Especiales

Viana "ordeñó" al Bamer y socios eran la familia Montealegre


Junta Liquidadora señala que Bamer fue “ordeñado” por sociedad anónima

Viana dejó US$1 millón en pérdidas

* Fiscalía sostuvo que sociedad anónima extraía de manera ilícita grandes cantidades de dinero
* ¿Cómo operaba?: sacaron US$4 millones del Banco Mercantil, pero sólo regresaron 1 millón 700 mil
* Ex banquero rechaza señalamientos: liquidadores quieren desviar atención de informe de Comisión de Probidad de la Asamblea, alega

El Banco Mercantil (Bamer) perdió 1 millón 200 mil dólares por operaciones efectuadas con Viana Capital Corporation, un fideicomiso constituido en la Islas Vírgenes Inglesas, aseguró Leopoldo Sánchez, Presidente de la Junta Liquidadora de esa institución.
Según una misiva elaborada por Noel Rivas Gasteazoro, Secretario de la Junta Directiva del Bamer, la principal beneficiaria de Viana Capital Corporation, denominada también como Viana Capital Fund., era Desiree Sanson, esposa de Haroldo Montealegre Lacayo, con el 50 por ciento de las acciones de esa sociedad anónima.
Haroldo José, Lilia María, Desiree Eugenia y Felipe Nicolás, todos de apellido Montealegre Sansón, complementaban el resto de beneficiarios, con un 12 y medio por ciento de la acciones cada uno, de acuerdo a la misiva de Gasteazoro enviada el 16 de agosto de 2000, a solicitud de la Superintendencia de Bancos (SIB).
Sánchez aseguró que de acuerdo a un informe certificado por el auditor interno del Bamer, sobre transacciones entre el Banco Mercantil y Viana, “se comprobó que el adeudo de Viana con el Bamer es de 1 millón 200 mil dólares”.
Sin embargo, Haroldo Montealegre, fundador y ex presidente del Bamer, negó que Viana tuviera algún adeudo con el banco, y más bien aseguró que dicha sociedad anónima era un depositante.
Por otro lado, Montealegre acusó a Sánchez, Edgard Pereira Deshón y Carlos Marín, miembros de la Junta Liquidadora, de intentar distraer la atención sobre las verdaderas razones por las cuales el banco fue intervenido.
¿Cómo operaba Viana?
Elton Ortega, fiscal encargado de acusar a varias personas por el perjuicio económico que causó la desaparición del Bamer, y a quien le llegaron los informes de la Junta Liquidadora sobre el caso Viana, aseguró que esta sociedad anónima tenía como objetivo extraer de manera ilícita grandes cantidades de dinero.
“A la conclusión a la que nosotros llegamos era que Viana era una sociedad anónima creada por don Haroldo y tres o cuatro personas más, muy vinculadas a él, pero que en realidad el director de la orquesta llamada Viana Capital era Haroldo Montealegre”, señaló Ortega.
“La hacían aparecer como una empresa muy poderosa económicamente hablando, que era un muy buen cliente del banco, que tenía acciones por un lado, dinero invertido por otro”, dijo el Fiscal.
“Lo que manejamos es que sale equis cantidad de dinero del Banco Mercantil para Viana. Sale un millón (por ejemplo) a Viana. De ese millón, viene Viana y deposita en certificados de depósitos 750 mil. ¿Dónde están los otros 250 mil? No vuelven”, explicó Ortega.
“Vas sumando y sumando, ¿y qué es lo que dice después Viana? Eran depósitos, aquí están los certificados de depósitos”, añadió.
Según Ortega, “contablemente ellos hacían aparecer en los archivos del banco como que era una actividad de depósitos, pero realmente eran salidas de depósitos, indiscutiblemente había anomalías en eso”, añadió.
La pérdida ocasionada al Bamer por las operaciones con Viana las calcula en base a una carta que la Junta Liquidadora le envió para que siguieran con las indagaciones desde el Ministerio Público.
