votación que se registró en la corte, trascendió que los jueces confirmaron el desafuero que aprobó el tribunal de apelaciones por los delitos de fraude tributario, uso malicioso de instrumento público y omisión de información en una declaración jurada.

El juez Sergio Muñoz, que investigó por más de un año el origen de los bienes de Pinochet, tras el descubrimiento de sus cuentas en el Riggs Bank de Washington y otros bancos del exterior, asumió en la víspera como integrante de la Corte Suprema y no continuará con el proceso.

Pero el juez Jorge Zepeda, que según fuentes judiciales tomará en sus manos la investigación, quedó en condiciones de interrogar a Pinochet y ordenar su arresto, si considera que hay pruebas suficientes que demuestren los delitos que se le atribuyen.

En el caso de la evasión tributaria, el estatal Servicio de Impuestos Internos (SII) acusó a Pinochet de omitir la información legal sobre la cuantía de sus bienes y entregar en cambio una declaración "maliciosamente incompleta".

El abogado del servicio tributario, Rodrigo Véliz, reclamó en las audiencias de la Corte Suprema el pago de 5 mil 754 millones de pesos (casi 11 millones de dólares).

El uso malicioso de instrumento público fue acreditado por el juez Muñoz, cuando estableció que Pinochet exhibió pasaportes adulterados y nombres supuestos para abrir cuentas en bancos extranjeros y empleó documentos falsificados de la Subsecretaría de Guerra para acreditar ante esos bancos su patrimonio en Chile.

La omisión de información en una declaración jurada se remonta a fines de 1989, cuando Pinochet se aprestaba a entregar el poder que ejerció desde 1973 y declaró los bienes que poseía en un documento notarial, donde sin embargo no consignó las cuentas que mantenía en el exterior.

A estos tres delitos, el juez Muñoz aceptó el lunes agregar una denuncia sobre malversación de fondos públicos y acogió un nuevo pedido de desafuero que deberán tramitar las cortes.
Las cuentas secretas en bancos de Estados Unidos y Europa fueron descubiertas a mediados de julio del año pasado por una comisión del Senado norteamericano que investigaba operaciones de lavado de dinero para financiar organizaciones terroristas.

En la investigación de esta trama financiera en Chile, el juez Muñoz ordenó el pasado 10 de agosto el arresto de la esposa de Pinochet, Lucía Hiriart, y el menor de sus cinco hijos, Marco Antonio Pinochet Hiriart, a quienes inculpó como cómplices.

La ex primera dama recuperó su libertad al día siguiente, mientras su hijo fue liberado tres semanas después.

Ambos, sin embargo, enfrentan una nueva orden de detención si dentro de cinco días no cumplen con el trámite del fichaje a que deben ser sometidos en el juicio donde aparecen como cómplices del fraude tributario, informaron este miércoles fuentes judiciales.

La orden fue despachada por el juez Sergio Muñoz, antes de integrarse a la Corte Suprema, quien dispuso que Lucía Hiriart y su hijo sean fichados, como sucede en Chile con todos los reos.

La decisión de la Corte Suprema se produce un día después de que Pinochet empezara a ser sometido a exámenes médicos para determinar si está en condiciones de enfrentar un juicio por los crímenes de la "Operación Colombo", un plan de la dictadura militar en 1975 para eliminar opositores haciendo aparecer sus muertes como un producto de guerras internas.