Especiales

Los Tijerino en Nicaragua

La genealogía sobre la familia Tijerino muestra la esencia de una estirpe patriota, llena de políticos visionarios, escritores, periodistas, poetas y juristas. Sus inicios fueron escritos por José María Tijerino Rojas (q.e.p.d.), miembro del Instituto Genealógico de Nicaragua, correspondiente a la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas, a quien su abuelo, don Toribio Tijerino Vaca, legó sus recopilaciones documentales

María Haydée Brenes

I ENTREGA

La referencia usada por el autor para definir el origen del apellido Tijerino está basada en el Diccionario Heráldico de Apellidos Españoles y de Títulos Nobiliarios, que expresa: “Tejerina, apellido castellano de las montañas de León; una rama pasó a Andalucía. Probó su nobleza en varias ocasiones en la Real Cancillería de Valladolid”.
En Bolivia el apellido se escribe en su forma original, Tejerina, mientras en Nicaragua se transformó y se encuentra escrito como Tijerino o Tigerino.
Este apellido, cita el autor, es uno de los más antiguos de Nicaragua, pues llegó al país con uno de los expedicionarios de Pedrarias Dávila, llamado Diego de Texerina (recordemos que en el antiguo castellano la X hacia las veces de J), nombrado por el Gobernador, Alcalde de la Fortaleza de Granada o responsable de la defensa de esa ciudad.
A mediados del siglo XVIII aparece nuevamente el apellido, pero ya transformado, conservando siempre la X del original con el fraile mercedario, Pedro Espinosa Tixerino, del convento de la Orden Mercedaria en Granada.
De Granada se extienden a León
Históricamente este apellido se encuentra domiciliado en la primera mitad del siglo XVIII sólo en Granada, pero después se extendió a otras ciudades del país, sobre todo a León, donde se hace notorio con el señor don Nicolás Tijerino Garay, quien era poblador de esa ciudad y un hombre muy prolífico.
Uno de sus hijos, que llevaba el mismo nombre, tuvo un telar y se casó con doña Josefa Pomar de los Reyes --descendiente de judíos españoles sefarditas, conversos antes de la expulsión decretada por los Reyes Católicos--. Del matrimonio Tijerino y Pomar de los Reyes nació en 1808 el licenciado don Toribio Tijerino Pomar, que destacó en la política nicaragüense. Fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1838, de la que formaron parte los hombres más sobresalientes de su época: Fruto
Chamorro Pérez, Sebastián Salinas, Hermenegildo Zepeda, José Guerrero, Francisco Castellón, entre otros.
En 1838, Nicaragua recién se había separado de la Federación Centroamericana, y la Constitución fue el primer acto del país como República independiente.
En las discusiones para establecer la que fue la primera Constitución de Nicaragua, los jóvenes diputados Fruto Chamorro Pérez y Toribio Tijerino Pomar se enfrentaron con sentido realista a los viejos diputados que utópicamente pretendían imponer una Constitución ultra democrática que legaba todo el poder en el Legislativo anarquizante y entregado sin armas al vaivén de las luchas individualistas y partidistas.
Guerra Nacional de 1856
Tanto Chamorro como Tijerino hicieron la lucha y no fueron escuchados, de forma que el país ingresó en una etapa de anarquía popular que trató de remediar, expresa el autor, el señor Fruto Chamorro Pérez, con la Constitución de 1854; sin embargo, esta acción desembocó en la Guerra Nacional de 1856, pues los liberales “demócratas” se oponían a la reducción de poder que se hacía al Legislativo con la consabida llegada de los filibusteros. Tijerino Pomar fue gran aliado de Fruto Chamorro, hizo fusilar a los célebres Pichingos, y procesó y encarceló al general José María “El Chelón” Valle.
El líder de los “calandracas” o liberales, Francisco Castellón Sanabria, escribía en una hoja suelta “Chamorro en Oriente, Tijerino en Occidente, son las cabezas principales de la hidra de la tiranía”.

Construyendo fronteras
En 1843, Tijerino Pomar es asignado por el gobierno interino de Juan de Dios Orozco, como Ministro General en el Gobierno, y posteriormente es nombrado Ministro de Nicaragua en Costa Rica, con la misión especial de defender los derechos de Nicaragua en las provincias fronterizas, acción en la cual lo caracterizó su patriotismo.
Tijerino Pomar también fue un gran opositor a la concesión que se otorgó a los norteamericanos para el tránsito interoceánico entre Río San Juan y territorio del istmo de Rivas.
“Con ojo clarividente vio todas sus consecuencias y arguyó del pase y estadía de extranjeros de toda condición moral cuanto todavía no se habían afirmado en paz las instituciones de la República.
El rechazo de sus objeciones de parte de todos, incluso de Fruto Chamorro Pérez, le causó una profunda depresión, de forma que optó por retirarse completamente de la política; a los pocos meses de eso, moría, a los 42 años de edad. En su testamento asentó sus temores por la suerte del país y dejó instrucciones especiales para la educación de sus hijos, en vista del posible desquiciamiento de nuestra independencia y de nuestra cultura”, relató don Luis Alberto Cabrales.
Cuando el primer vapor de nombre “Director” transitó en 1850, en el tránsito interoceánico, Tijerino Pomar ya había fallecido y no pudo participar en las acciones que devendrían con el inicio de esa ruta y la entrada en escena de Byron Cole y William Walker. Sus hijos tampoco pudieron participar porque eran unos niños en ese período.
Tijerino Pomar contrajo matrimonio con la chinandegana doña Rafaela Navarro Reyes y Garzón, en 1840; de este matrimonio nacieron siete hijos: Filomena, Laura, César, Elisa, Perfecto, Toribio y Aurora Tijerino Navarro.
Perfecto Tijerino Navarro murió muy joven, sin descendencia legítima. Tuvo una importante actuación pública, destacándose en la Cámara de Diputados como insigne orador, fue también fundador del Colegio Atanasio en Chinandega, dirigido por Monseñor Vélez.
Toribio Tijerino Navarro fue médico y orador, realizó sus estudios de medicina en la Universidad de León, y su tesis versó sobre “La alimentación del pueblo nicaragüense”, la cual fue considerada como revolucionaria y original para su época. También fue militante del Partido Conservador y miembro de la Asamblea Constituyente de 1911.
Fue opositor del general José Santos Zelaya, dentro de Nicaragua, y, en el exilio, murió poco tiempo después de la caída del general Zelaya. Toribio Tijerino Navarro contrajo matrimonio con doña Antonia Vaca Ulloa, fue el primogénito don Toribio Tijerino Vaca (nacido en 1880 y fallecido en 1960), quien legó toda la información de la familia Tijerino.