Internacionales

Más de mil niños huérfanos en Guatemala


Estimaciones preliminares del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) indican que el 50% de la población afectada por las inundaciones en Guatemala son niños y adolescentes, de los cuales unos 1,200 quedaron huérfanos.
La representante de Unicef para Guatemala, Gladys Acosta, pidió al gobierno del presidente Oscar Berger impulsar acciones para prevenir enfermedades en las zonas devastadas, así como apoyo sicológico a los menores, con la intención de ayudar a superar los traumas ocasionados por la tragedia.
Acosta considera vital la atención profesional debido a que cientos de niños han sufrido la pérdida de sus padres, hermanos, amigos; enfermedades y heridas físicas y sicológicas. “Su entorno ha desaparecido, han perdido seres queridos, hay que dar prioridad y atender sus necesidades básicas”, demandó.
El procurador General de la Nación, Roberto Molina, dijo que investigaciones de la entidad revelan que al menos 1,200 menores se habrían quedado huérfanos tras la tragedia, que ocasionó la muerte de más de 2,000 personas, según los socorristas.
El funcionario explicó que personal de esa entidad, apoyado por delegados de la Procuraduría de Derechos Humanos, realizará censos en los distintos albergues para determinar la cantidad exacta de niños en esa situación.
Luego se buscará a familiares cercanos para entregarlos; de lo contrario, serán llevados a dos hogares de la Procuraduría, donde permanecerán mientras son dados en adopción.