Internacionales

Dramático rescate en El Salvador

Lluvias ya dejaron al menos 30 muertos y más de 7 mil damnificados en comunidad del interior salvadoreño

Socorristas de la Cruz Roja realizaron la tarde de este lunes el rescate de los cuerpos sin vida de un matrimonio que quedaron enterrados en una quebrada de la comunidad 22 de Abril, unos 3 kilómetros al este de San Salvador, constataron periodistas de la AFP.
El rescate se produjo en medio de fuertes lluvias e inundaciones que afectan al país y que han dejado al menos 30 muertos y más de 7.000 damnificados.
"Fue un rescate dramático, los esposos estaban juntos, pero los cubría la tierra", declaró a la AFP Carlos Mejía, uno de los brigadistas de la Cruz Roja que descendió a la quebrada junto a efectivos de la Policía Nacional Civil (PNC) y miembros del Ejército.
Las víctimas fueron identificadas como José Antonio Barahona, de 20 años y su esposa Carla Palacios, de 22, quienes se suman a otras 28 víctimas que han dejado las fuertes lluvias asociadas a la tormenta tropical Stan en El Salvador.
Niño rescatado
Horas antes del rescate de la tarde de este lunes, los socorristas habían logrado sacar del mismo precipicio a un niño que sobrevivió y fue trasladado con lesiones graves al hospital infantil Benjamín Bloom.
El rescate de los dos cuerpos en 22 de abril era esperado por más de un centenar de personas bajo la persistente lluvia, al borde del precipicio de unos 50 metros.
"Es una tristeza tener que ver morir a mi hijo en esta forma. Que Dios nos ayude a soportar esta desgracia", exclamó a la AFP Ventura Barahona, padre de José Antonio.
Barahona y Palacios, que sufrieron el accidente, "se negaron a evacuar" la zona considerada de alto riesgo, aseguró a la AFP Germán Martínez, portavoz de la Cruz Roja en la zona.
En la alcaldía de San Marcos, en la periferia sureste de la capital, la angustia reinaba en el velorio de Santos Tenorio (27), Carmen Ramos (20) y sus pequeños hijos José Francisco (4), Daniel (2) y Joselyn de escasos 2 meses.
El mismo panorama se registró en San José del Río en la comunidad de Lourdes-Colon, a unos 15 km al oeste de San Salvador, donde perecieron soterradas ocho personas y sus cadáveres fueron llevados hasta un centro escolar, donde familiares solicitaban ayuda a la comunidad para poder adquirir los ataúdes.
Las fuertes lluvias que azotan desde el sábado el país han provocado un caos generalizado, con decenas de comunidades incomunicadas vía terrestre, derrumbes, el desbordamiento de la mayoría de ríos del país y extensas regiones anegadas por las inundaciones.
Con base a informes de los meteorólogos, el ministro de gobernación, René Figueroa, aseguró que el agua de los últimos tres días se puede comparar a la que ha caído en todo el mes de octubre de otros años.
El gobierno salvadoreño decretó estado de emergencia nacional, lo que permite movilizar recursos para atender la emergencia y facilita buscar ayuda de la comunidad internacional.