Internacionales

“Stan” dejó más de cien muertos

* Más de un centenar sólo en El Salvador y Guatemala, 11 en Nicaragua y casi una decena en México

GUATEMALA /AFP -El huracán Stan, degradado a depresión tropical, había dejado hasta este miércoles 61 muertos en Guatemala, 50 en El Salvador, 11 en Nicaragua y 8 en México, debido a las inundaciones y desprendimientos de tierras.
Las intensas lluvias que caen desde el fin de semana saturaron los suelos, y podrían provocar más desprendimientos de cerros, el colapso de puentes y carreteras, así como el desbordamiento de ríos y quebradas, según los expertos.
Hasta este miércoles, los países más afectados por las lluvias asociadas a la depresión tropical Stan eran Guatemala y El Salvador, que en conjunto reportaban al menos 111 fallecidos, mientras se teme que la cifra aumente porque hay personas desaparecidas.
En El Salvador se reportaban al menos medio centenar de muertos y 33,718 damnificados, además de una situación caótica, por las inundaciones y derrumbes.
“Vivimos momentos difíciles, la emergencia ha rebasado la capacidad de los organismos de socorro, tenemos inundaciones por todos lados, puentes a punto de colapsar, derrumbes y decenas de carreteras bloqueadas por deslizamientos de tierra”, aseguró a la AFP un portavoz de la Cruz Roja salvadoreña.
Un vocero del Comité de Emergencia Nacional (COEN), Raúl Murillo, detalló que durante las pasadas 12 horas la situación había empeorado, pues el número de evacuados había aumentado a 33,718 personas, ubicadas en 278 albergues en ocho de los 14 departamentos del país.
Además de la crisis por las lluvias, los salvadoreños enfrentan otro embate de la naturaleza, pues el volcán Santa Ana, 66 km al oeste de San Salvador, lanzó ceniza incandescente, destruyó miles de hectáreas de cultivos de café y este miércoles volvió a tener retumbos.
En tanto, en Guatemala, Stan había provocado la muerte de 61 personas, heridas de consideración a 106 y 26,169 damnificados en 175 comunidades, además de 36 viviendas destruidas y otras 3,323 afectadas. Otras 182 poblaciones permanecían en riesgo.
Ante esa situación, el presidente Oscar Berger decretó el Estado de Calamidad Pública, decisión que debía ser ratificada por el Congreso guatemalteco, al tiempo que realizó una gira por las áreas afectadas para evaluar los daños.
“La situación está muy delicada, hay daños tremendos en la infraestructura y en algunas viviendas. Estoy haciendo un llamado para que las zonas en riesgo evacuen y (sus habitantes) se vayan a las albergues donde se les dará alimentos y la ayuda necesaria”, dijo Berger desde una región del sur del país.
Un portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), de Guatemala, Benedicto Girón, explicó que se prevé que la situación pueda empeorar, pues los reportes meteorológicos sostienen que las lluvias continuarán entre 24 y 30 horas más.
“Tenemos reportes que los caudales de todos los ríos de la Costa Sur --sureste y suroeste-- están creciendo de forma acelerada y si las lluvias prevalecen como hasta ahora, las cifras de daños se incrementarán”, dijo Girón.
En Nicaragua el número de víctimas mortales llegaba a 11, entre ellos ocho peruanos y ecuatorianos que viajaban en dos pequeñas embarcaciones que naufragaron en el litoral pacífico nicaragüense. Otra persona falleció la mañana de este miércoles, tras ser arrastrada por la corriente de un río ubicado en la población de Masachapa, 55 kilómetros al sureste de Managua.
En tanto a su paso por México, Stan, ya degradado a tormenta tropical, dejó ocho muertos y más de 100,000 damnificados, además de unos seis puentes colapsados por las crecidas de los ríos, específicamente en el sureño estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala.
Sólo la crecida del río Suchiate, frontera natural entre México y Guatemala, mantenía inundada una tercera parte del área urbana del estado (10 de 35 colonias), donde más de 20,000 personas tuvieron que buscar refugio en diferentes albergues.
Un reporte de Protección Civil de Chiapas precisó que al menos seis puentes colapsaron o fueron severamente dañados por la poderosa corriente, lo que tiene incomunicadas a varias localidades de este estado, el de mayor índice de pobreza de México.
En Oaxaca, además de los dos muertos, 1,500 personas fueron desalojadas de sus hogares debido a las inundaciones provocadas por el desborde de ríos. En Veracruz, donde Stan tocó tierra el martes como huracán, para luego degradarse a tormenta tropical, se reportaron siete heridos y severos daños materiales. Ninguno de ellos (heridos) está grave, hay casi 80,000 personas movilizadas en albergues y cerca de 40 ciudades inundadas”, relató el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera.