Especiales

Robo confirmado


Oliver Bodan

Chinandega -La empresa mexicana Tradeco Infraestructura S.A. de CV realizó millonarias transferencias al exterior sin ningún tipo de documentos soportes, en medio de graves irregularidades financieras que van desde desembolsos a empresas fantasmas hasta pagos “inflados” a otras compañías, entre otras anomalías, confirmó una investigación periodística de Confidencial y EL NUEVO DIARIO.
Tradeco ganó una licitación cerrada para rehabilitar la carretera Chinandega-El Guasaule por US$29.9 millones, a pesar de que el propio Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), originalmente fijó el valor de la obra en US$21 millones, lo cual dio como resultado un sobreprecio por más de US$8 millones, cuyo destino final aún se desconoce, de acuerdo a documentos oficiales en nuestro poder.
Una auditoría financiera realizada por la firma Noel Cruz & Asociados, en marzo de este año, reveló severos problemas de control en la empresa mexicana. En la parte de “transferencias sin documentación de respaldo”, se lee lo siguiente:
“Del examen practicado a transferencias en dólares de la cuenta bancaria No. 301101155 obtuvimos fotocopias de cinco comprobantes, confirmando la falta de documentos soportes, el monto asciende a C$9,657,765 equivalentes de US$591,445”, informa el documento, cuya copia está en nuestro poder.
La auditoría fue solicitada a la firma de contadores por la Contraloría General de la República, a través de una carta firmada por los cinco contralores: José Pasos Marciaq, Guillermo Argüello, Fulvio Palma, Luis Angel Montenegro y Lino Hernández.
“La ausencia de practicar controles efectivos a los documentos legales y autorizados por las leyes fiscales del país, provoca que los movimientos del efectivo no estén respaldados, lo que implicaría la no justificación de las operaciones bancarias ante revisiones de auditorías fiscales, externas e internas. Esto conlleva a diversas interpretaciones negativas del funcionamiento organizativo de la compañía, específicamente en el área financiera”, precisó el informe.
La auditoría financiera abarcó el período comprendido del primero de enero de 2004 al 31 de diciembre del mismo año, y detectó 23 “situaciones que requieren ser observadas”, como actos relacionados a manejo inadecuado de efectivo, rendiciones de cuentas sin el soporte debido, conflictos de intereses, aplicación de créditos fiscales inexistentes, conciliaciones bancarias elaboradas incorrectamente, entre otras.
Cerca de US$3 millones sin respaldo
Según los resultados del estudio, algunas de las transferencias sin respaldo --realizadas entre enero y diciembre de 2004-- fueron ejecutadas desde la cuenta 301101155. También aparece la número 301602782, pero en la descripción de las operaciones no se conoce ningún destino final de ninguna de las transferencias.
Una carta del cuatro de abril pasado confirmó el interés de la firma de contadores en dilucidar detalles sobre transacciones al exterior por US$2,739,851: destinatario del dinero y dirección en el extranjero, motivo de la transferencia, nombre del banco receptor y número de la cuenta corriente.
Manuel Lara Rangel, gerente administrativo de Tradeco, envió una misiva a Carmen Zarruk Mendoza, Gerente de la sucursal del Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro) en Linda Vista, para solicitarle que proporcionara dicha información a Noel Cruz & Asociados.
Sin embargo, según la firma de contadores, ni Bancentro ni la empresa mexicana jamás brindaron esta información. Todavía se desconoce adónde fue esa plata y quién la recibió
Otros documentos en nuestro poder revelaron que, originalmente, Noel Cruz & Asociados estimó que el monto de las transferencias al exterior sin respaldo fue de C$44,976,836, que “no están plenamente soportados”, y “tienen una incidencia directa en el rubro de efectivo y un efecto consecuentemente en el estado del resultado”.
“Se llevaron a cabo transacciones de compra de servicios de transporte y otros conceptos hasta por la suma de C$11,028,410, datos que fueron el resultado de nuestro alcance de auditoría. La mayoría de estas transacciones no están soportadas, además que se celebraron con personas naturales que no llenan los requisitos fiscales y existe la incertidumbre de un reparo fiscal muy fuerte”, reveló el documento titulado “Borrador para discusión”.
Después de un tenso proceso entre el auditor y la empresa mexicana, por la solicitud de información precisa sobre las transferencias, Tradeco presentó “justificaciones a medias” y la cifra de las transacciones bajó hasta US$591,445. Sin embargo, no se ha realizado una auditoría operacional en la empresa, que vaya al fondo de las irregularidades.
