Especiales

Contra el Rey sin hadas madrinas

* “Sí, no contamos con la varita mágica del petróleo de Chávez ni del poder de Bush” * “Pero la varita mágica de nuestra dignidad vale más que la de Chávez o la de Bush”

Son posiciones extremas, le dije al comandante Tomás Borge, eso de plantear la política exterior de un país empobrecido entre sacar el puño a unos o besarle el anillo a otros dirigentes, cuando Nicaragua no está en condiciones de tomar partido en pleitos ajenos ni formar bloques.
Se lo expresé porque a lo largo de la entrevista, cuando le indicaba lo saludable de gerenciar mejor al país, en vez de la retórica, el dirigente histórico del FSLN subrayó que la dignidad era más importante que los frijoles rojos.
La XVIII Cumbre de Presidentes, como los fenómenos climáticos, generó un huracán de reacciones, continuó en tormenta mediática y sería pedir mucho que se disipara en una garúa, al menos en Nicaragua, cuando el propio embajador en Perú y concurrente en Paraguay, Uruguay, Bolivia y Ecuador, dijo para EL NUEVO DIARIO que “el Rey botó la corona”.
El diplomático indicó que el presidente Daniel Ortega no tuvo más alternativa que ponerse al lado “del mestizo”, Hugo Chávez”, cuando el rey Juan Carlos le mandó callar, mientras otros tomaron partido por alguien de “sangre azul”: José María Aznar.
Borge, quien admiró el título de END, que graficó el encuentro de mandatarios el sábado en Chile, “Cumbres borrascosas”, dijo que esta reunión fue la mejor que ha habido a lo largo de la historia, “donde se dijeron cosas que nunca se dijeron antes, cuando imperaba la retórica, la formalidad y la hipocresía”.
Algunos representantes de América Latina expresaron el sentir de los pueblos, que contradice el modo de pensar y la conducta de los países del Primer Mundo, del Norte, en este caso los países europeos, expresó. “Algunos, incluso, de los presidentes que estuvieron ahí y que no participaron en las reyertas verbales, dijeron que es la mejor cumbre que se ha realizado”.
“De tal modo que con independencia de las conveniencias o no de países pobres como Nicaragua, por la supuesta generosidad de los países europeos --en este caso de España--, tiene que ver con algo más esencial: y es el pensamiento y la expresión verbal de las contradicciones reales que existen entre los países pobres del sur y los países desarrollados del norte”.
Desde el punto de vista formal, precisó, se puso en evidencia cierto grado de oportunismo, porque el Rey, que todavía nos cree vasallos, botó no la gorra, sino la corona, dejando en evidencia su inaudita arrogancia. No deja de ser explicable, porque ser rey es algo singular, y vos y yo que no somos reyes, no podemos darnos ciertos lujos que se dan los reyes. Él se da el lujo de ser malcriado, con su real insolencia.
El comandante Borge aseguró que Chávez no le faltó al respeto al Rey, sino, por el contrario, el monarca lo mandó callar para defender a uno de los líderes de derecha del mundo, muy cercano al modo de pensar de Adolfo Hitler. El embajador recordó que las prostitutas dijeron, en referencia al ex jefe de gobierno, que “ninguna de nosotras es la madre de Aznar”.
“De tal modo que el Rey no dijo nada a las prostitutas, sino hasta que un mestizo habló de Aznar tuvo arrogancia de mandarlo a callar”.
Borge también deploró que el Rey se levantara cuando habló el Presidente de Nicaragua, y ni siquiera habló del soberano sino de la “reina” Fenosa. “Entonces el Rey se levantó cuando habló el Presidente de país pobre, y no hizo lo mismo cuando habló el Presidente de un país más rico”.

¿Qué mensaje ve usted?
Es un mensaje de arrogancia inaudita y de oportunismo político.

Al margen de todo esto, ¿por qué el presidente Ortega debe tomar partido en este tipo de foros?
Hubo quienes se solidarizaron con el Rey de España, pero hubo quien se solidarizó con el mestizo. Unos con el de la sangre azul y Daniel se solidarizó con el de la sangre roja, de tal manera que no tenía más alternativa, si era portavoz de la dignidad de este país, que solidarizarse con los nuestros y no con los ajenos.

¿No cree que los 130 mil kilómetros cuadrados y sus cinco millones y medio de habitantes puedan salir afectados por este pleito?
Con independencia de que salga o no afectada (Nicaragua), no salió afectada nuestra dignidad, que vale más que los tesoros de las mil y una noche, más que todas las ayudas que se puedan recibir del mundo, pero aun así, como lo han declarado los propios voceros del gobierno español, esto no va a afectar para nada las relaciones entre España y los países de América Latina. Sería demasiado vergonzoso que tomaran represalia contra un pequeño país que lo único que tiene es su propia dignidad.

Insisto, el pueblo, con falta de trabajo, con los alimentos muy caros, la canasta básica inalcanzable, el frijol que se volvió una comida de reyes, hablando del rey de España, ¿cómo se va llenar el estómago con dignidad y abrir plazas de trabajo con pudor?
Yo creo que la dignidad es más importante que cualquier otra cosa, incluso que los frijoles rojos. Y más importante que nada son los frijoles rojo y negro que nos comemos con nuestra dignidad. Sin embargo, el hecho de que tengamos problemas se debe a varias razones que están vinculadas a la inflación internacional, al precio del petróleo, a los mil problemas heredados de los gobiernos anteriores, y que vamos a resolverlos de alguna manera. Creo que se va a mantener la solidaridad de muchos países, incluyendo la no demasiada descomunal solidaridad de España.
Si nosotros no nos comportamos dignamente, más bien nos despreciarían. El hecho de que hayamos asumido una actitud digna en defensa de los intereses de América Latina más bien produce respeto, y el respeto produce a la vez colaboración económica.

¿No sería mejor el papel de la dirigencia actual del gobierno gerenciar mejor al país, y en términos económicos, buscar mercados y bajar un poco la retórica, para poder darle de comer a la gente?
Esto se está haciendo. Fijate que el gobierno de Estados Unidos, aunque es el más extravagante en términos ideológicos de la historia humana, tiene una actitud más o menos civilizada en lo que se refiere a las relaciones con nosotros, aunque tenga una relación salvaje con Irak. No creo que esta situación vaya a afectar la imagen de Nicaragua, más bien produce respeto la digna actitud, para mí encomiable, y apruebo totalmente al presidente Daniel Ortega.

En los últimos foros internacionales, en vez de demandar asistencia para los damnificados, por el estado de desastre provocado por las inundaciones, más la situación económica inestable, se adoptan posiciones por determinado bloque.
No podemos marginar nuestras posiciones a nivel internacional. Sería humillante y repulsivo, además, si nosotros por oportunismo político, por recibir 500 quintales de harina, asumiéramos una actitud vergonzosamente indigna. Ahora, yo creo, Edwin, que a pesar de eso, la ayuda internacional sigue viniendo. Cuando Daniel llegó a la ONU repartió entre todos los representantes de los países la dimensión de la tragedia que estamos viviendo. Yo la he estado divulgado, porque no se sabe en el mundo que fueron arrasadas un millón 500 mil hectáreas y que llovió más que en Macondo y en el diluvio.

No se sabe porque hay mucha retórica.
No, si se ha dicho, pero no le hacen el eco suficiente. Yo pienso que esa ayuda va a seguir viniendo. Yo voy a buscar solidaridad y ayuda en los países donde represento a Nicaragua.

Después de la ONU, y la Cumbre y la situación con España, Perú, Nicaragua queda…
Pero, ¿qué tiene que ver Perú?

Al no llegar el Presidente a Lima se ha interpretado que no quiso recibirlo Alan García, porque se identificó con la posición que no era la suya.
No llega a Perú, pero no tiene que ver con las bravatas del Rey de España ni con la solidaridad justa de Daniel con Chávez. No llegó por otras razones. Daniel me dijo este miércoles que va a llegar en mayo a Perú, y Alan García lo estuvo esperando hasta el último minuto, y no llegó por diferentes circunstancias.

El Presidente va a Irán y a Libia, y hasta al África, que son tan distantes, y va hasta en mayo a un país cercano.
Bueno, no irá a Libia ni a Irán.
¿No cree que con demasiada frecuencia nos estamos peleando con muchos países?
Con Perú no nos hemos peleado, mantengo excelentes relaciones, francas y muy abiertas con el presidente Alan García. Cuando regrese, le daré la Orden “Carlos Fonseca” a un cuadro histórico del APRA, amigo de Raúl Haya de La Torre, un hombre de 92 años, Armando Villanueva del Campo. Será el 25 de noviembre.

¿Por qué no bajar más la retórica y no tomar partido, sino buscar más amistades?
¿Pero partido al lado de quién?

Partido al lado de Nicaragua.
No podemos decir que ponerse al lado de Nicaragua es ponerse al lado de Bush o del Rey, o estar contra Nicaragua es ponerse al lado de los pueblos de América Latina.

