Internacionales

Policía ecuatoriana advierte a Lucio Gutiérrez


La Policía de Ecuador detendrá al ex presidente Lucio Gutiérrez, si llega a Quito o a cualquier parte del país, pues en su contra pesa una orden de prisión por "atentar contra la seguridad del Estado", informó hoy el ministro en funciones de Gobierno (Interior), Galo Chiriboga.
Gutiérrez, que fue destituido del poder el pasado 20 de abril, "tiene que estar sometido a los jueces y éstos han emitido una orden de prisión, y el Gobierno tiene la obligación que esto se cumpla", subrayó Chiriboga.
El ministro dijo que la Policía tiene "la disposición que se cumpla las órdenes" de la justicia, pero remarcó que el Ejecutivo dará "todas las garantías" a Gutiérrez para que se defienda de las acusaciones.
En junio pasado, el entonces ex ministro de Gobierno, Mauricio Gándara, acusó a Gutiérrez de "atentar contra la seguridad del Estado", por unas declaraciones que hiciera contra el gobierno del actual presidente, Alfredo Palacio, y por incitar a la población a desconocer a su sucesor.
“Una bofetada a Estados que lo protegen”
Chiriboga, que ayer asumió el Ministerio del Interior y que también es titular de la cartera de Trabajo, indicó a la emisora Radio Quito que la renuncia al asilo que ha hecho Gutiérrez en Colombia, "es una bofetada más" que el ex presidente ha dado a los Estados que le han acogido.
"Si el señor Gutiérrez llega al Ecuador será sometido a los jueces que tienen iniciados los procesos en su contra", reiteró Chiriboga, y dijo que solicitará a la Policía una mayor agilidad para resolver varios casos que no se han resuelto y que están relacionados con el gobierno del ex mandatario.
Por su parte, el jefe de la Policía, Juan Zapata, indicó que la institución tiene la orden de apresar a Gutiérrez y llevarlo al "Penal García Moreno" de la capital.
Se trata, dijo Zapata, de una operación normal de la Policía, que supone también el control en fronteras y puertos, por si el ex presidente no llega a la capital y decide ir a otra región.
Los policías en todo el país tiene la orden de tomar "las precauciones para cumplir esta disposición", subrayó Zapata.
Gutiérrez fue destituido el pasado 20 de abril por el Congreso, que adujo "abandono de cargo", y que en esa misma fecha encargó el poder a Alfredo Palacio, que era el vicepresidente.
La destitución se dio en medio de multitudinarias protestas en Quito que exigían su renuncia. Durante esas manifestaciones se registraron algunos hechos violentos, que dejaron como resultado a una persona muerta y varias heridas