Especiales

Nacieron fortunas y siguen exprimiendo


Funcionarios del gobierno de Arnoldo Alemán y del de Enrique Bolaños han aumentado sus patrimonios en los últimos años a la sombra de los cargos financieros claves, donde se tomaron las decisiones para la emisión de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis).
Fueron estos mismos funcionarios los que decidieron las tasas de intereses de los Cenis, además de la suerte de miles de bienes y créditos provenientes de las Juntas Liquidadoras.
Mientras otros, como el ex superintendente de Bancos, Noel Sacasa Cruz, quien huyó del país en 2003, después de participar en uno de los mayores fraudes financieros que endeudó más a Nicaragua y llevó a la miseria a miles, vive en Washington tranquilamente con su familia.
Las acciones de Ramírez en Banpro
EL NUEVO DIARIO tuvo acceso a información, fidedigna, que revela que el diputado Noel Ramírez Sánchez tenía un poco más de 300 mil dólares en sus acciones en Banpro, cuando asumió el cargo de Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN) en 1997, y hoy representan más de cinco millones de dólares.
Ramírez mantiene sus acciones a nombre de su esposa Inelia Lovo Balladares y de otros familiares políticos, quienes tienen pagarés. Esto aparece en documentos referidos a la vida económica de Ramírez, quien se negó todo el tiempo a concedernos una entrevista para hablar al respecto.
Las de Montealegre
En nuestro poder tenemos un documento donde aparece que las acciones de Eduardo Montealegre en Bancentro representaban un poco más de 1.5 millones de dólares, cuando asumió el primer cargo en la Administración Alemán en 1997, y al salir del gobierno representaban más de cuatro millones de dólares.
Todas las acciones de Montealegre aparecen vendidas a Roberto Argüello Osorio y Comercial View Corporation, a través de pagarés que se mantienen sin cancelar, según documentos en nuestro poder.
En una entrevista, Montealegre admitió que no le han terminado de cancelar los pagarés, y mientras eso no suceda recibirá dividendos provenientes de Bancentro.
Banpro y el Bancentro han crecido a la sombra de los beneficios financieros que les han dejado los Cenis que obtuvieron al adquirir los mejores bancos, llevados a quiebra en un proceso colmado de irregularidades como lo hemos presentado en nuestros reportajes.
Según informes del BCN, en 2003 se pagaron 100 millones de dólares por los Cenis a Banpro, Bancentro y BDF, y en 2004 unos 80 millones de dólares, y éstos se sacaron de los fondos provenientes del alivio a la deuda interna.
La famosa “renegociación” de la deuda
En una renegociación de 2003 efectuada por el ex presidente del BCN, Mario Alonso, y Montealegre, en calidad de ministro de Hacienda y Crédito Público, se cambian las tasas de interés sobre los Cenis pendientes de pago.
Los Cenis de Banpro bajan de un promedio de 17.78 a 8.43%; los del BDF, de un promedio de 10.80 a 7.43%, y los de Bancentro, subieron de 7.93 a 8.29%. Los plazos originales de pago se amplían: para Banpro pasan de dos a cuatro años, que eran inicialmente a 10 años; en Bancentro de tres a 10 años, y en el BDF a tres años, por lo cual se cancela a finales de este año.
En ese momento las tasas de interés de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años plazo eran de 4%. Como consecuencia de la ampliación de los plazos y la tasa de interés pactada, la deuda pasará de 492 millones a 611 millones de dólares, según datos oficiales de Hacienda a los que tuvimos acceso.
Fondos para gastos sociales desviados para pagar a banqueros
El gobierno de Bolaños ha desviado fondos (unos 200 millones de dólares) que deberían haberse utilizado en salud, educación y otros gastos sociales a los más pobres, para pagar la súper inflada deuda externa.
Además de los 339 millones 896 mil 361 dólares en Cenis por el Interbank y el Banic, Banpro se beneficiará con la venta de las propiedades obtenidas en la subasta del BCN, a precios que no pasan del 25 por ciento de su valor.
Asimismo, obtendrá una enorme ganancia por el cobro de los créditos logrados en la subasta del BCN, porque créditos valorados en libros en 93 millones 174 mil 781 dólares, los compraron en 769 mil 804 dólares (0.89% de su valor), y si recuperan en un mínimo del 15% se ganarían 13 millones 296 mil 412 dólares.
Banpro se encuentra en proceso de recuperación de créditos a través de diversos grupos de abogados contratados para hacer cobros prejudiciales y promover demandas en la vía civil.
A Bancentro el BCN le entregó 50 millones 449 mil 375 dólares en Cenis por el Bamer, y también obtendrá más dinero por el cobro de la cartera cafetalera, cuyo valor en libros en el BCN era de 22 millones de dólares, y la compraron en dos millones de dólares.
