Internacionales

El horror superó imaginación


Entre 19,000 y 30,000 personas murieron en Pakistán en el violento terremoto del sábado, según cifras provisionales difundidas ayer domingo por fuentes militares y del propio gobierno local de Cachemira, la región más devastada. El terremoto sacudió al mismo tiempo a Pakistán, India y Afganistán.
Según informó este domingo el ministro paquistaní del Interior, Aftab Sherpao, la cifra de muertos en su país se eleva oficialmente a 19,136, además de 42,397 heridos de gravedad. Al mismo tiempo, un funcionario local de la región de Cachemira paquistaní avanzó la cifra probable de 30,000 muertos.
El gobierno de Pakistán declaró tres días de duelo nacional, a partir de este mismo domingo, debido a la gravedad de la tragedia.
"El horror supera la imaginación", afirmó el ministro del Interior en una conferencia de prensa en Islamabad. "Por el momento, tenemos 19,136 muertos y 42,397 heridos confirmados, pero el balance aumenta de hora en hora", agregó.
Por su parte, el ministro local de Comunicaciones de la zona de Cachemira controlada por Pakistán, Tariq Farooq, se refirió a una cifra también provisional de 30,000 muertos.
"Nuestro cálculo provisional es que más de 30,000 personas murieron a causa del sismo en Cachemira", declaró el domingo a la AFP Tariq Farooq.
"Hay ciudades y pueblos que fueron totalmente destruidos. Muzaffarabad (la capital de la Cachemira paquistaní) fue devastada", agregó.
Este balance colocaría el sismo al nivel de los más importantes en los últimos 15 años, acercándose a los 31,000 muertos registrados el 26 de diciembre de 2003 en la ciudad iraní de Bam (sureste), luego de un temblor de tierra de 6,4 ó 6,7º de magnitud, según las fuentes.
"Esta catástrofe es de lejos la más importante por su magnitud y efectos de la que hayamos sido testigos en la historia de Pakistán", declaró el portavoz de las Fuerzas Armadas paquistaníes, el general Shaukat Sultan, quien poco antes había dado a su vez un balance de 18,000 muertos y 41,000 heridos.
Cifras pueden aumentar
"Numerosas regiones no han sido todavía visitadas. El balance podría crecer a medida que lleguemos a nuevas zonas y que encontremos más cadáveres enterrados bajo los escombros", agregó el general este domingo.
"La mayoría de las víctimas se registraron en Cachemira y en la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP)", ambas situadas en el norte de Pakistán, precisó.
El epicentro del sismo se registró a unos 100 km al noreste de Islamabad.
El temblor afectó también el norte de la India, donde por lo menos 600 personas murieron y más de 1,000 resultaron heridas, según un balance oficial todavía provisional.
El sismo tuvo menos efectos en el este de Afganistán, donde no se había dado todavía un balance detallado sobre víctimas y daños materiales.
El general paquistaní precisó que helicópteros militares se dirigían hacia las zonas devastadas e hizo un llamado a la comunidad internacional a movilizarse a favor de una ayuda masiva. Como respuesta, la comunidad internacional empezó este mismo domingo a enviar ayudar de urgencia hacia los países afectados por el violento terremoto.
"Llamamos a la ayuda internacional, tenemos suficientes medios humanos, pero requerimos ayuda financiera" para enfrentar esta tragedia, declaró el presidente paquistaní Pervez Musharraf a la agencia estatal de noticias que Pakistán.
"Tenemos mucha necesidad de medicamentos, carpas y helicópteros para llegar a la gente en las regiones alejadas e incomunicadas del mundo", agregó.
Respuesta inmediata
La Unión Europea indicó que desbloqueará tres millones de euros (1 euro = 1.21 dólares). Francia envió 25 militares de la Seguridad Civil. Partieron también equipos de socorro británicos, japoneses y chinos. Rusia envió un equipo del Ministerio de Situaciones de Urgencia.
El presidente estadounidense George W. Bush indicó que los "primeros elementos de asistencia estaban siendo enviados", y se refirió a "una asistencia suplementaria si fuera necesario" para socorrer a los damnificados por esta "horrible tragedia".
La Unicef, una agencia de la ONU especializada en la protección de la infancia, hizo llegar una primera ayuda (cobijas, ropas, carpas, medicamentos y comida para bebés, entre otros).
"La devastación es total en varias zonas. Las carreteras están bloqueadas y nos faltan por lo menos 24 horas para tener más informaciones", declaró a la AFP el jefe de la policía de la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP), Riffat Pasha.
Según Iqbal Ahmed, un oficial de Policía de Mansehra (norte de Pakistán), el "90% de las casas de las tres ciudades del distrito de Mansehra fueron arrasadas".
"Pueblos enteros fueron arrasados" en Cachemira, dijo a la AFP un oficial del Ejército encargado de los servicios de socorro locales.
Cerca de la ciudad de Balakot, en la NWFP, numerosos poblados están en ruinas y los daños son enormes.
Deslizamientos de tierra bloquean las carreteras y fuertes réplicas, una docena en 24 horas, causaron pánico entre los habitantes que se niegan frecuentemente a regresar a sus casas. La lluvia y la escarcha limitan, además, la rapidez de los primeros trabajos de socorro a las víctimas.
Por otro lado, centenares de niños probablemente habrían muerto por el derrumbe de varias escuelas en Balakot.
"Todos los niños de nuestra ciudad estaban en Balakot y nadie regresó", dijo Abdul Rashid, un responsable local del poblado de Shawal. "Oímos decir que estaban sepultados bajo los escombros", señaló.
En la capital Islamabad, un edificio moderno se derrumbó en un barrio residencial. Por lo menos cinco muertos --entre ellos dos japoneses y un egipcio-- y unos 60 heridos fueron retirados de los escombros, según los servicios de rescate locales.
El primer temblor tuvo lugar el sábado a las 08H50 (03H50 GMT), y sorprendió a los paquistaníes que dormían todavía en ese día feriado.
Unas 45 réplicas del terremoto se han registrado desde hace 24 horas, provocando nuevos daños en el norte del país, indicó el domingo el departamento de meteorología de Pakistán.