Internacionales

Lluvias también azotaron el noroeste de Colombia


MEDELLÍN /AFP -Al menos 26 personas murieron, otras 20 se encuentran desaparecidas y decenas de viviendas fueron sepultadas por derrumbes, arrasadas por el agua o inundadas debido a fuertes lluvias que desde el jueves azotan el noroeste de Colombia, informaron autoridades regionales.
El caso más grave se presentó en las afueras del municipio de Bello, a unos 490 km al noroeste de Bogotá, en donde el desbordamiento de un arroyo provocó una avalancha de tierra y lodo que mató al menos a 26 personas.
"La situación es caótica, hemos encontrado 26 cadáveres y esperamos que esa cifra aumente por el número de desaparecidos", dijo John Taborda, Director de la Oficina de Prevención de Desastres del departamento de Antioquia, en donde esta ubicado Bello.
Las lluvias provocaron la noche del jueves a viernes varios derrumbes de tierra que sepultaron al menos once viviendas. "En la parte rural llovió demasiado ayer (jueves), entonces la quebrada La García se represó en la parte de arriba y bajó en avalancha, y se llevó algunas casitas que estaban en la ribera y alrededores", relató Claudia Vélez, secretaria de gobierno del municipio de Bello.
Al menos una veintena de personas permanecen desaparecidas en la zona, adonde se trasladaron unidades de los bomberos, la Defensa Civil y de la Cruz Roja colombiana para atender la emergencia.
"No pudimos dormir, escuchamos un ruido y pensamos que era un carro (automóvil) muy grande, yo le dije a mi compañero que se asomara, cuando vimos que se creció la quebrada y salimos corriendo con los muchachos", narró una de las pobladoras del área inundada, a la radio Caracol.
La tragedia en Antioquia es la más grave provocada por las fuertes lluvias que comenzaron a caer el jueves en diferentes regiones del norte y oeste de Colombia. En el departamento de Córdoba, vecino de Antioquia, las lluvias dejaron a más de 500 personas en la calle al inundar sus casas.
Por su parte en Barranquilla, la cuarta ciudad colombiana y el principal puerto sobre el Caribe, la Policía reportó que 15 viviendas quedaron destruidas ante el crecimiento de los arroyos, aunque no se informó de muertes. Según Taborda, los damnificados por las lluvias en Bello fueron llevados a una escuela para recibir refugio, alimentos y ropa seca.
El director de la entidad de prevención agregó que las autoridades han ordenado a varias aeronaves hacer sobrevuelos por los cauces de los principales ríos de Antioquia para detectar los lugares que continúan bajo riesgo de eventuales deslizamientos de tierra, pues la lluvia no cesa.