Especiales

Oposición moderada pide transformaciones


La concertación opositora Arco Progresista afirmó este miércoles que la estabilidad y el orden social en Cuba durante la transmisión de poder de Fidel Castro a su hermano Raúl, sólo se garantizará con transformaciones sociales.
“La estabilidad como el orden social solo pueden garantizarse a partir de las transformaciones que, en todos los órdenes, demanda nuestra sociedad para que se manifiesten las potencialidades y derechos plenos de todos los ciudadanos”, dijo una declaración entregada a la prensa y firmada por su portavoz, Manuel Cuesta Morúa.
Una proclama de Castro, hecha pública el lunes en la noche, anunció el traspaso temporal de los principales poderes de la isla a su hermano Raúl, debido a una crisis de salud que motivó una “complicada” intervención quirúrgica.
“Los nuevos acontecimientos no cambian por sí solos las condiciones sociales, políticas y económicas de Cuba, como tampoco cambian nuestras perspectivas de participar en esas transformaciones desde las posiciones de moderación, gradualidad y respeto a las diferencias que nos han caracterizado”, indicó Cuesta Morúa. ^o“Problema de seguridad nacional”
El opositor socialdemócrata admitió que en las circunstancias actuales, “la estabilidad y el orden social constituyen un problema de seguridad nacional”, pero “más allá de los traspasos coyunturales de responsabilidades y de la garantía de continuidad de los programas en marcha, deben preocupar a las autoridades del país los profundos problemas y carencias que afectan al pueblo”.
La solución de esos problemas “trasciende cualquier reordenamiento --sea temporal o no-- de las estructuras gubernamentales y, a la vez, demanda de responsabilidad política, sensibilidad humana y patriotismo”, acotó.
“En tal sentido, el Arco Progresista se reafirma en su compromiso de contribuir al mejoramiento de la sociedad desde un clima de paz y entendimiento entre todos los cubanos”, dijo finalmente.