Internacionales

Cinco días de diluvio en México y Centroamérica


GUATEMALA / AFP -Las lluvias provocadas durante cinco días por el ciclón “Stan”, dejaron al menos 217 muertos en Centroamérica y México, 126 de ellos en Guatemala, así como 232,000 damnificados, indicaron este jueves fuentes oficiales.
En Guatemala, los muertos se dispararon este jueves de 79 a 126, luego que un cerro en el poblado turístico de Santiago Atitlán, 180 km al oeste de la capital, se desplomó sobre un caserío, dejando 47 muertos.
“Es muy dramático lo que nos informan, de lo que ha sucedido en una aldea de Santiago Atitlán (oeste). Tenemos un reporte de 47 personas que fallecieron como consecuencia de un derrumbe”, dijo el presidente Oscar Berger en improvisada rueda de prensa en el litoral del Pacífico, donde inspecciona la zona.
Las inundaciones y deslaves también dejaban al menos 65 muertos en El Salvador, 11 en Nicaragua y 15 en México. Pero la cifra podría crecer, pues había comunidades incomunicadas, donde se desconocían los efectos de las lluvias.
En Guatemala, Conred informó que se tenían registrados 38,086 damnificados y 16,409 evacuados, en tanto que en México había 140,000 evacuados y en El Salvador la cifra era de 53,930.
Las lluvias que caían desde el sábado pasado, como consecuencia del ingreso del huracán Stan al Golfo de México, que luego se degradó a depresión tropical, provocaron la saturación de los suelos, desbordaron ríos y quebradas, así como el desprendimiento de cerros que sepultaron viviendas y personas.
Tanto en Guatemala como en El Salvador las autoridades decretaron “Estado de Calamidad Nacional” para poder movilizar recursos del Estado a las zonas de desastre.
Los cuerpos del socorro hicieron este jueves un angustioso llamado a los miembros que aún no se han sumado a las tareas de rescate porque el personal existente es insuficiente para atender la emergencia.
En Guatemala, Stan también ha dejado al menos 106 heridos y más de 3,500 viviendas seriamente dañadas o destruidas.
Ante esa situación, el presidente Oscar Berger decretó el miércoles el Estado de Calamidad Pública, y suspendió las clases en los centros educativos.
Entretanto, en El Salvador el número de fallecidos ascendía a 65, según el último balance divulgado por el Comité de Emergencia Nacional (COEN).
En ese pequeño país centroamericano, también se registraban 40,637 evacuados.
“Vivimos momentos difíciles, la emergencia ha rebasado la capacidad de los organismos de socorro, tenemos inundaciones por todos lados, puentes a punto de colapsar, derrumbes y decenas de carreteras bloqueadas por deslizamientos de tierra”, aseguró a la AFP un portavoz de la Cruz Roja salvadoreña.
El presidente Antonio Saca, que a raíz de la catástrofe suspendió su asistencia a la XV Cumbre Iberoamericana del 14 y 15 de octubre en Salamanca (España), aseguró este miércoles que pedirá ayuda a la comunidad internacional para enfrentar los daños generados por las lluvias.
Además de la crisis por las lluvias, los salvadoreños enfrentan otro embate de la naturaleza, pues el volcán Santa Ana, 66 km al oeste de San Salvador, lanzó ceniza incandescente, destruyó miles de hectáreas de cultivos de café y este miércoles volvió a tener retumbos.
En Nicaragua el número de víctimas mortales llegaba a 11, entre ellos ocho peruanos y ecuatorianos que viajaban en dos pequeñas embarcaciones que naufragaron en el litoral del Pacífico nicaragüense.
Por su paso por México, las fuertes lluvias acompañadas con vientos de Stan, dejaron 15 muertos y al menos 140,000 damnificados a causa del desbordamiento de más de 50 ríos, principalmente en Chiapas (ocho muertos), Oaxaca (cuatro muertos) y Puebla (tres muertos).
“Son más de 200 municipios afectados en cinco Estados” del país: Veracruz (este), Chiapas, Tabasco, Oaxaca (en el sureste), y Puebla (centro), donde “también hay consecuencias considerables”, dijo a la prensa el vocero presidencial mexicano, Rubén Aguilar.
Se trata del desastre natural más extendido en toda la región de los últimos años, aseguró el presidente mexicano Vicente Fox. “Es el más extendido, porque no sólo abarcó México, sino buena parte de Centroamérica”, declaró Fox.