Informatica

P2P: Napster inició la controversia


II de IV Partes

La historia de los peer-to-peer o de punto a punto, y más conocida como “pedospe” (P2P), es reciente.
La primera aplicación similar al P2P fue Napster sin duda alguna, que surgió en 1999. Pero Napster utilizaba servidores centrales para almacenar la lista de equipos y los archivos que proporcionaban cada uno. Los expertos aseguran que Napster no era una aplicación perfectamente P2P, pero era el inicio.
Un poco de historia
Desde casi el surgimiento mismo de Internet ya existían aplicaciones que permitían el intercambio de distintos tipos de archivos entre usuarios, como IRC y Usenet.
Pero Napster fue el primero en especializarse en archivos de música mp3 para descargarlos gratuitamente.
El servicio centralizado de Napster resultó en su perdición. En diciembre de 1999 fueron demandados, dando publicidad al servicio. En febrero de 2001 Napster había llegado a 13.6 millones de usuarios en el mundo, pero cerraron en julio de ese mismo año.
El intercambio de archivos creció en canales de charlas como el mIRC como el #Música. Existían otras alternativas: WinMX, iMesh y Audiogalaxy. Muchos de estos programas fueron cerrados por órdenes judiciales.
Tras el cierre de cada servidor surgieron aplicaciones modernas, y particularmente un gran logro fue la creación de redes descentralizadas que no dependen de un servidor central, y por tanto no tienen constancia de los archivos intercambiados.
Clientes nuevos y la aparición de la red Gnutella, fueron sustituyendo a Napster y Audiogalaxy. En 2002 surgieron Kazaa, Grokster y Morpheus.
La Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA) intentó por la vía judicial acabar con los nuevos servicios descentralizados, pero Grokster y Morpheus ganaron sus juicios en abril de 2003.
Nuevos programas P2P como Ares y LimeWire han ganado popularidad últimamente.
En qué consiste el P2P
Según la enciclopedia libre Wikipedia, a grandes rasgos el P2P “es una red informática entre iguales que no tiene clientes y servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan simultáneamente como clientes y como servidores de los demás nodos de la red”.
Debido a que la mayoría de las computadoras domésticas no tienen una IP fija, sino que le es asignada por el proveedor (ISP) en el momento de conectarse a Internet, no pueden conectarse entre sí porque no saben las direcciones que han de usar de antemano. La solución habitual es realizar una conexión a un servidor (o servidores) con dirección conocida (normalmente IP fija), que se encarga de mantener la relación de direcciones IP de los clientes de la red, de los demás servidores y habitualmente información adicional, como un índice de la información de que disponen los clientes. Tras esto, los clientes ya tienen información sobre el resto de la red, y pueden intercambiar información entre sí, ya sin intervención de los servidores.

Próximo domingo: La clasificación de los P2P y la controversia legal.