Internacionales

Erupción y lluvias dejan más de 30 muertos en El Salvador

* Mayoría de víctimas murieron soterradas por derrumbes en diversas comunidades

SAN SALVADOR /AFP -El Salvador se encontraba este lunes en alerta roja por las intensas lluvias de la tormenta Stan, que se desplaza por el Golfo de México, y la erupción del volcán Ilamatepec, 66 km al oeste de la capital, fenómenos que dejaban al menos 32 muertos y más de 13,000 damnificados.
Ante la situación que vivía el país, el presidente Elías Antonio Saca declaró la tarde del lunes emergencia nacional. "He declarado emergencia nacional para que todas las instituciones del órgano Ejecutivo se integren al sistema nacional de emergencias", declaró Saca a la prensa.
Según el Comité de Emergencia Nacional (COEN), cinco personas de una misma familia perecieron al desplomarse su vivienda, y otras 10 murieron en derrumbes entre las comunidades de El Chaparral, 25 km al oeste de la capital. En esa misma región, en Lourdes, se reportaron ocho muertos más.
Un matrimonio falleció soterrado en la comunidad “22 de Abril”, de San Salvador, observó un periodista de AFP, y una fuente de la gobernación de Sonsonate (oeste) reportó la muerte de otras tres personas, que perecieron también soterradas.
Además, una niña murió también soterrada en San Miguel Tepezontes (sur), y un anciano murió ahogado al ser arrastrado por una quebrada crecida en una comunidad pobre del oeste salvadoreño, según la Policía. A esas víctimas se suman otras dos personas que murieron el sábado pasado durante la erupción del volcán Ilamatepec.
Según fuentes oficiales, las víctimas podrían incrementarse conforme vayan llegando reportes de las graves inundaciones, según los organismos de socorro.
Este lunes, una correntada que bajó de una de las laderas del volcán Ilamatepec, que entró en erupción el fin de semana, arrastró unas 50 viviendas que habían sido evacuadas, dos camiones y una patrulla de la Policía, informó una fuente oficial.
Varios municipios de siete de los 14 departamentos del país, se encontraban inundados, debido a una precipitación de más de 100 milímetros de agua acumulada, y los suelos están "sobresaturados", dijo Figueroa.
En tanto, en la zona del volcán Ilamatepec, una alerta roja prevalece sobre 4,000 metros alrededor del cráter, mientras que en el resto de comunidades adyacentes sigue vigente una alerta Amarilla Fase II, por lo que las autoridades se mantienen vigilantes en la zona.
Las fuertes lluvias que se precipitan desde el sábado por la influencia de la tormenta tropical Stan, han provocado un caos generalizado, con decenas de comunidades incomunicadas vía terrestre, derrumbes, el desbordamiento de la mayoría de ríos del país y extensas regiones anegadas por las inundaciones.
La capital salvadoreña afrontaba los problemas de inundación en barrios de la periferia sur y en la vecina Ciudad Merliot, 12 km al oeste de San Salvador, donde muchas personas pedían auxilio para ser evacuadas debido a una fuerte correntada que bajó del volcán, arrastrando a su paso piedras y árboles.
El ministro de Gobernación, René Figueroa, decretó este lunes "alerta Roja" en todo el territorio nacional, y llamó a la población a "no salir de sus casas" con el fin de prevenir desgracias.
En la región oriental del país se desbordó el río grande de San Miguel, y también se inundaron las comunidades del denominado Bajo Lempa, en las riberas del río del mismo nombre. Lo mismo ocurrió en otras partes del territorio salvadoreño.
Figueroa detalló que por las lluvias fueron evacuadas unas 7,000 personas, a nivel nacional, mientras que por la emergencia que originó la erupción del volcán Ilamatepec o Santa Ana, 6,029 fueron trasladadas a albergues seguros.