Es al lado de sacar a la gente de la pobreza.
Pero no vas a sacar a la gente de la pobreza poniéndote al lado de Bush, de Aznar y del Rey; hay que ponerse al lado del pueblo, de acuerdo con vos, y al lado del pueblo se pone expresando sentimientos patrióticos, latinoamericanos, bolivarianos, y yo me atrevería, por mis posiciones personales, fidelistas, soy convencido que el hombre que mejor piensa en este continente se llama Fidel Castro

El problema es, y ésta no es una pregunta ni de derecha ni de izquierda, que cuando uno está bien…
Parece de derecha.

Cuando uno tiene resuelta la vida y está cómodamente, puede salir con la retórica y con la ideología, pero cuando uno está con hambre, otra es la situación.
Pero no es la retórica, hombre. El discurso de la dignidad no es retórico, es un discurso real; retórico es ponerse al lado de las malas causas. Estaba viendo a Vicente Fox diciendo que se derrite de simpatía por Bush. Ese está al lado de las buenas causas, ¡Ay, cómo habla Chávez de Aznar! Eso es estar al lado de las buenas causas. ¡Dios mío, cómo se expresó Chávez contra el Rey! ¡Qué imbécil es este ex presidente cuando el que habló en contra de alguien no fue Chávez, fue el Rey! El que debería callarse mejor es el ex presidente Fox.

El 60 % de la población nicaragüense vive con un dólar al día y no le interesa esta situación y quiere resolver su propia situación.
Claro que la quiere resolver.

¿Qué hacemos?
Si Daniel Ortega y nosotros los sandinistas comenzamos a besarle las manos al presidente Bush y a sentirnos menos orgullosos que las prostitutas de España con Aznar, aceptar como hijo de nuestras ideas a Aznar, cuando las prostitutas de España no lo aceptaron como hijo de su vientre, porque es tremendamente de derecha, enemigo del pueblo español, si hiciéramos todo eso, no resolvemos la situación económica de Nicaragua.

Es que eso es otro extremo, no es necesario ir a besarle el anillo al Cardenal y al Rey que está allá.
Claro, pero si lo hiciéramos no resolvemos, y si adoptamos una actitud digna tampoco lo resolvemos. Lo vamos a resolver con el esfuerzo del trabajo propio, con la solidaridad internacional, con la ayuda de países como Venezuela, Libia, Cuba.

La varita mágica
A comienzos de los 90 un congresista dijo, refiriéndose al comandante Ortega: “Las ideologías no producen tortillas”, que es lo que hoy se necesita.
Según ese imbécil lo que producen tortillas son las concepciones reaccionarias y fascistas, ¿no?, cuando habla de ideologías se refiere a las ideas revolucionarias. Entonces, para comer tortillas calientes, según ese idiota, hay que ser fascista como Aznar y como Hitler.
Lo que entendería es que se debe tomar partido por este país y resolverle su situación.
Es lo mejor que debemos hacer, eso no contradice, Edwin, para nada las posiciones ideológicas firmes, antiimperialistas y progresistas, avanzadas y socialistas en este momento histórico.

El combustible llegó a 21 córdobas el litro.
¿Pero qué culpa tenemos? Puede ser de izquierda o derecha, y el petróleo sigue valiendo lo mismo, nada tiene que ver la cuestión ideológica con el precio del petróleo. Podés ser partidario de la revolución socialista o yo le beso las manos al presidente Bush y decir que Aznar es la expresión más elevada de la democracia de España, y la derecha de Nicaragua es la mejor solución, pero el petróleo sigue valiendo lo mismo.

Son posiciones extremas: o el puño contra un líder o ir a lamerle las botas a “X” dirigente.
Yo no soy partidario de lamerle las botas a nadie. La dignidad por encima de todos, somos amigos de Chávez, entrañables hermanos de Fidel, pero ningún gesto de servilismo hacia ellos, tené la plena seguridad. Fidel es el hombre que más nos ha respetado, nunca nos dio un consejo que pudiera parecer una orden. Agradezco profundamente esta actitud de Fidel, que no la han tenido los norteamericanos ni los soviéticos. Me peleé con ellos --ex URSS-- cuando quisieron avasallarnos.

Solo diría: Nos hemos peleado con el rey sin tener hadas madrinas
El hada madrina es el patriotismo, la dignidad de nuestro pueblo. ¡Qué me importan a mí las hadas del infierno!, prefiero las hadas del paraíso que son precisamente las hadas de la dignidad, del patriotismo y del amor a tu pueblo.

La varita mágica la tiene Chávez con el petróleo y Bush con su poderío, nosotros no tenemos varita mágica, comandante.
La varita mágica de nuestra dignidad vale más que la de Chávez o la de Bush.