La sombra del FMI y el BM en todo
Asociaciones de Cafetaleros indicaron que ellos propusieron al ex presidente del BCN, Mario Alonso, y al ex gerente general del BCN, Mario Flores, comprar la cartera en los 22 millones, y éstos les respondieron que el FMI y el BM lo prohibían.
Dos miembros de las asociaciones revelaron que Flores prometió que el Bancentro tendría un trato especial como una cooperación con los productores, pero resulta que al día siguiente de haberla comprado, cuando intentaron un arreglo, les respondieron que les vendían la cartera cafetalera en los 22 millones de dólares.
Productores del norte revelaron que sus propiedades han sido ejecutadas por Bancentro, y prometieron que presentarán casos concretos de cómo este banco cobra al 100 % lo adeudado, dejando en la calle a muchas personas en el interior del país.
Y es que la cartera comprada por Bancentro, Banpro, Financo y Grant Thorton, contiene 42 mil 432 créditos detrás de los cuales se encuentran miles de personas de todos los estratos sociales, pero sobre todo medianos y pequeños que son perseguidos extrajudicialmente para que paguen.
Grant Thorton compró en 280 mil 917 dólares una cartera de créditos valorada en libros en 27 millones 765 mil 638 dólares (1.01 % de su valor) y de cobrarla a un mínimo de 15 % obtendría casi cuatro millones de dólares.
Humberto Hernández, socio de la empresa, dijo que no cobran a más del 20% por ciento los créditos, y aun así, obtendrían más de cuatro millones de dólares. Pero la recuperación no se baja del 30% en créditos pequeños, según pruebas presentadas por personas que pidieron reservar sus nombres por temor, pues aún están pagando.
En los créditos grandes, donde hay propiedades buenas hipotecadas, Grant Thorton ha interpuesto demanda en los juzgados donde no cobran al 100% de la deuda, sino por encima de ello.
El negocio en los cobros de los créditos
Documentos mostrados por un afectado reflejan que de una deuda 35,000 dólares que Grant Thorton compró en 236,000 dólares le promovieron una demanda ejecutiva por 55,000 dólares. Este caso se encuentra en proceso.
En el caso de Financo compró en tres millones 767 mil 908 dólares, créditos valorados en 66 millones 055 mil 454 dólares (5.75% de su valor), y si de éstos recuperan a un mínimo del 15%, obtendrían más de seis millones de dólares.
Aunque los socios de Financo y Grant Thorton afirman que están cobrando al valor mínimo, esto no es cierto de acuerdo con los expedientes que tuvimos en nuestras manos.
Por ejemplo, Financo adquirió un crédito de 35,000 dólares en 1,544 dólares, y demandó al deudor en la vía ejecutiva por la suma de 100,087 dólares, aunque el perjudicado intentó llegar a un arreglo haciendo varias ofertas que Financo no aceptó, y cobró hasta donde más pudo.
El crédito, según la documentación, estaba garantizado por una propiedad de dos manzanas y media, sobre la carretera a la entrada de Satélite Asososca, cuyo valor mínimo es de 245,000 dólares.
Cuando estaban por ejecutar la propiedad, la defensa promovió un incidente de nulidad de todo lo actuado, porque el traspaso efectuado por el BCN a Financo, no tenía “la auténtica del cedente y cesionario” exigida en el artículo 121 de la Ley General de Bancos” como requisito para ejecutar.
El caso está en proceso en los tribunales de justicia, donde Financo pretende quedarse con una propiedad que actualmente vale 245 mil dólares, por un crédito comprado en 1,544 dólares.
Otro ejemplo es el de dos empresas de tabaco de Jalapa que tenían una deuda de 732,000 dólares con el Banic, garantizada con una propiedad de 229 manzanas, una fábrica de puros y la casa del dueño, valorados en 780,000 dólares.
El Banic ejecutó al cliente por 732,000 dólares, y con ello sólo abonó 200,000 dólares, dejando un saldo insoluble de 500,000 dólares que pasó al BCN.
Otra vez Financo
Financo compra en la subasta del BCN el saldo insoluble de 500,000 dólares y se lo vende a un segundo, según la documentación en nuestro poder, y éste a través de un juicio, amañado, sin ninguna notificación al deudor, consigue que se declare nulo el juicio del Banic, y con ello se ejecutan en tres millones 596 mil córdobas (200,000 dólares) las propiedades que habían pasado al BCN.
Después entra Financo y promueve un incidente de nulidad ante la juez Patricia Brenes, pero al no prosperar su pretensión la recusa, y el expediente pasa a la juez Tercero Civil de Distrito, Vida Benavente, quien pese a que la sentencia estaba firme desde hacía año y medio, declara nulo todo actuado. El caso está en apelación y la persona afectada pidió reservar su nombre por el momento.
