Esta Semana

Textos escolares muy pinoleros


— Por Edwin Sánchez D. —

En su haber se acumula la nada despreciable cifra de 14 libros;
de textos. El Licenciado Ernesto González Valdez es el José;
Canseco de los autores académicos. ;


;
Cómo vencer el odio a ciertas asignaturas ;


;
Nacionalizado nicaragüense, González Valdés también ha amasado;
30 ańos de fortuna docente, y al parecer sufre del apetecido;
don de la multi-ubicuidad porque trabaja para la UAM, la;
Universidad Tecnológica Nicaragüense, UPONIC, UNI, y en el;
instituto Cristiano Nicaragüense, un Centro de Educación;
Integral de Managua y elabora la página académica del;
suplemento MARTES. ;


Acaso nos prefiere explicar esta multitud de ocupaciones con;
una palabra que en su caso lo resumiría todo, porque no se;
cansa de hablar de lo magnífico que es enseńar y aprender de;
la Física, la Química y otras ciencias que se tornan ocultas;
para los que salieron peleados de la secundaria con los;
números y sus inefables exactitudes: "Este es mi hobby". ;


El pedagogo se interesó en observar el panorama libresco de;
primaria y secundaria. "Pienso que es válido el interés de;
escribir por la necesidad que hay de textos nacionales, en las;
de Ciencias, Física, Química y Biología.;


González Valdez sin embargo, le ha dado un valor o un agregado;
muy original a los textos nacionales. Realmente, las viejas;
generaciones se educaron conforme a la realidad de México o;
Espańa, y de otros países, donde eran producidos los libros de;
textos. Con este profesor y prolífico hombre de ciencias, el;
asunto ha cambiado para beneficio de los muchachos y;
muchachas.;


TINTE NACIONAL;


Por ejemplo, él refleja la problemática nacional como sería el;
caso de la producción de barriles de petróleo en Nicaragua, en;
cuanto al refinamiento. Conocer la producción de la industria;
azucarera; el desarrollo de las comunicaciones en Nicaragua...;


Enseńo, dice, cómo sacar la lectura del consumo de energía,;
leer un potenciómetro, el medidor de corriente. Eso se trabaja;
en Física en tercero o cuarto ańo. ;


"Siempre llevo el análisis del libro el cual se aplica a las;
cosas". González Valdez abandona el teoricismo, frío y sin;
resultados que es así porque sí, e involucra al profesor y al;
estudiante a atender las cosas que le rodean, lo más a mano y;
práctico.;


La intención es reflejar también la cultura nacional: puede;
ser que en el movimiento parabólico de cuerpos en vez de un;
futbolista de México sea el de Masachapa o el Juventus. Hago;
referencia en una práctica al impulso en Física, y uso el;
nombre de un jugador nicaragüense. A mi me importa Sammy Soza,;
pero me interesa más para nuestra gente que conozca a Nemesio;
Porras. Si ve a Nemesio, se acuerda de la clase, y eso refleja;
la cultura. ;


LIBROS QUE SIRVEN FUERA DE CASA;


Es la noble idea: que los libros no sólo sirvan en el colegio.;
Que sirvan en casa y fuera de clase.;


Otras características que el autor tomó en cuenta para la;
elaboración de sus textos son las proporcionadas por el;
subdesarrollo. En los colegios no hay laboratorios. Por ello,;
el experto incluyó actividades de laboratorio, que conllevan a;
la sustitución de reactivos a bajo costo, para hacer las;
clases en el aula. "Hemos tenido en cuenta la realidad;
nacional". ;


Queremos, dijo, que el maestro haga un laboratorio a bajo;
costo en la medida de sus posibilidades.;


Los mismos libros son a bajo costo, sin sacrificar contenido.;
Son libros best seller porque se han logrado meter en el;
mercado.;