“Yo parto de la carta de la Junta Liquidadora, que ellos cifran o estiman en 1,760,195 dólares. O sea que salieron como cuatro millones, pero retornaron como 1 millón 700 mil. El otro millón 200 mil no se sabe”, dijo.
Viana: ¿Depositante o no?
Un informe de auditoría elaborado por José Huembes, auditor interno de esa institución financiera, reveló 12 operaciones efectuadas entre los años 1994 y 1998, a través de las cuales el banco transfirió cuantiosas sumas de dinero que terminaban en las cuentas de Viana Capital Corporation.
En la documentación se señala que las operaciones “se originaban con fondos propios del Banco Mercantil, para la inversión de Depósitos a Plazo Fijo y no con fondos provenientes de las cuentas de Viana Capital Fund. Inc.”
La documentación revela que algunas de estas operaciones correspondían a depósitos en la cuenta No. 0075-073040-001 que el Banco Mercantil tenía en el Nations Bank, y el dinero era luego transferido a la cuenta corriente No. 101-WA-074675-000, manejada por Viana Capital Corporation en el Swiss Bank Corporation, N.Y.
Varias de estas transferencias eran ordenadas por Martín Aguado y Juan Carlos Sanson, quienes laboraron en el Bamer como gerente general y vice gerente general, respectivamente.
“26 de diciembre de 1996: se instruye mediante mensaje cablegráfico débito por US$ 650,000 de la cuenta corriente No. 0075-073040-001 que manejaba el Bamer en el Nations Bank, Miami, y traslada los fondos para crédito a la cuenta corriente No. 101-WA-074675-000 que manejaba Viana Capital Fund, Inc., en el Swiss Bank Corporation, N.Y”, se detalla una de las operaciones reflejadas en el informe.
“No se pudo demostrar nunca que Viana depositara en el Bamer, sino que fue todo lo contrario. Viana sacaba, y ese estudio no solamente lo hicimos nosotros, lo hizo el auditor interno, lo hizo la Superintendencia, lo hizo la firma de abogados externos que teníamos nosotros”, señaló Sánchez.
Huembes concluyó que no se encontró “evidencia de la existencia de cuentas corrientes, cuentas de ahorro y depósitos a plazos, a nombre de Viana Capital Fund Inc. que hayan sido manejados por el Banco Mercantil S.A. desde el inicio de operaciones hasta su cierre el 03 de marzo de 2001”.
Por otro lado, destacó que “el hecho de que en el Banco Mercantil S.A. no haya existido cuenta de depósitos a favor de Viana Capital Fund dejan sin efecto cualquier reclamo que pudiera realizar dicha institución”.
La firma Deloitte & Touche corroboró también que Viana Capital Corporation no era depositante, de acuerdo a los liquidadores.
“Como resultado de la búsqueda de información en los sistemas y bases de datos RBS e ICBS, los cuales comprenden información desde el mes de marzo de 1999 al 7 de enero de 2003 y desde el año 1990 al mes de marzo de 1999, respectivamente, no se detectó las existencia de información, aplicaciones o registro del nombre Viana Capital Fund Inc. y/o Viana Capital Corporation por los conceptos mencionados en el inciso uno de la sección anterior”, reza parte del informe.
Luego continúa: “Como resultado de nuestra revisión al listado de depósitos entregado con fecha de corte 3 de marzo de 2001 al Banco de Crédito Centroamericano no detectamos en dicho listado la existencia de cuentas corrientes, cuentas de ahorro y certificados de depósitos a plazo fijo a favor de Viana Capital Fund Inc. y/o Viana Capital Corporation”.
El informe les fue presentado a los miembros liquidadores el 8 de enero de 2003 por Freddy A. Solís, según el mismo documento.

