Internacionales

Dispositivo para detener a Lucio Gutiérrez

Efectivos de la Policía se riegan por todos los aeropuertos ecuatorianos y refuerzan vigilancia en otras zonas

La Policía se mantiene alerta en diferentes aeropuertos de Ecuador para detener al ex presidente Lucio Gutiérrez si regresa al país tras renunciar a su asilo en Colombia.
Gutiérrez, que fue destituido de la Presidencia el pasado 20 de abril por el Parlamento que adujo "abandono del cargo", renunció ayer al asilo que le otorgó Bogotá el pasado 4 de octubre y anunció su retorno a Ecuador para "recuperar el poder".
Desde Colombia, Gutiérrez informó de que viajará a las 4:00 p.m. de hoy (hora de Nicaragua) a la ciudad de Manta para iniciar la recuperación del poder.
"Vamos a regresar a Ecuador esta tarde y si me quieren detener que lo hagan", dijo Gutiérrez a una radio colombiana.
El vocero de la Policía de Ecuador, Juan Zapata, dijo hoy que están en "alerta" en todos los aeropuertos del país, en especial en el de Manta, a 390 kilómetros al suroeste de Quito.
"Se ha dispuesto que el personal policial esté atento para dar cumplimiento a una orden de prisión que está vigente. Son procedimientos normales, como lo hacemos con cualquier persona que tiene una orden de prisión", dijo Zapata a EFE.
Seguridad por todas partes
La seguridad policial no se limita a los aeropuertos, también en el puente internacional de Rumichaca, en la provincia de Carchi, fronteriza con Colombia, se ha redoblado la vigilancia.
El comandante de Policía de Carchi, Jorge Guerrón, informó de que se han repartido diversas unidades policiales en todos los destacamentos fronterizos.
El ex presidente está acusado de "atentar contra la seguridad del Estado", por unas declaraciones que hizo en Estados Unidos contra el Gobierno de Alfredo Palacio, su ex vicepresidente y sucesor, y por incitar a la población a desconocer al jefe de Estado.
La Corte Superior de Quito ordenó la prisión preventiva de Gutiérrez, con fines de investigación, aunque grupos de derechos humanos también lo han acusado de violaciones a esos derechos cometidos por su administración antes de su salida del poder.
Zapata aseveró que se ha reforzado la seguridad en los aeropuertos: "La Policía tiene que actuar de acuerdo a la magnitud de los hechos. La venida de un ex presidente siempre llama la atención a la gente y no podemos dejar de tomarlo con responsabilidad".
El vocero de la Policía reiteró que tienen la orden de "dar cumplimiento a una disposición legal (detención) que está vigente".
La llegada de Gutiérrez a Ecuador es "una posibilidad, no estamos seguros ni hemos confirmado que él venga porque es una decisión personal del señor ex presidente", dijo Zapata.
Reiteró que Gutiérrez, un ex coronel del Ejército, será trasladado a Quito desde cualquier "puerto en que la Policía lo encuentre".
Zapata anotó que el ex presidente sería trasladado al penal García Moreno, el de máxima seguridad del país, y que está situado en el centro de Quito, en una zona cercana al Palacio presidencial de Carondelet, que Gutiérrez ocupó desde enero de 2003 hasta abril pasado.
No obstante, el vocero de la Policía señaló que "si alguna autoridad (judicial) dispone que (Gutiérrez) sea trasladado a cualquier cárcel, la Policía sólo tiene que cumplir".
De darse el caso, Gutiérrez sería el tercer ex presidente de Ecuador detenido por la Policía.
Fabián Alarcón (1997-1998) estuvo varios meses detenido en una cárcel especial en Quito por estar presuntamente envuelto en la supuesta contratación ilegal de personal en el Parlamento cuando presidía la institución, acusación que luego fue desestimada.
También el ex presidente Gustavo Noboa cumple un arresto domiciliario desde hace varios meses al estar implicado en un supuesto perjuicio al Estado en la renegociación de la deuda externa, lo que el ex gobernante descarta.
En tanto, decenas de personas han comenzado a concentrarse para manifestarse en favor de Gutiérrez en un parque de Quito, vigilado por al menos cincuenta policías con equipo anti motines.