Entre las observaciones que la firma de contadores realizó a Tradeco sobre las transferencias se encuentran: “No tiene solicitud para transferencia (traslado entre cuentas), no tiene aviso de crédito y débito (quién cobró la plata), la carta original solamente tiene una firma y la copia tiene las dos, no tiene la carta original, no tiene factura original; lo paga con un correo electrónico; no tiene soportes de planilla firmada”.
En la descripción de las transferencias pueden leerse algunos conceptos por los que Tradeco supuestamente realizó dichas operaciones financieras: “TFR a Citybank New Cork, TFR de Cta. 301602782; TFR de Cta. 301101155; TRF Comisión Dersolner Back; TRF Comisión Guatemala, T-22 TRF Cta. 301602782; T-25 TRF Comis. Bank of America; T-27 TRF Comisión Deshon Bank”, entre otros.
Contador confirma graves problemas
Las irregularidades financieras fueron confirmadas a Confidencial y EL NUEVO DIARIO por Cándido Leonardo Álvarez Burgos, ex contador de Tradeco: “Ahí hay malversación de fondos, hasta cierto punto hurto con abuso de confianza, porque eso se puede considerar así, y hay abuso”.
“Había transferencias fuera del país y eso no tenía soportes, más que todo una carta al banco y el banco te hacía la operación y ya está. La verdad es que esa empresa la manejaban como algo propio, ahí movían la plata como querían”, reveló Álvarez.
Confirmó que salió de la empresa debido a las constantes y graves violaciones de control interno. “Yo cuando miré la situación hablé claro con ellos. Yo les dije: en esto, esto y esto no estoy de acuerdo. No estuvieron de acuerdo, OK. ¿Entonces qué pasó? Me obligaron a terminar contrato, lo terminé y me retiré”.
Álvarez confirmó que él mismo realizó las millonarias transferencias al exterior por órdenes directas de Manuel Lara Rangel, Gerente Administrativo de Tradeco, quien a su vez recibía orientaciones de México. Conoció de los montos, pero no los destinatarios finales del dinero que salió de las cuentas de la empresa, alimentadas por fondos públicos nicaragüenses.
¿Estas transferencias tenían respaldo, eran correctas, cumplían con las normas de contabilidad?
Como empleado sólo manejé los montos o llenar el requisito del formulario para hacerlo y presentarlo al banco. Después, lo pactado, montos, cantidades, o destino y a dónde iban eso sólo lo manejaban los funcionarios mexicanos.
¿Tenían respaldo estas transferencias?
Como empleado que fui de la empresa no conocía la pactación anterior, no sabía el pie de la formalidad, los montos a transferirse. Sólo recibíamos el ordenamiento, llenábamos el formulario y eso se pasaba al banco.
¿Usted miraba normal eso?
Basado en los manejos de control interno, no teníamos ningún respaldo más que una notita manuscrita, con eso llenaba el formulario, hacía un memorándum hacia el banco y con eso el banco operaba.
Álvarez precisó que cada mes se ejecutaban de 8 a 10 transferencias. Pero no tenían respaldo de ningún tipo: “Inicialmente debe haber un contrato por algún servicio, alguna deuda, algún financiamiento recibido anterior, para posteriormente estarlo amortizando”.
Puntualizó que pocas operaciones tenían soporte. Por ejemplo, deudas de Tradeco con Bancentro por el pago de la flota vehicular: “Mes a mes se hacían transferencias por un monto como de 23 mil dólares, a un plazo de dos años. Eso sí tenía la fuente de donde nace la deuda para amortizarse. Pero el resto de transferencias, hasta estos momentos, no manejaba yo cuál era su monto global… Sí había transferencias que no eran estándares, se mandaban dependiendo de la capacidad que tuviera la empresa y disponibilidad de los fondos del banco”.
¿Y cómo observaba que únicamente con una nota se hiciera una transferencia?
La verdad que en una de las consultas hechas al financiero, me dijo que esas eran las orientaciones y eso se tenía que cumplir porque era lo que México les había encomendado a ellos, y que --por lo tanto-- México esperaba que esas transferencias se hicieran. Por lo tanto, repito, desconocíamos los montos a amortizarse por estas transferencias, y se desconocía para qué se usaban los recursos en ese momento.
¿Eso es normal en reglas contables?
En reglas contables no, porque la empresa debería tener registrado en sus estados financieros el monto adeudado que se tenía que estar amortizando a la fecha o al menos a qué obedecían la exigibilidad de las transferencias en su momento.
¿Recuerda usted a quién iba esta plata? ¿Sabía usted quién era el destinatario final?
No, el destinatario final no. La plata iba transferida a otra institución financiera, no había personas naturales detrás de esas transferencias.
Intentamos conocer la versión del MTI sobre todas estas irregularidades, pero Relaciones Públicas de dicha institución no atendió nuestras solicitudes. Asimismo, el ex ministro Pedro Solórzano evitó hablar del tema con este periodista.