Participación de socios*

Nombre del Accionista Acciones Capital Porcentaje
Pagadas Pagado

Bamer Holding Corporation 23,290 23,290.0 23.3%
Multinacional de Inversiones 14,737 14,737.0 14.7%
Viana Capital Corporation Inc. 14,518 14,518.0 14.5%
Piero Coen Montealegre 11,826 11,826.0 11.8%
Roberto Terán Balladares 5,329 5,329.0 5.3%
Alejandro Lacayo Vaca 4,706 4,706.0 4.7%
Jaime J. Montealegre M. 4,103 4,103.0 4.1%
Desi Corporation 3,041 3,041.0 3.0%
Dist. César Guerrero, S.A. 2,824 2,824.0 2.8%
Haroldo J. Montealegre Lacayo 2,043 2,043.0 2.0%
Subtotal 86,417 86,417.0 86.4%

*Hasta el 31 de diciembre de 2000
Fuente: Documentos oficiales vinculados al Bamer.

Haroldo Montealegre:

“Sí era depositante”

* Ex banquero alega que sociedad anónima tenía seis millones de dólares en Bamer

Pese a los señalamientos, Haroldo Montealegre aseguró que otras firmas internacionales y hasta la misma Fiscalía, demostraron que Viana sí era depositante del Bamer y que ésta tenía en el banco seis millones de dólares.
Montealegre facilitó a EL NUEVO DIARIO copia de un Informe Pericial elaborado por María Elena Andino Pérez, contadora pública, y que fungió --según el documento-- como contadora general del banco. En dicho informe argumenta los resultados, tanto de la auditoría interna del Bamer como del informe de la firma Deloitte & Touche.
Al referirse a cada una de las 12 transacciones efectuadas por el Bamer hasta la cuenta de Viana Capital Corporation, Andino señala que éstos corresponden a pagos parciales del banco a la sociedad anónima por sus depósitos.
“Revisamos doce documentos que son notas de débito y notas de crédito y éstas constituyen transacciones contables con que queda claramente establecido el débito y el crédito correspondiente con los números de registro probatorios, tanto para Viana Capital como para Banco Mercantil”, explica la contadora.
“Todos los débitos realizados fueron depósitos en los bancos corresponsales del Banco Mercantil, a favor de éste y a cargo de Viana Capital Fund, tal como lo indican los documentos que obran en mi poder”, añadió.
Según el informe de la contadora, los depósitos de Viana Capital Corporation provenían de sus propios fondos, y señaló que “no hubo momento alguno en que Viana no haya tenido un depósito a su favor en el Bamer”.
En cuanto a los hallazgos de la firma Deloitte & Touche, en la que no se identifican cuentas corrientes, cuentas de ahorro y certificados de depósitos a plazo fijo, a favor de Viana, el informe pericial señala que “lo antes expuesto demuestra lo contrario en folios 143, 157, 168, 182, 189, 196 y 203, en los que se indican las operaciones débito y crédito del Bamer en el Nations Bank relacionadas con Viana Capital Fund Inc.”
Contadora aclaró
Sin embargo, el informe aclaró que el hecho de que las operaciones 1, 2, 3 y 8 no fueron localizadas en los registros de Bamer Platinum, ni en sus registros contables “no significaría que no existieron los depósitos, sino que se trataría de una omisión en los registros contables del Bamer”.
“Viana posee todas las notas de débito respectivas y los correspondientes comprobantes de los depósitos”, añade el informe.
“Lo único que se queda establecido es que Viana es depositario en el Banco Mercantil y por lo tanto tiene un saldo a favor de seis millones de dólares, y desestima totalmente el infundado alegato de la Junta, y ella es libre de actuar, y la Junta no actúa”, aseveró Montealegre.
Según él, las firmas auditoras KMPG y Morrison, Brown, Argiz, “concluyen lo mismo”. “Depósitos del Banco Mercantil a Viana no existen, existen pagos de Bamer a Viana”, aseveró.
“La Junta Liquidadora fue encontrada responsable (esta semana) por la Comisión de Probidad por los desmanes que hizo, obviamente que ellos quieren desviar la atención”, aseveró Montealegre.
Según él, los señalamientos en su contra por las operaciones entre Bamer y Viana Capital Corporation “son inventos”. “Ellos mismos aportan las pruebas de todos los recibos. Las transferencias aquí son vía transferencia bancaria, y éstas siempre quedan registradas”, señaló.

Intentaron demandar a Junta Liquidadora por 8.4 millones de dólares

Un insólito reclamo

* ¿Pájaros les disparaban a las escopetas?
El reclamo les parecía insólito. El 16 de diciembre de 2002, Macario Estrada Cousin les pidió a los miembros de la Junta Liquidadora del Bamer, en nombre de Viana Capital Corporation, su representada, la devolución de 8.4 millones de dólares en depósitos, con sus respectivos intereses, que supuestamente la sociedad anónima tenía en el banco al momento de su intervención.
Leopoldo Sánchez Amador, Edgar Pereira Deshón y Carlos Marín, miembros de la Junta Liquidadora, resolvieron no devolver un solo centavo, porque contaban con las pruebas suficientes de que Viana Capital Corporation no era depositante del Bamer.
“El reclamo era una locura, ¿cómo se iba a entregar algo que nunca se recibió, ni nunca lo hubo? Ese reclamo lo desestimaron”, aseveró Carlos Marín, miembro de la Junta Liquidadora del banco.
Estrada Cousin argumentó su pedido con copias certificadas parciales de los estados de cuenta que correspondía a la cuenta corriente que Viana Capital tenía en el Swiss Bank Corporation, sucursal Gran Caimán, de acuerdo al documento “La verdad sobre el caso Viana”, preparado por los liquidadores.
Sin embargo, según el mismo documento, el reclamo presentó varias deficiencias, como la falta de la escritura de constitución social, estatutos y estados financieros de Viana Capital Corporation.
Tampoco se presentó en el reclamo un documento que certificara a la sociedad anónima como depositante, ni las firmas autorizadas que manejaban en el Swiss Bank Corporation, Sucursal Gran Caimán, revela el documento.
Los liquidadores desestimaron el reclamo. El 24 de abril de 2003, Jorge Byron Alegría, en representación de Viana Capital Corporation, solicitó a la Fiscalía acusar por estafa a Sánchez, Pereira y Marín.
Los señalados fueron sometidos a una investigación, pero tras las pruebas que la Junta Liquidadora presentó, entre éstas un informe de auditoría interna y un informe de la firma Deloitte & Touche, en los que se demostraba que Viana Capital Corporation no era depositante, la Fiscalía también desistió.

