Especiales

Piden cuentas al INSS


Heberto Rodríguez

Se apoya en un andarivel para caminar, pero a sus 89 años no necesita ayuda para reclamar sus derechos. María Aquilina Centeno Reyes sostiene con firmeza no haber recibido nunca un cheque de 4,050.00 córdobas de pensión por viudez, establecido en una resolución emitida por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en julio de 2001.
“Llegué a reclamar y un hombre me dijo que por qué reclamaba, si me habían dado un cheque de cinco mil. Yo no miento, le dije. Pero si vos lo recibiste, agarraste una parte y me diste sólo mil 990 córdobas”, relató Centeno a El NUEVO DIARIO.
Su esposo, Francisco Antenor Cano Fonseca, falleció a los 79 años, afectado por Insuficiencia Renal Crónica (IRC), enfermedad que adquirió durante los años que trabajó en el ingenio San Antonio de Chichigalpa. Este mal se extendió en Occidente debido a la contaminación por “residuos agrotóxicos sintéticos” del agua que consumían los trabajadores del sector azucarero.
Con la esperanza de que algún día se reconozca los años de trabajo de su marido, la humilde y frágil señora guarda como prueba la resolución 183304, que estipula el pago de los 4,050.00 córdobas en concepto de meses atrasados comprendidos entre enero y septiembre de 2001. El documento también indica que tiene derecho a una pensión vitalicia de 450 córdobas mensuales
Por casos similares al de esta anciana, la Asociación Nicaragüense de Afectados por Insuficiencia Renal Crónica (Anairc), de Chinandega, demandó a la directora ejecutiva del INSS, Edda Callejas, que investigue este tipo de irregularidades, muy comunes según --dicha instancia-- en la sucursal de Chichigalpa.
En una misiva dirigida a Callejas el pasado 10 de enero, los dirigentes de la asociación plantean una serie de anomalías: emisión de cheques falsos, discrepancia entre los montos establecidos en la resolución a favor de los asegurados y el pago que reciben, números de beneficiarios cambiados, y cheques de asegurados muertos que siguen siendo cambiados, entre otras.
EL NUEVO DIARIO tiene copia de la mayoría de los casos que los demandantes remitieron a Seguridad Social. Las autoridades del INSS aseguraron a este periódico que los supuestos problemas serán investigados, y no descartaron que existan “errores” que coincidirían con los señalamientos. (Ver segunda nota).
No todos los casos son de vieja data. El año pasado, Máximo López López calificó para una pensión de incapacidad total --después de 35 años de trabajar en ingenios de azucareros-- por un monto de 1,748 córdobas. Por meses atrasados, la resolución 217609 estipula un pago total de 7,252 córdobas, pero le entregaron un cheque de 9, 010 córdobas.
No obstante, la pensión de vejez de 1,960 córdobas que recibe desde 2001, en diciembre del año pasado bajó sin explicación alguna a 945 córdobas.
“Quiero que me compongan mi pensión de vejez, porque no me la pueden tocar. Es hasta hoy y no me han pagado mi aguinaldo. Creo que ellos están cometiendo un delito. Yo trabaje 35 años permanentes, mil 734 semanas coticé. ¿Cómo es posible que ahora me vayan a querer enredar? Es cierto que soy campesino, pero no me van a enredar a la pura bulla”, enfatizó.
López intentó aclarar su situación con el gerente de la sucursal de Chichigalpa, Eddy Villanueva, pero no obtuvo respuesta. Más bien, según él, fue maltratado verbalmente por el funcionario.
“Me dijo mal modo: aquí lo que tenés es un cheque de 900 córdobas. Yo no tengo que darte explicación a vos, lo que tengo que decirte es que vayás donde la Teresa (otra funcionaria de la sucursal), que es quien te va explicar. ¿Y la Teresa no es menos que vos?, le pregunté yo. Si vos aquí sos el delegado…”, recordó.
¿INSS admitió irregularidades?
La presidenta de Anairc, Concepción del Carmen Ríos Urbina, afirmó a EL NUEVO DIARIO que en una reunión realizada en noviembre del año pasado, el director de sucursales del INSS, Jimmy Ramírez, admitió la emisión de cheques falsos, después de que ella le mostrara uno de los casos irregulares debidamente documentado que guarda.
“A la hora que estamos en la reunión, Jimmy Ramírez dice que le presentemos pruebas de cheques falsos, o los que están con menos de la cantidad que aparece en las resoluciones. Entonces, saqué uno y se lo mostré. Él le dijo al licenciado David Lemus (Director de Análisis y Gestión): ‘Este cheque es falso, ¿cómo está esto aquí?, explícamelo’. Y lo dijo delante de todos lo que estábamos presidiendo la reunión”, aseguró Ríos Urbina.
En la entrevista que las autoridades del INSS brindaron a EL NUEVO DIARIO, Ramírez admitió que no podía obviarse que dicha situación ocurriera.
“No estamos diciendo que no pueda haber un error, pero sí necesitamos investigarlo. Creo que no podemos actuar a la ligera, y eso es lo que le hemos pedido a ellos muchas veces, que nos presentaran las pruebas”, confesó.
Anairc se formó hace un año. Cuenta con 472 afiliados, pero se calculan más de cinco mil afectados con IRC, sin embargo, se contabilizan unos 17 mil 500 cañeros, trabajadores de los ingenios agroindustriales y azucareros. La presidenta de esta organización expresó que existen centenares de casos como los mencionados.

