Especiales

Inscripción “relámpago” de Kamusi

T Capital social de la empresa es de 10 mil dólares T Presidente: Gabriel Domínguez; tesorero: Priscilla Labrador; y Ramón Morales aparece como secretario T Diputados piden transparencia y huelen “gato encerrado”

La empresa Kamusi Investment S.A. fue inscrita en el Registro Público de la República de Panamá el pasado 25 de mayo de 2007, apenas un mes antes de que la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) solicitara su contratación directa ante la Contraloría para una millonaria inversión en plantas de energía.
Según información pública de dicho registro, la escritura de la compañía tiene el número 11525, y fue realizada dos días antes de su inscripción, el 23 de mayo de este año, ante la Notaría Quinta del Circuito de dicho país. El agente residente fue Infante & Pérez Almillano, y la empresa fue inscrita en el tomo 2007, asiento 88425, luego de pagar el 24 de mayo la boleta número 1065641.
El capital social de la empresa inscrito fue de 10 mil dólares americanos, divididos en 100 acciones de un valor nominal de cien dólares cada una. “Las acciones serán nominativas a menos que sus respectivos dueños deseen que sean emitidas al portador”, se lee en la información del Registro.
Como presidente de Kamusi Investment S.A. se identifica a Gabriel Domínguez. El cargo de tesorero lo tiene Priscilla Labrador, y Ramón Morales aparece como secretario.
Según una carta enviada a la Contraloría el 25 de junio, el ingeniero Ernesto Martínez Tiffer, Presidente Ejecutivo de ENEL, solicitó al ente fiscalizador “la contratación inmediata de unas plantas que nos ofrece una compañía panameña llamada Kamusi Investment S.A.”.
“En siete meses, a partir de la fecha, tendrían en operación 60 MW a base de búnker y otros 60 MW serán instalados para mediados de 2008, viniendo esta capacidad a dar seguridad al sistema y a evitar el caos que se nos presenta con los racionamientos”, escribió Martínez en una misiva enviada a los contralores.
Sin embargo, luego Martínez negó todo a pesar de la evidencia, y el gobierno ha manejado la operación en el más estricto secreto, a pesar de que fuentes privadas vinculadas a la industria energética aseguran que el componente del “precio por potencia” en el arreglo con la empresa panameña es demasiado caro para el mercado nicaragüense.
Reacciones de diputados: “Hay gato encerrado”
Diputados consultados se mostraron preocupados por el secretismo que ha mostrado el gobierno sandinista en el tema, y consideran que “hay gato encerrado”.
“Porque una empresa puede constituirse para un fin específico y hacer un negocio. Y quienes deben tener experiencia son los que están detrás. Pero es interesante que se constituyó para un negocio que el gobierno está haciendo y que se constituye sin saber que ya está hecho”, explicó Eduardo Montealegre, líder de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).
“Eso no es normal, porque ya sabés que lo vas a hacer, ya sabés que lo tenés ganado, la cuestión es quién lo autorizó, quién está detrás, quién se está beneficiando. Aquí algo huele mal, no sé qué es, pero algo huele mal”, explicó Montealegre.
“La impresión es que ahí hay ‘gato encerrado’. Desde hace rato hay un plan para retomar, centralizar la distribución y la generación de energía eléctrica por el Estado. Pero va más allá de eso: hay los indicios de un gran negocio en la venta de estas plantas y la compra del búnker que se va necesitar para todas ellas”, destacó.
Al diputado le llamó la atención que el gobierno buscó a una empresa privada para la generación de estos 120 megawatts de energía: “Hay privados de privados. Están en contra de aquellos privados que no están a favor del gobierno”, dijo.
Energía “limpia y renovable”
Según Montealegre, el país debería buscar energía “limpia y renovable” para no depender del “petróleo de Hugo Chávez”, pero “da la impresión de que lo que quieren es que dependamos más”.
“Se quiere obviar a la Contraloría con la excusa de que es más rápido, pero aquí lo que tenemos que ver es quiénes son los que están detrás de esa empresa, de dónde vienen los recursos, quién la maneja, quiénes firman”, señaló.
Al diputado le pareció extraño que Martínez Tiffer haya declarado no conocer del tema, a pesar de que firmó la carta enviada a la Contraloría: “¿Cómo no va a saber? Esto no es una cuestión que la comprás en el estante de un supermercado”.
Montealegre criticó que las plantas Hugo Chávez “nos están costando el doble de lo que cuesta el kilovatio hora basado en búnker”.
“Si vos hacés los cálculos de lo que está pagando el país hoy, lo que le están metiendo en la bolsa a los nicaragüenses por esas plantas, sin tomar en cuenta si las compraron o nos las regalaron, lo que cuesta el combustible diesel en términos de valor presente es más que todo el monto de la quiebra de los bancos. Regaladas salen caras”, precisó.
“Éstas (las de Kamusi) no sé, porque nadie sabe cuáles son los costos, pero te aseguro que un centavo o diez centavos, son millones de millones de dólares que alguien se va a echar a la bolsa”, señaló.
MRS: gobierno oculta todo
Enrique Sáenz, diputado por el MRS ante la Asamblea Nacional, también reprochó la falta de transparencia en el tema.
“Lo que había anunciado el gobierno es que se estaba explorando la posibilidad de adquirir unas plantas francesas. El problema es que con un gobierno que oculta todo, que no produce información, vos tenés que estar o adivinando o especulando, y no corresponde a la Asamblea la adivinanza o la confusión”, reclamó Sáenz.
