Internacionales

Violencia cobra más de cuarenta muertos en Irak


Un nuevo brote de violencia dejó 46 muertos este martes en Irak, 37 de ellos en atentados suicidas en Bagdad y el norte del país, a cuatro días del referéndum sobre el proyecto de la nueva Constitución que los rebeldes han prometido sabotear.
Decenas de iraquíes más resultaron heridos en estos ataques que confirmaron los temores de un recrudecimiento de la violencia a medida que se acerca la fecha de la consulta, considerada esencial para el proceso político del que depende la partida de las tropas extranjeras.
El atentado más mortífero se registró en un mercado muy frecuentado de Tall Afar. “Treinta personas murieron y otras 45 resultaron heridas” en este ataque, declaró el general Najim Abdalá, jefe de la Policía de esta ciudad situada 80 kilómetros al oeste de Mosul.
La rama iraquí de Al Qaida, dirigida por Abu Mussab al Zarqaui, reivindicó por internet el sangriento atentado, que tenía como objetivo a policías iraquíes.
“Uno de los leones de la unidad Al Baraa Ibn Malek candidato al suicidio llevó a cabo un ataque heroico contra una reunión de la policía impía y la Guardia Nacional en Daurat Al Qalaa, en Tall Afar, en el edificio ‘Thabet Bachar’ que les sirve de base”, se lee en este comunicado de la Organización Al Qaida en Mesopotamia.
En el oeste de Bagdad, cinco soldados y dos civiles iraquíes murieron y otras cuatro personas fueron heridas en otro atentado suicida con coche bomba. Según la policía, un kamikaze lanzó su automóvil contra un retén del ejército en el barrio Amriya de la capital.
Unas horas antes, un tercer atentado suicida contra una patrulla de la policía en Dura, en el sur de la capital, dejó tres agentes heridos, según una fuente del Ministerio del Interior.
Nueve iraquíes murieron en otros ataques, entre ellos dos mujeres policías en Bagdad. Veinticinco personas más resultaron heridas en estos ataques y 16 en un incendio provocado por disparos de mortero contra un mercado de Bagdad.