Especiales

Nicaragua se aleja de condiciones para hacer negocios

***En indicador “facilidad para hacer negocios” nos desplomamos dramáticamente del puesto 87 al 93, entre 178 países ***Resultado es efecto la pérdida de terreno en otros estadios, como “obtención de crédito”, “protección de los inversores”, “cumplimiento de contratos” y “comercio transfronterizo” ***“Discursos de Ortega no ayudan”, afirma César Zamora, Presidente de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional tendrá que afinar sus estrategias para atraer más inversiones a Nicaragua y garantizar mayor seguridad jurídica y reglas claras a este nuevo capital, de lo contrario, el país seguirá su descenso hacia el grupo de los más “difíciles” para hacer negocios, tal como lo revela un estudio publicado por el Banco Mundial (BM).
De acuerdo al informe “Doing business 2008” (Haciendo negocios 2008), el próximo año Nicaragua ocupará el lugar número 93, de entre 178 países, en la clasificación global de “facilidad de hacer negocios”.
Según el mismo documento, Nicaragua se ubicó en 2007 en el lugar 87, lo que significa un considerable retroceso de seis puestos.
“Las economías están clasificadas en términos de su facilidad para hacer negocios, de 1 a 178, de mejor a peor. Un buen índice de facilidad para hacer negocios implica que el ambiente regulatorio es favorable para la actividad empresarial”, señala el estudio divulgado por el BM.
El informe explica que el “ranking” se obtuvo sobre la base del análisis de otros diez temas en cada país, tales como “apertura de un negocio”, “registro de propiedades”, “obtención de crédito”, “protección de los inversores”, “cumplimiento de contratos” y “comercio transfronterizo”.
En algunos de estos puntos Nicaragua también perdió terreno, y ha quedado en desventaja competitiva para captar nuevo capital, de acuerdo a fuentes vinculadas al sector económico.
Según Raúl Amador Torres, Presidente de la Cámara del Comercio de Nicaragua (Caconic), la caída de seis puntos que sufrió Nicaragua en el “ranking” de “facilidad para hacer negocios” no implica que “ahora es más difícil hacer negocios en nuestro país”.
“Más bien significa que otros países han mejorado su marco regulatorio, y ahora es más fácil hacer negocios en esos países”, señaló.
“Los otros países están tomando medidas para disminuir la cantidad de trámites administrativos y legales, la cantidad de días que tarda hacer un trámite, los costos, etc. Es necesario que en Nicaragua tomemos las mismas medidas, pero a un ritmo mayor para mejorar nuestra competitividad y el atractivo para la inversión nacional y extranjera”, afirmó.
De acuerdo al informe “Doing business 2008”, en el índice “apertura de un negocio” Nicaragua pasará a ocupar el sitio 70 el próximo año, cuando estaba en el 60 en este 2007.
En “registro de propiedades” se ubicará en el 130, retrocediendo cuatro puntos. En cuanto a “obtención de crédito”, estrenará la posición 68, retrocediendo seis puntos. En “protección de inversores” pasará del puesto 81, al 83; y en “comercio transfronterizo” se trasladará del sitio 80, al 87.
Para el presidente de Caconic, si Nicaragua no realiza los “ajustes necesarios” para atraer y facilitar inversiones, “el crecimiento en producción para consumo nacional y para las exportaciones, así como el crecimiento en el comercio, serán un poco más lento”.

Wálmaro Gutiérrez: “Nos hemos quedado atrás”


El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez reconoció que Nicaragua presenta serias deficiencias legales, administrativas y de infraestructura, para impulsar con mayor facilidad inversiones, nacionales o extranjeras.
Sin embargo, se mostró en desacuerdo con los resultados del informe “Doing business 2008”. “No hay que mirar como una verdad absoluta esos resultados. Al menos, la apreciación que yo he tenido es que Nicaragua se ha venido posicionando de mejor manera como una plataforma atractiva para captar inversiones.
“Acordate que en este país ha habido mucha inseguridad jurídica en el tema tributario. En un país donde en cinco años hay siete reformas tributarias, difícilmente es un país que vaya a generar un atractivo especial o un clima estable para desarrollar nuevas inversiones”, dijo.
Por otro lado, el diputado no descartó una revisión a la Ley 290, Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo, en vista de que “todavía hay instituciones que están sobre-procedimentadas”.

¿Los polémicos casos Arenas Bay, playa Amarillo y Esso no pudieron incidir en el informe presentado por el Banco Mundial?
Más que los casos en sí, lo que puede tener alguna incidencia es el manejo mediático que sobre esos casos se ha desarrollado. Evidentemente no hay país con una seguridad jurídica perfecta.
Sí es importante darle la atención y el peso que se merecen casos de esa naturaleza. Pero, por casos de esa naturaleza, que todavía no se han aclarado totalmente, no deberíamos de caer en la tentación de estigmatizar de manera negativa todo el trabajo que desarrolla nuestro Poder Judicial.