Una muestra del modus operandi

Empresa fantasma cobró los cheques

Chinandega -En este caluroso departamento nadie conoce la empresa “Servicios de Transporte y Renta de Maquinaria F. Rosario Moreno E.”, que tiene cheques a su favor por US$8,441.1 y aparece, en un informe de auditoría, como acreedora de Tradeco por C$470,176.
Según facturas en nuestro poder, dicha compañía se encuentra en el Reparto Carmita, del By Pass una cuadra y media al norte. Visitamos dicha dirección, pero no existe ninguna empresa de transporte.
Los vecinos sólo recuerdan una “bloquera” que despareció hace años. “Tengo 24 años de vivir aquí y nunca, nunca, he oído de esa empresa. Y la dirección de aquí es: Del Bypass, Reparto Carmita, cuadra y media al norte”, relató Reymunda Mairena.
Tradeco giró el 26 de agosto de 2004 el cheque 1533 de Bancentro por 8 mil 441 dólares a nombre de F. Rosario Moreno E., en concepto de “cancelación de facturas 17, 18, 19, 20, renta de compresor 31/7 al 29/8; renta de placas 22/7 al 20/8; renta planta de energía 19/7 al 17/8 y 2 mezcladoras de concreto”.
En cuatro facturas en nuestro poder aparece el Registro Único del Contribuyente (RUC) de la compañía fantasma: 220576-1198, pero, de acuerdo con información proporcionada, no registra ninguna contribución al Estado.
En los documentos también aparece el número telefónico de la compañía: 60-19179, pero al marcarlo se escucha siempre el siguiente mensaje: “El número que usted marcó no pudo ser contactado”.
Cándido Álvarez Burgos, ex contador de Tradeco, confirmó que “físicamente” conoce a Moreno, pero desconoce la existencia de una empresa a su nombre: “Andate a la Renta con este RUC y que te den los datos. Ahí te vas a dar cuenta”.
Álvarez reconoció su firma en uno de los documentos que le presentamos y también la de Manuel Lara Rangel, gerente financiero de la compañía mexicana. La rúbrica de “recibido” que supuestamente corresponde a Moreno es falsa, pues --según el contador--, “yo conozco la firma de la Rosario y sé que esa no es la de ella”.
Pero ella era una secretaria de la empresa, no era una transportista.
En ese momento no identificamos los equipos rentados ni los subcontratados que la empresa tenía.
Pero sí le pagaron, hay fondos para ella.
Sí, hay cheques que salen y que se pueden evidenciar en los archivos de la contabilidad debidamente soportados con su factura, pero no existen contratos, no existen reportes diarios de maquinaria, y no existen tampoco los informes de consumo de combustible, como es el control que se da en los demás subcontratados y vendedores de servicio para la empresa.
La versión de Tradeco
Mauro López Aguilar, responsable de Tradeco, al ser consultado sobre esta grave irregularidad y ver los documentos que le presentamos, respondió: “Sí, esto es renta de maquinaria”.
Pero esa empresa no existe en ese lugar, nosotros ya fuimos.
¿Ya no existe?, tengo entendido que la cerraron, pero esa empresa existió.
