Especiales

“Deben usar más Ley de Lavado”


Oliver Bodan

Abierta en el país desde 1998, la oficina de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) considera que el sistema de justicia nicaragüense podría funcionar “mejor” en casos vinculados con el tráfico de drogas.
“Me gustaría ver el uso de la Ley de Lavado de Dinero más, porque hay bastantes casos que me imagino podríamos juzgar en asuntos de lavado de dinero y es bien importante, porque no queremos que --por ejemplo-- los narcotraficantes piensen que Nicaragua es bueno para lavar sus dólares. Eso sería una cosa bien mala”, declaró a EL NUEVO DIARIO uno de los agentes de la DEA radicados en el país.
En una amplia entrevista brindada a este periódico, el oficial comentó sobre la posibilidad de que el narcotráfico infecte el proceso de elecciones de este año; se refirió al caso de los narcodólares y a la posibilidad de que la DEA investigue a políticos nicaragüenses por tráfico internacional de drogas.
-La Policía se queja de la justicia en Nicaragua. Afirman que arman un caso, capturan a los implicados y luego salen libres por diferentes presiones al Poder Judicial. ¿Qué valoración tienen ustedes?
“Lo que tenemos que entender es que como Policía somos una parte del sistema en total, y como Policía también no enfocamos totalmente en decomisos de drogas, enfocamos más en las personas, en las organizaciones que están transportando, enviando y recibiendo la droga, en nuestro caso o lavando el dinero”.
“Por eso si una parte del sistema no funciona bien… Por ejemplo, si como Policía investigamos un buen caso y damos todo a la Fiscalía y la Fiscalía no hace su parte, el caso muere.
“Por ejemplo, la Policía hace una buena investigación y la Fiscalía acusa bien y presentan todas las evidencias a la Corte y la Corte no hace decisiones según la ley, el sistema no funciona. Por eso si cada grupo no hace su trabajo, el sistema nunca va a funcionar”.
-¿Qué cree que hace falta?
“Me gustaría ver el uso de la Ley de Lavado de Dinero más, porque hay bastantes casos que me imagino podríamos juzgar en asuntos de lavado de dinero y es bien importante, porque no queremos que --por ejemplo--, los narcotraficantes piensen que Nicaragua es bueno para lavar sus dólares. Eso sería una cosa bien mala”.
-En efecto, las estadísticas demuestran que hay mucha gente purgando pena. Sin embargo, hay algunos casos bastante sonados en los cuales no se ha trabajado de manera correcta. ¿Esto escapa a la Policía?
“Es difícil contestar porque cada país tiene diferentes leyes. Por ejemplo, nosotros en los Estados Unidos usamos una ley súper fuerte que se llama conspiración; esa ley nos ayuda a vincular gente que realmente no estaba en el sitio cuando hacemos un decomiso, una incautación, pero que podemos vincularlos en el caso debido a evidencias que encontramos en el sitio y acá no existe, por eso es un poco más difícil para armar casos en esa manera”.
-¿Tienen ustedes alguna apreciación sobre el caso de los narcodólares?
“No podría comentar sobre un caso que ya está en proceso de ser investigado”.
-Este año hay elecciones en Nicaragua, tanto en la Costa Atlántica como a nivel nacional.
“Sí, he escuchado”.
-¿Cuál es el riesgo de que el narcotráfico infecte las campañas electorales, sobre todo en la Costa Atlántica, donde hay muchas debilidades de las instituciones?
“El narcotráfico lo vemos nosotros en cualquier nivel de la sociedad y no específicamente en política, en cualquier nivel, por eso es posible, nada es imposible, pero es otro caso y lo vemos así, no estamos enfocando en eso alguna forma”.

-¿Usted ha investigado a políticos nicaragüenses?
“No, no”.

-¿Y en Estados Unidos?
“Y si hubiera investigado algo no podría comentar sobre esto”.
-Me refiero a informes que hay del señor Byron Jerez y de los hermanos Quiñónez.
“Sí, sí, pero según lo que yo he leído en los diarios, esos eran casos de lavado de dinero que no tenían nada que ver con drogas; nosotros sólo con drogas”.
-En la práctica, ¿cómo hacen para coordinarse con la Policía? ¿Cómo es la relación?
“Nosotros acá en Nicaragua somos asesores y ayudamos a la Policía en cualquier forma que podemos, pero el trabajo lo realiza la Policía”.

-¿Qué balance tiene de la lucha antidrogas en Nicaragua durante 2005?
“Están trabajando bien, cada año es mejor y por ejemplo, como hay más gente en la Dirección este año que en los anteriores, están haciendo más trabajos a nivel nacional como a nivel internacional”.
-¿Ha habido algún cambio en las rutas del narcotráfico?
“Realmente hay tres rutas principales que uno puede usar para enviar drogas: marítima, por tierra y aire, y por eso las rutas son iguales como siempre y los medios que están usando iguales también”.
-¿El Pacífico está cobrando mayor fuerza en el tráfico de drogas o no?
“Lo que pasa con el Pacífico es que normalmente los narcotraficantes usan trazas, trazas súper lejos en el mar, lejos, lejos de Nicaragua, estamos hablando de 200 a 300 millas de la costa, lejísimos. En el Atlántico, en el Caribe, es totalmente diferente, y por eso, hay más movimiento en el Caribe, vemos más movimiento en el Caribe de lo que vemos en el Pacífico, porque las trazas son mucho más cerca en la Costa”.
-¿Cuál es el porcentaje del tráfico en el Pacífico?
“Más o menos es igual, el porcentaje en el Pacífico es más o menos igual al del Atlántico”.
-¿Cuántos agentes tienen en Nicaragua?
“Tenemos algunos agentes, como yo somos tres. Trabajamos con los compañeros de la Policía siempre y con cualquier caso, con cualquier información compartimos con la Policía y decidimos si vamos a seguir o no, pero la decisión de hacer algo acá en Nicaragua es totalmente de la Policía, estamos acá para asistir y ayudar”.

-¿Cuál es su valoración sobre la coordinación que hay entre el Ejército y la Policía en la lucha antinarcóticos?
“Funciona, hay coordinaciones, pero como en cualquier situación me imagino que podríamos mejorar las coordinaciones que tenemos”.

-Hay una inquietud de parte de la Policía de que hay mucha información que recaba el Ejército en el tema de drogas y que se queda en el escritorio. ¿Usted qué opina?
“De eso no sé, pero me gustaría ver más coordinación de Inteligencia, absolutamente, porque sin Inteligencia no podemos hacer nada y podemos ser más eficaces si estamos operando con Inteligencia, y una operación de introducción nunca es tan exitosa como una operación con Inteligencia y puntual”.
-¿Y la relación suya con la Policía cómo es? Porque hay algunas críticas que aseguran que prácticamente la División Antidrogas depende de ustedes.
“No, eso no es la verdad, la División Antidrogas está trabajando, ellos están trabajando con nosotros, pero si no estuviéramos todavía estuvieran trabajando. Están trabajando bien y yo no creo que nadie pueda quejarse del trabajo que ellos están haciendo, porque ellos están trabajando súper duro y con bastante esfuerzo”.
-¿Qué tipo de relación tienen con el Ejército?
“Obviamente no estamos tan pegados como con la Policía, pero sí hay relaciones”.