“No todo es culpa nuestra”
Gutiérrez, Vicepresidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, señaló, además, la crisis de infraestructura en el país como un obstáculo para captar inversión, particularmente en la red vial.
“Y no es a partir de enero. Acordate de los serios problemas que hemos venido teniendo desde la administración de Bolaños, donde prácticamente los cinco años pasados fueron años perdidos, y que se vino a deteriorar de manera evidente la red vial de este país. Cuando vos tenés una débil infraestructura, vos no sos una plataforma atractiva para las inversiones”, comentó.
Sin embargo, según Gutiérrez, se han logrado algunos avances, como la aprobación, en septiembre pasado, de la Ley de Promoción de la Competencia, y la creación del Instituto Regulador de la Competencia. “Prácticamente había en toda Centroamérica menos en Nicaragua”, indicó.
“Creo que nos hemos venido quedando atrás. Esa es una realidad, y es un sesgo que este gobierno tiene que revertir. Estamos sintiendo los efectos de una serie de acciones no realizadas en administraciones anteriores, que dejan como resultado que Nicaragua esté en un lugar poco afortunado en materia de competencia, al menos a nivel regional”, aseveró.
De acuerdo al informe publicado por el BM, las economías que en 2008 presentarán mayor “facilidad para hacer negocios”, del uno al 10, son: Singapur, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Hong Kong (China), Dinamarca, Reino Unido, Canadá, Irlanda, Australia e Islandia.
La República Centroafricana y la República Democrática del Congo ocuparán el penúltimo y último puesto del “ranking”, respectivamente.

Presidente de Amcham califica de “desafortunados” resultados del “ranking”, y afirma:

"Discursos de Ortega no ayudan"

César Zamora Hinojos, Presidente de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham), dijo a EL NUEVO DIARIO que los ataques del presidente Daniel Ortega a algunos inversionistas privados durante sus discursos “no ayudan” a mantener la estabilidad necesaria para atraer más capital.

¿Cuánto influyen los discursos del presidente Ortega?
Hombré, pues no ayudan, y (los inversionistas) nos dicen: ‘¿Qué pasa?’ Y nosotros respondemos que es difícil explicar (la situación) de Nicaragua afuera, con ese tipo de discursos.
En noviembre vamos a tener en Nicaragua un Congreso Mundial de Zonas Francas, y el Presidente (amenaza) diciendo que se vayan. Los inversionistas preguntan en qué contexto se dicen esas declaraciones, y nosotros, en lugar de estar concentrados en decirles lo que el país realmente necesita, estamos tratando de explicar sus discursos, y eso no ayuda a que avancemos.
Zamora calificó de “desafortunado” el descenso de Nicaragua del puesto 87 al 93 en la clasificación mundial “facilidad para hacer negocios”, tal como lo revela un informe publicado por el Banco Mundial, y lo atribuyó, en parte, a las tensiones en el ambiente político por el cambio de gobierno.
Por otro lado, señaló que la crisis energética y la “pobre” infraestructura del país también son factores determinantes para que los inversionistas no enfoquen su atención en Nicaragua. “Estamos hablando de períodos sin energía de seis y hasta ocho horas diarias. Es una barrera y es dramático. No se sabe si seguirá el próximo año, pero hoy es una realidad.
“Pero también tiene que ver el comportamiento del Gobierno. Creo que en ese particular, las cosas no han sido de lo mejor, porque ha habido casos que han llamado la atención por la manera como se han tratado a los inversionistas y al sector privado”, manifestó.

¿Se refiere a los casos de Arenas Tola y de la Esso?
Los casos Esso y Tola son importantes, aunque el estudio del Banco Mundial va mucho más allá de eso. El clima de inversiones no sólo se afecta con los ataques que se pueden hacer al sector privado, sino también con lo que el Estado está haciendo para facilitar que las empresas tengan mecanismos para rendir mejor en su productividad.
El asunto de los ataques directos del Ejecutivo a la empresa privada, y usando temas como los fiscales y aduanas, preocupa mucho al inversionista nacional y extranjero que tiene capital invertido en Nicaragua. El caso de la Esso es emblemático, por la intervención del Ejecutivo y la falta de respeto a la institucionalidad. A la Esso no se le tomaron las instalaciones, sino que la acusaron de defraudador y contrabandista, y han pasado tres meses... Y todavía no lo han probado.