Internacionales

Coche bomba estalla al norte de Bogotá


Nueve personas resultaron heridas la noche del lunes en el norte de la capital colombiana por la explosión de un carro bomba en un atentado contra el senador colombiano Germán Vargas Lleras, aseguró a la AFP la Policía colombiana.
“El senador salió de una entrevista en la sede de la emisora Caracol cuando al paso de su vehículo explotó un carro bomba, que dejó nueve personas heridas, varias de ellos de gravedad que están siendo trasladados a centros hospitalarios”, dijo a la AFP una fuente de la Policía Metropolitana.
“No puedo describir nada. Estoy pendiente de la vida de mis escoltas. Sé que quedaron heridos y no puedo hablar”, dijo angustiado Vargas Lleras a Caracol, minutos después del atentado en su contra.
El coche bomba se hallaba estacionado en una calle del norte de Bogotá y explotó hacia las 22:15 horas del martes. Según versiones recogidas por la radio local, tres de los nueve heridos serían parte de la escolta del congresista.
El presidente colombiano, Alvaro Uribe, llegó al sitio del atentado hacia las 23 horas locales del martes) junto a su ministro del Interior y Justicia, Sabas Pretelt.
“Deploramos esto y nos duele profundamente”, dijo Uribe, al anunciar que su gobierno ofreció una recompensa de 500 millones de pesos (220,000 dólares) a quienes suministren información que conduzca a la captura de los autores del atentado.
“Vamos a hacer todos los esfuerzos para ver cómo los capturamos y evitamos el resurgir del terrorismo. Afortunadamente no le pasó nada al senador, y dos de los tres heridos que se trasladaron a centros asistenciales se encuentran bien. El otro tiene algunos traumas y está siendo sometido a análisis”, añadió Uribe.
El mandatario también dijo que en el hecho resultó levemente herido el vigilante de un edificio. “El atentado es grave y debemos capturar a estos bandidos. Nos tenemos que aplicar con toda la fuerza, Policía, Ejército y ciudadanía para capturar a estos bandidos”, concluyó Uribe.
Por su parte, el ministro Pretelt celebró que el congresista haya salido ileso del atentado. “Gracias a Dios el senador está bien. Desafortunadamente, hay unos heridos. Lamento mucho que se sigan presentando estas situaciones de terror”, dijo el funcionario en diálogo con medios locales.
Vargas Lleras, de 43 años, es nieto del ex presidente colombiano Carlos Lleras. Llegó al Senado en 1998. El congresista, cercano al gobierno de Alvaro Uribe, es uno de los impulsores de la reelección. Cuando fue presidente del Congreso, en diciembre de 2002, Vargas Lleras fue víctima de un primer atentado con una carta bomba que le dejó entonces lesiones en su cara y sus manos.