Internacionales

Angela Merkel nueva canciller de Alemania


Los dirigentes democristianos (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) alemanes lograron un acuerdo este lunes para que Angela Merkel presida el nuevo gobierno de gran coalición entre ambos campos políticos, poniendo fin a una pugna de tres semanas para hacerse con la cancillería.
El Partido Socialdemócrata (SPD), la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y su partido hermano la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) llegaron a un acuerdo para que la presidenta de la CDU, Angela Merkel, sea la sucesora de Gerhard Schroeder, desactivando la crisis política que paraliza desde hace tres semanas al mayor país europeo y locomotora de la Unión Europea.
La CDU se pronunció unánimemente por el inicio de las negociaciones, el SPD en cambio lo hizo por gran mayoría. “Estamos hoy en una encrucijada decisiva”, no hay otra alternativa razonable para seguir adelante con las reformas en Alemania, dijo Angela Merkel en conferencia de prensa, tras la reunión del directorio de la CDU.
La gran coalición “tiene que ser una coalición de nuevas posibilidades”, que tome en cuenta la gran preocupación del país por crear nuevos puestos de trabajo, agregó. Schroeder no integrará el nuevo gobierno, pero continuará trabajando internamente en el SPD y participará en la comisión de negociación para la formación del nuevo gobierno, dijo el presidente del Partido Socialdemócrata, Franz Muentefering.
Muentefering rehusó, sin embargo, pronunciarse sobre el futuro político de Schroeder, subrayando que los temas personales no fueron abordados en la reunión de este lunes del directorio del SPD. Tampoco hubo ninguna decisión sobre las atribuciones de las diversas carteras ministeriales, señaló el presidente del SPD, quien desmintió los rumores sobre probables nombramientos para los ministerios de Relaciones Exteriores o de Finanzas, que quedarán en manos de los socialdemócratas.
Las negociaciones para la formación de un gobierno de gran coalición comenzarán el próximo lunes y se extenderán hasta el 12 de noviembre. El nuevo parlamento federal alemán (Bundestag) realizará su sesión constitutiva el 18 de octubre, pero deberá aguardar hasta el final de las negociaciones entre democristianos y socialdemócratas para elegir a la canciller.
Previamente, los partidos comprometidos en estas negociaciones deberán realizar congresos extraordinarios para sellar definitivamente los acuerdos alcanzados en las negociaciones. Los dirigentes de los dos campos políticos aceptaron la designación de Merkel en una reunión de alto nivel celebrada el domingo por la noche.
Desde las elecciones legislativas anticipadas del 18 de septiembre, el SPD de Gerhard Schroeder cuestionaba la victoria de la CDU-CSU, que sólo dispone de cuatro escaños de ventaja sobre el SPD en el parlamento federal, el Bundestag (226 contra 222).
Por su parte, el nuevo presidente del Bundestag) será el democristiano Norbert Lammert, según fuentes de la CDU. Lammert sucederá en el puesto al socialdemócrata Wolfgang Thierse, quien presidió la Cámara Baja en la última legislatura.
La CDU dio unánimemente el visto bueno a la formación de un gobierno de gran coalición con los socialdemócratas (SPD) presidido por Merkel. Poco antes, el ejecutivo del SPD había aceptado por amplia mayoría la formación de un gobierno de gran coalición dirigido por la conservadora Merkel y la apertura de negociaciones formales con la CDU/CSU.
Tras las negociaciones entre dirigentes del SPD y de los conservadores (CDU-CSU), los socialdemócratas deberían obtener a cambio puestos clave en el futuro gobierno, principalmente Relaciones Exteriores, Finanzas, Trabajo y Justicia. El SPD también tendrá las carteras de Medio Ambiente, Cooperación Económica y Desarrollo, Salud y Transportes.
Además de Merkel y de su ministro de Estado en la cancillería, los conservadores se quedarían con los ministerios de Economía, Interior, Defensa, Defensa del Consumidor y Agricultura, Educación e Investigación Científica, y Familia.