Además, criticó la actitud que tomó Ernesto Martínez Tiffer, Presidente de ENEL, de no reconocer en una entrevista que existían intereses comerciales entre el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañía panameña. “La primera contradicción que surge es que si se trataba de una gestión transparente en una comunicación a la Contraloría, ¿por qué se niega?”
“También es confuso el hecho de que ninguna de las autoridades directamente relacionadas asuma el tema, si estamos hablando de una gestión que supuestamente está destinada a atender un problema crucial para los nicaragüenses, como es el tema de la energía”, expresó el parlamentario.
AN debe tomar cartas en el asunto
El parlamentario recordó que el caso supone una millonaria transacción entre el gobierno y la empresa panameña, por lo que “la Asamblea Nacional debe tomar cartas en el asunto”.
“Pensamos que la Asamblea debe entrar directamente a investigar qué es lo que hay en esto, a despejar estas contradicciones y estas confusiones aparentes. Es un tema lleno de confusiones y contradicciones que debe ser esclarecido”, afirmó.
Sáenz señaló que las autoridades encargadas del tema deberían esclarecer las dudas que han surgido tras la revelación periodística, “y no estar evadiendo”. “Pero en todo caso, nosotros opinamos de que la Asamblea debe tomar cartas en el asunto”, insistió.
Indicó que si bien el titular de ENEL se amparó en la crisis energética para solicitar la exclusión de procedimientos en la compra de los 120 megawatts de energía, lo primero que debía hacer era “aclarar, explicar, darle transparencia a las gestiones”.
“Si todo es transparente, hay que explicar claramente a los nicaragüenses en verdad de qué estamos hablando”, concluyó.
¿Lucro por comisiones?
Para el diputado Wilfredo Navarro, del PLC, el secretismo con que el gobierno manejó las negociaciones con la empresa Kamusi, y la negativa del mismo presidente de ENEL en reconocerlo, deja en evidencia que los principales beneficiados por la compra de energía a la firma panameña serían los mismos funcionarios que garantizarían la firma del contrato.
“Han creado un muñeco que sirva de intermedio para realizar la compra, y eso va a beneficiar a una serie de personas que no sabemos quiénes son, pero son los que se van a ganar las comisiones”, expresó.
“Ésta (Kamusi) es una empresa, digamos, fantasma, o una empresa creada específicamente para hacer la negociación. En Panamá se estila mucho este tipo de empresas, que nacen hoy, para realizar una transacción, y mueren mañana”, señaló el diputado liberal.
Navarro hizo hincapié en que la firma Kamusi Investment S.A., se inscribió en el Registro Público de Panamá el 25 de mayo de este año, apenas un mes antes de que Martínez Tiffer solicitara la contratación directa a Luis Ángel Montenegro, Presidente de la Contraloría.
“Eso obliga a una mayor supervisión de la Contraloría. Éste es un negocio más a espaldas del pueblo para beneficiar a unos cuantos sinvergüenzas que son los que se van a lucrar con las comisiones por esta venta”, insistió Navarro, Primer Secretario de la Asamblea Nacional.
El diputado liberal denunció que el gobierno del presidente Daniel Ortega pretende evadir los controles y los mecanismos establecidos para evitar el tráfico de influencias y la corrupción, con el manejo de los bienes del Estado.
“Lo quieren hacer rápido, sin controles, para poder hacer una compra que va a beneficiar sólo a los que hacen la negociación, pero al país lo va a dejar otra vez ensartado, y no debemos permitir eso. Esa es la verdad, hay que denunciarlo, y tratar de evitarlo a toda costa”, expresó.
“No importa que se dilate un mes, dos meses más, pero tiene que haber transparencia en la compra de estos productos”, añadió.
Tiffer actuó con “dolo”
El primer secretario de la Asamblea, señaló que Martínez Tiffer, titular de ENEL, actuó con “dolo” al conocer el tipo de negociación que el gobierno pretende cerrar con Kamusi Investment S.A., y aún así negarlo públicamente.
“Martínez Tiffer está actuando de una manera dolosa, porque existiendo la carta, la niega y él está claro del tipo de empresa que está contratando”, aseveró.
“Estás haciendo una inversión millonaria, y no podés arriesgarla con una empresa que apenas está naciendo y no sabés si tiene garantía para estas plantas”, concluyó.
Diputado FSLN: Que responda quien hizo la carta
Por su parte, el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez, dijo desconocer las negociaciones que el gobierno del presidente Ortega entabló con Kamusi Investment S.A., pero instó a los funcionarios vinculados directamente con el tema energético a explicar cualquier situación ante la opinión pública.
“Creo que sería ideal que las mismas autoridades que generaron seguramente la carta, tengan que responder sobre ella. Si tuviera información sobre ella, yo te la remitiría”, expresó Gutiérrez.
El diputado por el FSLN dijo que el Ejecutivo “está haciendo esfuerzos” para atraer la inversión extranjera en el campo de generación de energía, para reducir el déficit actual en el país. “Tengo entendido que ha habido algunos inversionistas que han reaccionado positivamente y que están interesados”, manifestó.
Esta semana intentamos conocer una versión oficial del tema con la Procuraduría, ENEL y el Ministerio de Energía y Minas, pero hasta el momento no hay ningún pronunciamiento, a pesar de la relevancia del asunto.