Los socios de Financo, según el Registro Público de la Propiedad Inmueble son: Juan Bautista Sacasa (accionista del BDF); Guillermo Areas Solano (abogado del empresario Piero Coen), y Alejandro Lacayo Baca.
Lacayo, representante legal de la empresa, dijo que Juan Bautista Sacasa fue socio fundador, pero le compraron las acciones, y actualmente los socios son: la familia Coen (Piero), ex accionista del Bamer, Iván Baca Martínez y él.
Las cuentas las cobraban en las oficinas que quedan cerca del Parque El Carmen, en Bolonia, las cuales son manejadas por el equipo jurídico de Bayardo Arce.
Entre otras personas beneficiadas por el cierre de bancos, hay miembros de las Juntas Liquidadoras como Rodolfo Delgado, quien además de ser socio en Coficsa, es dueño de dos hoteles y dos microfinancieras en Chinandega, donde además posee propiedades.
Carlos Matus pasó de ser un empleado bancario a ser un hombre de negocios en sociedades anónimas, y a disfrutar de una mansión al estilo de los grandes empresarios en los Altos de Santo Domingo, cuando antes vivía en una sencilla vivienda en las cercanías de la Upoli.
Sobre la aclaración de Terán
Ricardo Terán, Presidente de Corporación “Roberto Terán”, en un campo pagado publicado ayer en END, afirmó que “las conclusiones vertidas por la licenciada Eloísa Ibarra sobre el tema de clasificación de cartera son de su exclusividad personal, y no deben de asociarse al criterio de don Ricardo Terán”.
“Al día de hoy mantenemos saldos importantes de crédito con el Bancentro, entre los que se encuentran saldos provenientes de la cartera de crédito del Bamer en el año 2001, la cual se trasladó correctamente con la clasificación que tenía de acuerdo con las normas bancarias”.
“Fuimos apoyados por Bancentro mediante el traslado de los saldos de crédito provenientes del Bamer, los que aún se vienen abonando”.
“Siendo una empresa familiar, privada, no acostumbramos a discutir nuestros temas financieros de manera pública, por lo que pedimos a las diferentes personas que han estado nombrando nuestra empresa en los diferentes medios de comunicación, dejar de usar nuestro nombre de ejemplo para cualquier tema de carácter privado, que solo concierne a nuestra empresa”, dice el comunicado.
El 28 de abril pasado, durante una entrevista al señor Terán, en su calidad de representante en Nicaragua de la firma First Financial Network, Inc., le preguntamos del informe enviado por los liquidadores del Bamer, donde se incluía a sus empresas como reclasificadas de tipo “A” a tipo “C”, y ahora transcribimos literalmente esa entrevista para que se sepa lo que en ese momento nos dijo.
En un informe de la Junta Liquidadora donde reclasificaron créditos, pasaron algunos de “A” a “D”, y la Corporación “Roberto Terán” es una de esas, quiero saber con certeza: ¿Ustedes eran clientes “A”, buenos pagadores del Bamer o eran clientes “B”, “C” o “D”?
Nosotros éramos clientes triple A.
¿Entonces eso confirma que si a ustedes los pasaron a “D” hubo una reclasificación de cartera?
Le puedo decir que la cartera nuestra que pasó a Bancentro nosotros firmamos el cien por ciento de la cartera y pagamos al cien por ciento.
¿Pero ustedes saben que fueron pasados como clientes tipo categoría “D”?
Mire, yo sí vi algo de eso y me llamó la atención, pero en la transacción que hice con Bancentro, y ahí están los documentos, nosotros asumimos el cien por ciento de la deuda.
Esto demuestra que no fueron conclusiones de quien escribe, sino que son respuestas de don Ricardo Terán, cuya grabación transcribo textualmente.
Una extraña morosidad
Por otra parte, ayer una funcionaria de Bancentro, quien se identificó como Carmen, me llamó para informarme que mi crédito se encontraba en el “Departamento de Recuperaciones” por retraso.
Le contesté que me extrañaba que se encontrara en recuperaciones, porque mi pago es el 23 de cada mes, y en este caso, el único pendiente era el de abril que me correspondía pagar el 23, y que por consiguiente no podía estar en recuperación porque el retraso es de 19 días.
Cabe mencionar que semanas atrás, después de que solicité la entrevista con Montealegre, me llamaron constantemente de Bancentro para que me pusiera al día tres meses de retraso, lo cual me llamó la atención, pero por motivos de trabajo, acudí a la institución posteriormente.
Al llegar a las oficinas centrales, antes de que llegara mi día de pago de abril, les mostré mis recibos originales de pago, y se vieron obligados a sacarme de la lista de morosos y dejarme mi situación al día como realmente era.