Especiales

Graves denuncias sobre construcción de muelle de Bilwi


La Empresa Portuaria Nacional (EPN), durante la administración de Alejandro Fiallos, pagó sin ninguna justificación técnica C$4 millones de más en el proyecto “Reparación del Muelle de Puerto Cabezas II Etapa”, revelan documentos en poder de EL NUEVO DIARIO.
Además, la obra ni siquiera fue concluida, y presenta graves irregularidades que fueron desatendidas por Fiallos, ex Presidente Ejecutivo de la empresa, según información oficial y denuncias de un ex funcionario de la institución.
Una evaluación realizada por Raúl Barberena, ex Gerente Portuario de Puerto Cabezas, sobre los tramos del muelle supuestamente reparados, detalló fallas en la infraestructura y calidad de los materiales, así como negligencia de parte de la compañía Ingeniería de Proyectos S.A. (Idepsa), contratada para concluir dicho trabajo.
Un informe sobre el estado de la obra, emitido el 11 de julio por la Administración del puerto, detalló que el presupuesto proyectado para la reparación y mantenimiento fue de C$24 millones.
Y otro documento emitido por la EPN sobre el avance del proyecto también corroboró que el costo del mismo ascendía a no más de C$24.6 millones: C$12,996,012.50 en compra de materiales y C$11,687,006.54 en mano de obra.
Sin embargo, tanto Fiallos como Noel Salinas, ex Gerente Técnico del proyecto, sostuvieron que en total se invirtieron C$28 millones, es decir, C$4 millones más de los proyectados.
C$20 millones de la obra fueron cancelados con un préstamo que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público recibió de la Agencia KFW de Alemania, según reconocieron las autoridades de la EPN; y los C$8 millones restantes fueron ejecutados por la misma empresa portuaria, aseguraron Fiallos y otras autoridades del puerto.
De acuerdo con un informe de la Portuaria sobre el avance del proyecto, en el muelle se reemplazarían las piezas y unidades en mal estado o con un alto grado de deterioro, cubriendo una longitud de 576 metros por 7 metros de ancho, área que se dividía en dos secciones de la infraestructura: de la sección 0+000 a la 0+70; y de la sección 0+100 a la 0+135.
Las obras incluían también la reparación de la plataforma de operaciones y de su muelle de cabotaje, que comprendía de la sección 0+58 a la 0+68, según el mismo documento. Sin embargo, todo esto no se realizó.

Incluyeron otro proyecto
para maquillar
EL NUEVO DIARIO tiene en su poder una misiva que Raúl Barberena envió a Virgilio Silva, nuevo presidente de la portuaria, en la que detalló graves irregularidades en el proyecto 207-05.
Barberena fue destituido como gerente de Puerto Cabezas por Juan Carlos Lacayo, jefe del Departamento de Personal de la EPN, el pasado 8 de enero.
El ex funcionario denunció que Idepsa sólo realizó la mitad del trabajo, en lugar de los 576 metros lineales por 7 metros de ancho. “De acuerdo al responsable de mantenimiento del muelle, señor Francisco Budier Clarence, lo ejecutado del proyecto de reparación es de 289.68 m, correspondiente a la sección 0+000 a la 0+068”, se lee en la carta fechada el 5 de enero pasado.
También denunció que en el proyecto se incluyeron 123 metros de un proyecto anterior, para “maquillar” un total de 412 metros como trabajo ejecutado.
“En el año 2003-2004 se ejecutó el Proyecto Reparación del Muelle I Etapa con un costo de C$3,900,000, reparándose 123.83 metros lineales, equivalentes de 29 secciones o tramos, en el área que actualmente es utilizada para operaciones de buques internacionales. Actualmente quieren señalarlo como parte de las obras de reparación de la II Etapa”, puntualizó Barberena.
“Con estas reparaciones ellos están tratando de esconder, diciendo que repararon 400 metros, y entonces están incluyendo una obra que ya nada tiene que ver”, aseguró Barberena.

Trabajo defectuoso
Las irregularidades no terminan allí. De acuerdo con el mismo informe que Barberena presentó al nuevo titular de la EPN, dentro de los 289 metros “reparados” se detectó: “De la sección 01 a la 02 no se hincaron correctamente los pilotes, siendo ésta la base de acceso al muelle; 24 cabezales no fueron sustituidos. Éstos datan desde el año 1996, en que se repara el muelle”.
También “quedó pendiente de reparar el muelle de cabotaje (conocido como muellecito); quedó pendiente de reparar según lo previsto 35 tramos, secciones 0+100 a la 0+135”, de acuerdo con la misiva.
De igual manera, “en todas las áreas se dejaron vigas de segunda, profundizándose en los tramos finales de trabajo de la obra, secciones 32 al 36, donde las vigas fueron de segunda, en vista del apuro para concluir la obra y porque había atrasos en la entrega de vigas por el proveedor”.
Tampoco se construyeron al menos 10 clusters; y las gradas que se retiraron del muellecito no se colocaron nuevamente, según denunció Barberena.