No, esta señora era secretaria, no tenía ninguna empresa de transporte.
¿No tenía? Mirá, nosotros rentamos maquinaria a una empresa, a una y a muchas. A nosotros nos facturan, nosotros tenemos los soportes de la renta, tenemos los análisis para poder rentar.
Incluso, esta firma no es la de ella, así es que no entiendo como lo pueden justificar.
Pues si el equipo estaba aquí, yo pague renta por el equipo.
Esta firma de recibido no es de ella; la información que nosotros comprobamos es que se emitían una serie de cheques a nombre de esta persona por una empresa que no existía, y entonces esa es una manera de lavar dinero.
¿De lavar dinero? Esa es una acusación muy seria que estás haciendo.
Aquí se lo estoy demostrando, a menos que usted me demuestre que esa empresa existió.
Mirá, yo te demuestro que el equipo que pagué estuvo en el proyecto, a mí lo que me interesa es que el servicio que estoy pagando me lo están dando, ¿quién?, no me importa quien. Yo lo único que hago es revisar que los precios que me están dando por el servicio sean los correctos.
Sí, pero esta empresa no existe.
Yo dudo que sea cierto lo que me estás diciendo.
Bueno, enséñeme un documento donde haya otro tipo de servicio que prestó esta empresa a otro cliente, o enséñeme los registros de la DGI.
Espérate, espérate, si tú me rentas un servicio o tú me vendes un servicio y yo lo estoy recibiendo yo te pago.
Es que esta empresa no existe. No la reconocen en el lugar. ¿Cómo mantiene eso?
¿Yo qué voy a saber? Yo te digo, yo tengo una máquina que me están rentando a un precio y yo la pago, yo no voy a investigar los orígenes.
¿Quién era la señora Fedra Rosario Moreno? ¿Usted la conoció?
Sí la conocí.
¿Ella era una empresaria?
Empezó trabajando con nosotros y después nos rentó maquinaria.
¿Entonces, esta empresa desapareció de la noche a la mañana y ahora no hay referencia de ella?
Posiblemente.
¿Y se acostumbra ese tipo de actividades en Tradeco, que una empresa desaparece de la noche a la mañana?
Depende del contrato, el contrato era de renta de equipos y como no había anticipo, entonces simplemente yo no pago si no me dan el servicio.
¿Hay un contrato con esta persona?
Así es.
¿Usted lo puede mostrar ahorita?
No, no te lo voy a mostrar.
¿Por qué?
Porque no quiero. O sea, ya me hicieron una auditoría, ya me hicieron las auditorías internas, ya me hicieron todo y todo lo he podido demostrar.
Pues debería, porque son fondos públicos nicaragüenses, y este tipo de cosas lo que demuestra es que hubo actos de corrupción de esta empresa con fondos del pueblo de Nicaragua.
Con fondos, dime ¿en dónde regalé el dinero?
Yo no sé qué lo hizo, en todo caso es una pregunta: ¿Dónde está la plata?
Te estoy diciendo, yo la pagué por la renta de un equipo, que el equipo estuvo aquí.

Mauro López Aguilar, representante de empresa mexicana

Tradeco intenta justificarse

* “Fueron envíos de dinero para mantener nuestra casa matriz”