Familiares de contador aclaran:

Artiles no se retractó

Familiares de Alfredo Artiles, contador que realizó un informe sobre siete irregularidades detectadas en el Banco Mercantil, llamaron ayer por teléfono a EL NUEVO DIARIO para rechazar que el consultor se haya retractado de los hallazgos determinados.
“Efectivamente el trabajo que se hizo se hizo con documentación que fue suministrada por la junta interventora del banco, lo que ahora el señor Montealegre está tratando de desvirtuar. Él lo demandó por diferentes razones, injurias, calumnias, como un medio de presión para obligarlo a que él, efectivamente, desistiera. Y ustedes saben muy bien que de esto vive este señor”, declaró un familiar de Artiles.
“Pero sí fueron demandas muy fuertes, equipos de abogados que recuerdo estaban llegando de parte de Montealegre a amenazarlo, hasta cierto punto, a la oficina. También es importante mencionar que cuando se firmó esa carta fue únicamente una aclaración a una consulta que Montealegre le pidió”, añadió
Según el familiar de Artiles, cualquier cambio al informe debió realizarse a través de la junta interventora, lo cual no sucedió.
“Luego se llegó a un arreglo: ‘Ok, yo te voy a cambiar ciertas cosas con documentación que vos me estás presentando a cambio de que quités esas demandas’. Pero eso no desvirtuó todo el informe. Y eso fue lo que sucedió en verdad, fue más como un trámite conciliatorio que una retractación”, afirmó.
“Yo recuerdo que en esa oportunidad él estaba recién infartado y recién le habían también diagnosticado cáncer terminal. Hay que entender la parte técnica y la parte humana que estaba viviendo la persona”, señaló.
El cheque 601
En sus indagaciones, Artiles detectó que el 29 de junio de 1996 se había depositado en la cuenta corriente en dólares 02-000258-2, de Haroldo Montealegre Lacayo, el cheque número 601, librado en contra de otra que tenía en el Metrobank en Miami, por un valor de 650 mil dólares.
Pero Artiles corroboró que dicho cheque no había sido enviado al Nations Bank, institución intermediaria, para luego ser depositado en la cuenta corriente del Bamer.
En cambio, Montealegre sí había hecho uso de los 650 mil dólares, según el informe, acreditando varias cuentas relacionadas a él, entre éstas 117 mil córdobas, una cuenta a cargo de Desirée Sanson de Montealegre, su esposa; y 1 millón 750 mil córdobas a una cuenta del Partido Unidad Liberal. (Ver recuadro)

Cuentas acreditadas con cheque 601

NÚMERO DE CUENTA DESTINO CANTIDAD
En córdobas
Cta. No. 02-00469-1 “El Mirador”, Haroldo Montealegre 673,565.89
Cta. No. 02-00490-1 Haroldo Montealegre 210,458.80
Cta. No. 02-000491-1 Desirée Sansón de Montealegre 117,221.28
Cta. No. 02-000002-1 Haroldo Montealegre 185,263.23
Cta. No. 02-200395-1 Unidad Liberal 1,750,025.30
Total 2,936,534.50

En dólares
Cta. No. 02-200297-2 Unidad Liberal 120,523.19
Cta. No. 02-200259-2 Desirée Sansón de Montealegre 11,336.72
Cta. No. 02-200395-1 Langmar Ltc. 46,201.54
Préstamo No.5 Haroldo Montealegre 53,557.11
Préstamo No.4 Haroldo Montealegre 59,028.56
Otros retiros 12,654.55
Total $303,301.71

Fuente: Informe Artiles