Internacionales

Detienen en Francia al "número dos" de ETA


MADRID /AFP -La Policía francesa detuvo el lunes en el centro de Francia a tres presuntos miembros de la organización separatista armada vasca ETA, entre ellos el "número dos" del aparato militar, Harriet Aguirre, en una operación que el ministro español del Interior calificó de "muy importante".
Aguirre es también presunto jefe de los comandos etarras, indicó el titular español de Interior, José Antonio Alonso, que también anunció la detención en la misma operación de Idoia Mendizábal y de otro etarra cuya identidad todavía no ha sido establecida.
"Se trata de una operación realmente muy importante contra la cúpula de la estructura militar de la organización terrorista, que constituye una nueva demostración de la eficacia y el empeño del Estado español y francés de luchar contra el terrorismo", señaló Alonso en rueda de prensa.
Harriet Aguirre, "persona de la máxima importancia en la cúpula de ETA", según Alonso, es considerado lugarteniente de Garikoitz Aspiazu, alias "Cherokee", al que las fuerzas de seguridad españolas tiene por número uno militar de la organización armada vasca.
Aguirre, de 26 años y sobre el que pesaba una orden internacional de busca y captura, había participado en 2001 en el atentado mortal contra el teniente de alcalde de la localidad vasca de Lasarte, Froilán Elespe, y huyó de su domicilio tras la desarticulación del comando "Bakartxo" en marzo de 2002.
Desde entonces se encontraba en paradero desconocido y era, junto con Jon Joseba Troitiño --detenido en Francia en julio pasado-- "el principal objetivo del primer equipo conjunto de investigación hispano-galo", según el Ministerio del Interior español.
Las detenciones se produjeron el lunes a las 06H00 locales (04H00 GMT) en un piso de la localidad de Aurillac, en el centro-sur de Francia, en una operación llevada a cabo por agentes antiterroristas franceses en colaboración con policías españoles.
En la operación se llevaron a cabo registros en el piso y el garaje, donde los agentes se incautaron de dos pistolas, tres subfusiles, dos escopetas, un lanzagranadas, material electrónico, útiles para robo de vehículos y abundante documentación, según una nota del ministerio del Interior español.
"No tenemos ninguna constancia de que estuvieran preparando un atentado inminente, de que fueran a atentar en territorio español o francés", añadió Alonso.
En la operación también fueron detenidos un miembro todavía no identificado de ETA e Idoia Mendizábal, de 28 años, implicada en el atentado con bomba-lapa perpetrado en febrero de 2002 contra el actual diputado socialista Eduardo Madina, que perdió la pierna izquierda en la explosión.
Estas detenciones suponen un nuevo golpe para ETA, después que la Policía francesa detuviera el 3 de octubre de 2004 al presunto jefe del aparato político de ETA, Mikel Albizu Iriarte, alias "Antza", y su compañera sentimental, Soledad Iparragirre Genetxea, alias "Anboto", en Salies-de-Béarn, en el suroeste de Francia.
La detención de "Antza" permitió una serie de incautaciones de armas de ETA, con el descubrimiento, en especial, de dos misiles tierra-aire del tipo SAM-7, con un alcance de 4,500 metros.
Los servicios secretos españoles consideran que Josu Ternera, ex dirigente de ETA y ex diputado regional vasco de su brazo político Batasuna, hoy en paradero desconocido, habría sustituido a "Antza".
Paralelamente a su debilitamiento logístico, ETA aprobó una propuesta de solución política del conflicto que en noviembre de 2004 lanzó a través de su brazo político, la ilegalizada Batasuna, para poner fin a su enfrentamiento contra el Estado español durante el cual mató a más de 800 personas desde 1968.
El gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero está dispuesto a abrir un proceso de diálogo si ETA depone definitivamente las armas.