Oliver Bodán/Chinandega -Entrar a la sede de la empresa mexicana Tradeco Infraestructura S.A. de CV --corazón de la rehabilitación de la carretera Chinandega-El Guasaule-- había sido negado a Confidencial y EL NUEVO DIARIO hasta la mañana del jueves pasado.
Ese día entrevistamos a Mauro López Aguilar, representante de la firma, quien no enseñó ningún documento financiero que respalde millonarias transferencias realizadas por su compañía al exterior por 600 mil dólares. Tampoco informó quienes fueron los beneficiaros finales de dichas operaciones.
López no pudo responder cuando le enseñamos los documentos en nuestro poder, que revelan serias irregularidades en su empresa, y --calmo, pero nervioso-- intentó convencernos de que no ocurrió ningún acto de corrupción en confabulación con las máximas autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).
Hay una auditoría que realizó la firma Noel Cruz & Asociados, que revela por lo menos 590 mil dólares en transferencias al exterior sin justificación. ¿Qué se hizo esa plata?
Pero esos son movimientos internos de la empresa.
Sí, ¿pero qué pasó con esa plata? ¿Por qué no hay soportes?
¿Quién dice que no hay soportes? ¿Noel Cruz? Tenemos el dictamen de Noel Cruz.
Ese dictamen reveló que no hay soportes. ¿Cómo responden a eso?
Que sí hay soporte.
¿Y entonces por qué se incluyó en el reporte de Noel Cruz & Asociados que no había soporte?
No sé, necesitaría volver a revisar el dictamen, pero yo lo vi, no hay problemas.
Pues sí hay, porque son 600 mil dólares de los cuales no hay respaldo. Supongo que usted conoce el documento.
Sí.
La pregunta es: ¿adónde fue esa plata?
No sé exactamente si es en total, ¿o tú sabes como es esa transferencia? ¿una sola transferencia o qué?
Son varias transferencias, le puedo leer si quiere: “…el monto asciende a C$9,657,765 equivalentes a US$591,445”.
¿Cuántas transferencias son?
Eso es lo que quiero que me explique. Incluso esa cifra era mayor, tenemos entendido que era de tres millones de dólares.
¿De tres millones de dólares? ¿Pero eso de dónde sacas los tres millones de dólares?
Allí está el informe que lo preparó una firma.
¿Tú piensas que esta es la matriz de Tradeco?
No, yo no pienso nada de lo que me dice. Sólo quiero que me explique, como es tan amable, ¿qué se hizo esa plata? ¿por qué no tenía soporte?
Sí sabes que soportes necesitas cuando es un gasto, cuando tú envías dinero a tu casa matriz, tú los necesitas cambiar, tu matriz se mantiene de los proyectos.
Pero no convencieron al auditor y a un ex trabajador de ustedes en el área financiera, y también mantiene que hubo otra serie de irregularidades, incluyendo estas transferencias que le menciono.
No, seguramente son las transferencias que se hacen para mantener la matriz.
¿Y entonces por qué no hay justificación de la plata? Estamos hablando de 10 millones de córdobas, por lo menos.
Porque la matriz no te factura.
¿Y eso es normal, eso acostumbran hacer ustedes?
Por cada cobranza nosotros tenemos que reportar alguna parte de la cobranza a la oficina matriz, eso es normal.
¿Pero por qué no hay ningún tipo de documento que lo respalde?
Porque no te puede facturar la oficina matriz, eso es normal.
Primera noticia que tengo, porque un contador público autorizado no permite ese tipo de cosas, y por eso fue que le hicieron ese señalamiento. ¿Qué fue lo que pasó?
Yo no soy contador, pero ese tipo de transferencias a nuestra oficina matriz son normales y regulares.
¿Por qué no hay respaldo de esas transferencias?
Sí hay respaldo, necesitaría revisar todos los orígenes de cada una, pero todas tienen su respaldo.
Entonces, ¿por qué no convencieron al auditor?
Necesitaría ver los soportes contables que tenemos en…
¿Cuáles son las explicaciones de esas transferencias?
Lo más seguro es que sean los envíos de dinero que se hacen para mantener nuestra casa matriz.
¿Tiene todo el respaldo?
Sí.
¿Lo puede mostrar?
No, no.
Le voy a preguntar directamente: ¿Ustedes se confabularon con el gobierno?
No.
¿Hubo un acto de corrupción en esta obra para distribuirse dinero?
No lo hay.
¿Ahora, qué hicieron la plata de las transferencias?
Seguramente es el dinero que enviamos a matriz, para mantener a nuestra matriz.
¿Usted nos puede demostrar esa justificación?
Pues allí tienes todas las transferencias.
Eso no tiene ningún tipo de respaldo e incluso no dicen adónde fueron ni quienes la recibieron.
Ajá.

Mañana:
* La responsabildad del MTI y sus funcionarios. Ex contador Cándido Álvarez teme por su vida; una auditoría privada en poder de Contraloría. ¿Cuánto salió al exterior en total? Bancentro debe brindar información.