Expuso que si "yo le hablo de la cultura nacional, el;
estudiante puede conocerlo. Nacionalmente hay que conocer;
primero al país. Se debe conocer lo que da Nicaragua como;
nación...".;


Si la meta de un ser humano es hacer un libro, contar con una;
casa, hijos y sembrar un árbol, el autor dice haber satisfecho;
esas aspiraciones; y sin embargo, su interés es poner al;
alcance del entendimiento materias de poca fama en el;
estudiantado.;


"Para hacer un libro hay que ver quién es el cliente. Hablo de;
estudiantes de 11 a 16 ańos. A la hora de escribir para ese;
cliente, uno debe ser ameno, lograr una agradable;
conversación, diáfana. Y que las ilustraciones sean alusivas".;


Su relación diaria con los alumnos le da las pistas para que;
los volúmenes preparados sean un reflejo de los muchachos de;
estos tiempos y de este país, y no de fuera, extrańos al;
contexto. Es, como quien dice, un libro conversado. No es un;
cúmulo de hojas frías desde el punto de vista técnico.;


González Valdés lo que al final de cuentas quiere es que los;
alumnos no salgan odiando una asignatura.;


Con los maestros se han pensado textos en ellos. Se ha;
diseńado sobre la base de cada libro de texto un documento de;
trabajo que sugiere hacer actividades de cada clase, "no sobre;
la base desde un buró donde me imagino las cosas, sino;
impartiendo las clases y experiencias de 30 ańos".;


Es normal, dice, en la Educación que a un profesor de Biología;
le den la asignatura de Física. El documento facilita al;
profesor preparar la clase con mayor calidad, con objetivo y;
contenido que debe hacer en cada clase. ;


A LOS MAESTROS;


El autor está seguro que de esta forma, ningún alumno sale;
traumatizado. "Hemos querido con este tipo de material anexo,;
que el maestro impulse una actividad experimental con recursos;
artesanales. Que haya mayor comunicación. Sugerimos;
actividades demostrativas. A mi no me importa que sea rústico;
el material: con un pomo de gerber se hace el experimento. Lo;
que sí interesa es que los profesores reflejen la parte;
teórica con actividades prácticas.;


También opina que los medios de comunicación pueden fortalecer;
el trabajo de educación y ampliarlo. Estos materiales aunque;
de bajo costo, hay gente que no puede adquirirlos. Si yo por;
medio de un órgano de comunicación doy cierta información que;
llegue al estudiante que no le es posible comprar un libro de;
texto, no sólo fortalezco a ese estudiante de pocos recursos,;
sino también a la población.;


Si hay apoyo de un medio comunicación, involucro al padre de;
familia en cooperar con su hijo en el estudio. El padre sabe;
que ese suplemento del periódico, el nińo debe estudiarlo y le;
sale barato porque ahí va la información para él y para su;
hijo.;


A propósito de lo anterior, en el suplemento MARTES hay una;
hoja dedicada a los colegiales. Las primeras ediciones han;
sido un éxito. Aquí transcribimos una de las tantas cartas;
enviada a EL NUEVO DIARIO:;


Managua, 13 de Abril de 1999.;


Sra. Aura Lila Moreno.;
Muy Seńora Mía:;


Espero cuando reciba este Fax esté muy bien física-;
espiritualmente.;


Disculpe mi libertad para dirigirme a usted de esa manera.;


Deseo felicitar a su suplemento del periódico EL NUEVO DIARIO.;
Yo leo mucho el "Nuevo Diario" pero miro un suplemento y al;
ver esa página y le dije a Javier, mi hijo, que iba a;
presentarse a un examen, que esto tal vez le serviría. Y la;
verdad que para no hacerle largo el asunto yo estoy muy;
contento y satisfecho con las calificaciones que él obtuvo.;


Lo único que él lamenta es que sea muy poca información tan;
sólo una página, tal vez no sería mucho pedir darle;
felicitaciones de mi parte al autor de esa página.;


Atte. ;
Roberto Delgado.;