Internacionales

“Calamidad pública” en Guatemala

Decisión todavía tiene que ser ratificada por el Congreso y llegará a limitar una serie de derechos que van desde la libre movilidad hasta el derecho de reuniones

El presidente de Guatemala, Oscar Berger, decretó hoy el estado de "calamidad pública", ante la grave situación que vive su país por las intensas lluvias que han dejado hasta ahora al menos 23 muertos y miles de damnificados.
Berger anunció en rueda de prensa en la sede de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) que había tomado esa decisión para evitar que la situación se agrave y para auxiliar a los damnificados.
Esta medida tomada, que debe ser ratificada por el Congreso, limita una serie de derechos constitucionales, como las reuniones y la libre locomoción de vehículos.
Berger explicó que esa medida adoptada limita el derecho de locomoción y circulación de vehículos en las zonas afectadas, obliga a establecer cordones sanitarios, y prohíbe las concentraciones, espectáculos públicos y reuniones de personas en esos lugares.
Además, permite al gobierno establecer precios máximos para los artículos de primera necesidad para evitar su acaparamiento, la protección de las fronteras, la evacuación de los damnificados y la adopción de medidas para que la calamidad no se extienda, dijo el mandatario.
El gobernante explicó que tomó la decisión de decretar ese estado de "calamidad pública" a través de un Acuerdo Gubernativo que enviará al Parlamento, que lo deberá conocer y ratificar en un plazo máximo de tres días.
Ascienden a 23 víctimas fatales
Guatemala vive una difícil situación debido a las intensas lluvias que han azotado al país desde el pasado fin de semana y que hasta ahora han causado la muerte de 23 personas, miles de damnificados y centenares de evacuados.
Al menos 15 personas murieron entre ayer y hoy en una comunidad indígena del oeste de Guatemala, al quedar sepultadas entre el lodo provocado por un alud que cayó sobre sus casas.
Berger reconoció que existen daños en la infraestructura vial, en los puentes y serias inundaciones, sobre todo en el litoral del Pacífico, que es la zona más afectada por las lluvias.
El jefe de Estado anunció que hará en las próximas horas una gira al área de Sololá, donde se vive la peor emergencia por el alud que provocó al menos 15 muertos, y también regiones de la costa sur, debido a que se prevé más inundaciones por la crecida de los ríos.
Berger dijo que el gobierno va a contratar a lancheros de la costa sur para que colaboren con la evacuación de las centenares de personas que se encuentran atrapadas en sus comunidades.