Fiallos: gastamos C$28 millones
Alejandro Fiallos, ex Presidente Ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), aseguró que esa entidad desembolsó C$4 millones adicionales para la ejecución del Proyecto 207-05, porque además de concluirse exitosamente dicha obra, quedaron en bodegas “materiales nuevos” que no fueron utilizados y que están a disposición de la nueva administración.
“Se gastó lo que se quedó construido (C$24 millones) y además quedaron 3 millones y pico en inventario de materiales nuevos, y eso ya lo tienen las autoridades nuevas”, aseguró Fiallos, cuando le mostramos el detalle de presupuesto para los trabajos de reparación.
Noel Salinas, Gerente Técnico del proyecto, confirmó lo dicho por el ex funcionario de gobierno. “Gastamos C$28 millones, y quedó material para mantenimiento por C$3 millones y pico, que se acaba de terminar el inventario ahorita. De la KFW fueron C$20 millones, y C$8 millones que fue lo que se metió desde enero hasta agosto, que es lo que se tenía que estar metiendo para evitar que la estructura colapsara mientras venía el material”.

¿Usted tiene el reporte del porqué gastaron C$28 millones?, le preguntamos a Fiallos
“Todo eso está en la EPN. Vos podés ir a la EPN y sin ningún problema… toditito. Allí está abierto. Yo no saqué ningún papel. Están las licitaciones, está contablemente lo que se gastó, en qué se gastó… Está todo”, aseguró.
Pero Raúl Barberena, ex Gerente Portuario de Puerto Cabezas, señaló que los “materiales nuevos” a los que se refirió Fiallos fueron los que sobraron “porque apenas hicieron la mitad”.
Y así lo reconoció Noel Salinas: “Sólo se iban a hacer 240 m. El contrato habla de cantidad de elementos, no habla de longitud: cuántos tablones, cuántas vigas, cuántas orejas, hasta donde llegaron los elementos”.

Ésta es una carta que envía Raúl Barberena a Manuel Gómez, Asesor Técnico de la Presidencia, fechada el 28 de agosto de 2006. Aquí claramente le explica la mala ejecución de la obra desde un inicio. ¿Qué le respondió usted?
“Él se mantenía en pugna con todos los empleados, y con el gerente del proyecto…”

¿Reconoce la carta?
“No… ahorita no me acuerdo, todos los papeles los dejé en la empresa. Llegó el nuevo Presidente Ejecutivo y le dijo que yo no me interesé nunca en el proyecto. Y cómo será que nos interesamos, que logramos terminar 427 metros”.

Pero aquí está la carta dirigida a la Presidencia Ejecutiva de la EPN.
“Oíme, me pudo haber dirigido cualquier cosa”.

Aquí le está diciendo que está ejecutándose mal la obra.
“Oíme, hombre, mirá… esperate, esperate. Esta carta está desmintiendo lo que yo te estoy diciendo. ¿Y por qué se terminaron y tenemos 427 metros listos? ¿Y por qué ya están llegando barcos internacionales, nacionales, cabotaje?”

Ahora quiero saber: ¿Por qué se incluyeron 123 metros de la primera etapa?
“¿Cómo? ¿Cuánto? Dígale usted que es el gerente. (Instruye hablar a Salinas).
“Sí, sí. Es que también se le dio mantenimiento a eso. Es que contablemente va todito de enero a la fecha. Entonces, usted dice ¿por qué C$28 millones? Porque no podíamos dejar de darle mantenimiento porque colapsaba”, justificó el ex Gerente Técnico del proyecto.

Entonces, ¿sí incluyeron esos 123 metros?, le preguntamos a Salinas.
“Es probable, no sé”, respondió.

Yo le pregunto a usted, quién fue el Gerente Técnico.
“Si está dentro del mantenimiento sí, porque el supervisor es el que dice adónde íbamos a cambiar elementos. Sí, digamos que sí”, admitió el ingeniero.
Fiallos intervino en este momento de la entrevista y sostuvo que era necesario un “sobremantenimiento”, porque las condiciones actuales del muelle de Puerto Cabezas no permiten el avance de las reparaciones en otros tramos.

¿Trabajaron sobre lo ya trabajado?
“Y se tiene que seguir trabajando, y eso es lo quiero que entendás. Y se va seguir trabajando en lo que se terminó también, porque si no volvemos a lo mismo”.

Al ser consultado sobre los argumentos de Fiallos y Salinas, el ex Gerente Portuario de Puerto Cabezas refutó: “Lo que ellos dicen que dieron mantenimiento a la primera etapa es una gran falsedad. Pusieron arriostres para que el muelle no se meciera, pero eso no es mantenimiento. Cambiar pilotes, tablones, cabezal, eso sí es mantenimiento”.
En cuanto a las irregularidades en la infraestructura, como el hincado incorrecto de los pilotes de las secciones 1 a la 2; así como los 24 cabezales que no fueron sustituidos, y el muelle de cabotaje pendiente de reparar; además de la colocación de vigas de segunda clase, Salinas respondió: “Eso es viejo”.