INSS respalda trabajo de sucursal de Chichigalpa

Si hay algún error, fue en Managua

Un gran dominio de la situación mostraban al inicio las autoridades del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), cuando se les consultó sobre las irregularidades en la sucursal de Chichigalpa, señaladas por la Asociación Nicaragüense de Afectados por Insuficiencia Renal Crónica (Anairc).
En la oficina de Jimmy Ramírez, Director de Sucursales, se acomodaron también Ricardo Serrano, Gerente General de Pensiones; José Rene Gasteazoro, Gerente de Riesgos Profesionales; David Lemus, Director de Análisis y Gestión; y el principal señalado, Eddy Villanueva, Gerente de la sucursal del INSS en Chichigalpa, quien eludió los señalamientos en su contra.
Serrano dio un espaldarazo a Villanueva, argumentando que la función de emisión de cheques es ajena al trabajo de la sucursal de Chichigalpa, porque es la oficina central del INSS la que liquida las pensiones, específicamente la Dirección de Trámites.
“Nosotros somos los que actualizamos la planilla La sucursal no tiene nada que ver en absoluto, ni liquidando la pensión ni actualizando al maestro de planilla donde nosotros actualizamos a los nuevos pensionados. Lo único que hace el señor de la sucursal es entregar el cheque”, explicó Serrano.
Después de que Villanueva fue exonerado por sus superiores de toda responsabilidad ante cualquier anomalía, preguntamos a Serrano por el caso de Máximo López López, quien goza de dos pensiones, una por viudez y otra por incapacidad total, pero hay discrepancia entre el monto que aparece establecido en las resoluciones emitidas a su favor y el pago que recibe mensualmente.
“Vamos a tener que agarrar ese caso específico, y le vamos a dar una contestación por escrito, documentando exactamente esa información”, expresó el funcionario.
¿Y lo mismo va a hacer con todos los casos que tenemos en nuestro poder y que, según los denunciantes, están bien documentados?
Claro que sí.
El caso de María Aquilina Centeno Reyes es de vieja data. ¿Por qué no tienen conocimiento y hay que esperar para obtener una explicación?
Lo que le vamos a pedir es que nos dé las copias que tiene y nosotros le vamos a contestar por escrito.
Lo siento, no puedo entregarle esos documentos.
Entonces, no le podemos contestar nada, dénos los nombres por lo menos.
Pero el caso está en manos de Edda Callejas. A ella le enviaron una carta el pasado 10 de enero, precisamente porque estas personas no han obtenido respuestas de parte de ustedes.
No vamos a hacer eso, no podemos hacer otra cosa. Yo no conozco eso, y estamos seguros de que tenemos una respuesta para eso.
¿Al asegurado o su beneficiario, en el caso de fallecimiento, el monto del cheque debe ser igual al establecido en la resolución?
El cheque es un reflejo de la resolución. Eso es clarísimo. Si la resolución mía dice mil 500 córdobas, el cheque me tiene que salir por mil 500 córdobas. Entonces, en los casos que usted tiene ahí, hay que ver qué paso. ¿Estamos claros? Pero, definitivamente, usted tiene razón, si la resolución dice mil 800 córdobas para Ricardo Serrano, el cheque tiene que salir por mil 800 córdobas, no puede salir ni por más ni por menos.
¿Y si yo tengo una resolución por vejez y otra por incapacidad, tienen que salirme dos cheques?
Por supuesto, claro que sí. Y los dos cheques son un reflejo del monto de lo que dice la resolución. Es que no puede ser diferente, si es menos, está malo, si es más, está malo.
¿Qué tan normal es que en otros departamentos o municipios ocurran problemas de este tipo?
Es totalmente atípico. Interesantemente, pues sucede con los de IRC supuestamente, esos son los alegatos y eso hay que constatarlo, y estamos claros de que si hicimos algo malo, pues se toman las acciones necesarias. Nos sentimos tranquilos, creemos que tenemos bien controlada la situación, y me parece extremadamente interesante que usted tiene algunas cuestiones de hace tres años, dos años…, me parece extrañísimo que un jubilado, pensionado, llegue a recoger su cheque y su resolución, y al darse cuenta de que hay una discrepancia, no haya reclamo de inmediato. Es insólito. Cualquiera se fijaría y lo haría.

Para muestra un botón

* Grave denuncia: "muertos cobran cheques"

Pablo Liberatos Palacios (q.e.p.d) cumplirá el próximo 10 de julio cuatro años de muerto. Era el esposo de la presidenta de Anairc, Concepción del Carmen Ríos Urbina, pero antes de que a ella se le negara su pensión de viudez, constató que el cheque que nunca recibió del padre de sus hijos mayores, estaba siendo cobrado por otra persona.
Confiesa que por nada de se muere de una cólera cuando se enteró. Fue el año pasado, cuando el INSS realizó un censo de las personas aseguradas que estaban en el plantón que había frente a la Asamblea Nacional, donde protestaban también afectados por IRC. Ríos Urbina como dirigente recibió el listado, y encontró entre los pensionados a su esposo, No. de INSS 208091.
“Estaban cobrando ese cheque desde hace tres años, porque de lo contrario no aparecería si no estuvieran haciendo ese cobro, y ella (Edda Callejas) lo tiene muy bien sabido. Ahí aparecen 63 casos que ya están muertos y están pagando esos cheques”, responsabilizó Ríos Urbina.