Especiales

Narcotráfico puede influir elecciones


El comisionado mayor Clarence Silva, jefe Antidrogas de la Policía Nacional, alertó sobre el riesgo de que el narcotráfico internacional influya en el proceso electoral a realizarse este año.
Silva brindó una amplia entrevista a EL NUEVO DIARIO y se refirió a posibles reformas a la Ley 285 --especialmente en el caso del lavado de dinero--, y las relaciones que mantienen con el Ejército en la lucha antinarcóticos.
-Se avecina un proceso electoral. ¿Qué posibilidad existe de que sociedades anónimas que apoyan con dinero a diferentes organizaciones políticas, aprovechen la contienda para lavar dinero? ¿Qué medidas toman ustedes en estos casos?
“Creo que nuestro país, al igual que cualquier país del área centroamericana, tiene el riesgo de que fuerzas del crimen organizado, llámese droga o cualquier otra actividad ilegal, tenga intenciones de poder influenciar en este proceso electoral.
“Lo más común que ha pasado en otros países es aportando dinero para las campañas electorales. Lógicamente ese aporte de dinero no tiene una razón cualquiera. Tiene una razón concreta: apoyar cierto candidato y tener ciertas ventajas o posibilidades sobre ese candidato y poder en el futuro realizar actividades ilícitas con cierta complicidad.
Por lo tanto, nuestro país debería contar con los mecanismos necesarios, tanto en el Poder Electoral, el Poder Judicial y las diferentes autoridades, para disminuir ese riesgo”.
-Ustedes han recibido críticas que dedican mayor tiempo a operaciones internacionales con la DEA, casi como que fueran sus asalariados.¿Qué pasa con el tráfico interno?
“Creo que aquí hay un problema de percepción de nuestra ciudadanía, producto del impacto que causan los casos grandes y relevantes para la población. Sin embargo, no es así como se plantea. El esfuerzo fundamental que realiza la Policía Nacional es para atacar el problema doméstico, el problema del expendio.
“Si hacemos una valoración de la cantidad de casos, por ejemplo en 2005 hicimos casi mil 500 operaciones a nivel nacional, de ellas sólo 36 son para el tráfico internacional. Lo que pasa es que un caso de tráfico internacional implica la ocupación de grandes cantidades de droga, que es lo que aparece en los medios de comunicación, lo que la gente ve en la noticias. Sin embargo, más del 95 por ciento de las operaciones son realizadas en los barrios, en las ciudades para combatir el tráfico local”.
-¿Consideran necesario reformar la Ley 285, la Ley Antidrogas?
“Consideramos que de acuerdo a la forma que se ha desarrollado el delito, la experiencia propia de la Policía de acuerdo a los nuevos cambios que habido en la misma comisión del delito, se requiere de algunas reformas. Algo puntual por ejemplo, el caso del lavado de dinero, ustedes saben que hay una interpretación diversa y hay que resolver eso.
“Mientras no tengamos una interpretación, la opinión de la especialidad es que debe quedar claro y si acaso hay una reforma debe establecerse que el delito de lavado dinero es un delito autónomo y que puede estar vinculado o provenir de cualquier actividad delictiva, no necesariamente tráfico de droga, para que puedan las instituciones de este país luchar contra esa actividad.
¿Qué coordinación existe entre el Ejército y la Policía en la lucha antidrogas?
Podemos decir que tenemos una buena coordinación con el Ejército, fundamentalmente con la Fuerza Naval, que es con la que más interactuamos. Se puede mejorar todavía, la parte del intercambio de información.
En materia de información siempre ha habido suspicacias con la Dirección de Información para la Defensa (DID).
Lo que pasa es que las labores que realizamos son un poco diferentes, ellos realizan determinado tipo de inteligencia y nosotros realizamos otro tipo, y no necesariamente coinciden, son inteligencias para diferentes destinos por decir así.
Muchas veces, se afirma, la inteligencia militar recopila información vinculada a droga y no la comparte con ustedes. ¿Cuál debería ser el punto medio?
Considero que cualquier institución que realiza labor de inteligencia debe trasladar esa información que pueda ser de utilidad a la instancia competente, para darle su tratamiento y seguimiento.
¿Y esto ha pasado?
Ha pasado, pero creemos que se puede mejorar mucho más.