Especiales

EU llama a cubanos a no cruzar el estrecho

• Temen que situación en Cuba genere movimientos migratorios masivos

Estados Unidos llamó este miércoles tanto a los cubanos radicados en la isla como los exiliados en Miami a no cruzar el estrecho de Florida “en ambas direcciones”, en momentos de incertidumbre sobre el estado de salud del presidente Fidel Castro.
“Es importante decir en este momento a la gente: quédense donde están”, afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, ante la posibilidad de que la decisión de Castro de delegar provisionalmente el poder a su hermano Raúl origine movimientos entre las dos orillas del estrecho.
“Éste no es el momento para que la gente se eche al agua y vaya en ambas direcciones”, añadió el vocero, un día después que el gobernador de Florida Jeb Bush advirtiera que la situación en Cuba podría generar movimientos migratorios masivos en el estrecho de Florida.
Snow precisó que el Gobierno estadounidense “habló de la importancia de hallar a la larga una vía ordenada y segura para que la gente transite entre ambos lugares”.
Respecto al estado de salud del presidente Castro, que sufrió una delicada intervención quirúrgica de intestino, el portavoz admitió que su país tenía dificultades para lograr informaciones: “Cuba es una sociedad cerrada y nos resulta difícil valorar la situación”, explicó. ^oSnow habla de “futuro”
En cambio, Snow ya habló de futuro, y dijo “que había mucho por reconstruir” en la isla. “Es hora de que los cubanos tengan una infraestructura reconstruida, electricidad y servicios sociales. Esa es una de las cosas en las que estuvo pensado nuestro gobierno desde hace tiempo”, subrayó.
Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, mantuvo la cautela que caracteriza los comentarios oficiales del Gobierno del presidente George W. Bush desde el anuncio el lunes del traspaso provisional del poder en Cuba.
El vocero aseguró que su país mantenía su plan de transmisión de informaciones hacia la isla mediante Radio Martí y TV Martí, “para que los cubanos puedan escuchar lo que está ocurriendo fuera del país, fuera de los medios de comunicación controlados por el Estado”.
McCormack reiteró que su país tiene planes “en caso de que los cubanos decidan a favor de una Cuba democrática y libre”, y subrayó que Washington “está listo en caso de que los cubanos demuestren que quieren hacer una transición democrática”.
El presidente cubano, que cumplirá 80 años el 13 de agosto, anunció el lunes por la noche haber sufrido una intervención quirúrgica, por lo que traspasó “provisionalmente” todos sus poderes a su hermano Raúl Castro, de 75 años.
El martes, en un comunicado que le fue atribuido y leído por un presentador en la televisión nacional, Castro afirmó que estaba “estable” y de “buen ánimo”, pero que necesitaba tiempo para tener certeza de la evolución.