Internacionales

Aumenta cifra de muertos en Guatemala

Pobladores hablan de 3 mil soterrados, mientras se dificultan trabajos de rescate por la dificultad para llegar hasta la zona del desastre

Los cuerpos de socorro rescataron hoy los cadáveres de 133 personas que desde tres días fueron aplastadas por un alud de tierra en una comunidad indígena del oeste del país, con lo que la cifra oficial de fallecidos por las lluvias ascendió a 652.
Un portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), dijo a ACAN-EFE que los cadáveres fueron rescatados en Tacaná, una comunidad indígena ubicada a unos 280 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, fronteriza con México.
"Lamentablemente hasta hoy no fue posible llegar a ese lugar, ya que los derrumbes en las carreteras y el mal tiempo lo habían impedido. Estas personas quedaron soterradas por un alud que destruyó sus residencias", precisó la fuente.
El pasado viernes, habitantes de comunidades vecinas habían rescatado ya unos 150 cadáveres en ese mismo lugar.
Hablan de hasta 3,000 víctimas
Aunque oficialmente la cifra de personas desaparecidas es de 384, diversas fuentes consideran que la misma podría ser ampliamente superada debido a que las denuncias de personas que podrían estar enterradas bajo el lodo supera los 3.000.
El poblado indígena de Panabaj, ubicado en el municipio de Santiago Atitlán, a unos 180 kilómetros al oeste de la capital, el cual quedó completamente soterrado por un alud desde el pasado miércoles, y en donde se cree quedaron sepultadas unas 3.000 personas, fue declarado ayer, domingo, camposanto por las autoridades municipales.
Los trabajos de rescate en Panabaj fueron suspendidos el sábado por la noche, debido a la falta de equipo para trabajar, y ante el temor de que los cadáveres ya descompuestos puedan provocar un brote de epidemias.
Se espera que en las próximas horas lleguen a ese lugar especialistas sanitarios del ministerio guatemalteco de Salud, para coordinar los trabajos de sellado del improvisado cementerio.
Contingentes de bomberos y paramédicos especialistas en desastres naturales, provenientes de España y Francia, con equipos especiales y auxiliados de perros, se han unido a los cuerpos de socorro locales para contribuir en las labores de rescate en las comunidades en donde se han reportado personas desaparecidas.
Nicaragua envía socorristas
Un portavoz de los Bomberos Voluntarios de Guatemala, dijo a ACAN-EFE que se espera que en las próximas horas arriben al país más socorristas procedentes de Italia, Nicaragua y México.
El informe oficial de la Conred señala que 130.139 personas han sido damnificadas de forma directa, 89.675 reciben ayuda en los 280 albergues habilitados, 1.291 viviendas fueron destruidas, 5.225 afectadas, y 421 comunidades de doce de los 22 departamentos fueron golpeadas por los estragos causados por la tormenta tropical "Stan".
Sin embargo, el vicepresidente guatemalteco, Eduardo Stein, aseguró que la cantidad de damnificados de forma directa por el fenómeno natural puede superar los 3,5 millones de habitantes, porque en muchos lugares se carece de los servicios básicos como agua y energía.