Especiales

El Jícaro: ruta de la historia

* El nombre de El Jícaro no proviene del árbol que da ese fruto sino de una tribu indígena * Región minera y contradictoria: desde hace más de 38 ańos no se extrae oro de la mina San Albino * "La esperanza de ver esta mina trabajando se acabó cuando los contras dinamitaron la casa"

— —

El tiempo parece haberse detenido en este municipio poblado de casas de barro, donde el concreto y el hierro no han hecho morada y la reina de los techos sigue siendo la teja, es como estar dentro de una pintura rupestre rodeado del calor humano que el carińo de gente amable y modesta le puede dar.;


;
HAYDEE BRENES F.;


;
El Jícaro, Nueva Segovia.-- La Mina San Albino, sitio de donde partió Augusto C. Sandino en compańía de 30 hombres con la intención de acabar con la intervención norteamericana en Nicaragua, luce abandonada, casi desaparecida entre la maleza, pero en estos lares los habitantes aún dicen ver al "general" cabalgando y tarareando una canción por el camino en las noches de Luna Llena.;


Al preguntarle al seńor Francisco Ramón Pineda Rivas, de 65 ańos, sobre las "apariciones del general", nos responde que a Sandino sólo le ven las personas del pueblo porque se esconde de los forasteros, por eso él tampoco lo ha visto aunque se sienta como nativo de El Jícaro.;


"Cuando yo conocí me dije bonito no es, pero Ącaramba qué cosechas había aquí!, daba ánimos de trabajar para hacer producir la tierra y le dije a mi hermano que estaba trabajando en la construcción de la iglesia, sábete que quisiera comprarme un poquito de tierra, la compré y ya son 35 ańos aquí ya no volví más a Condega", dijo don Francisco.;


Los xicaros;


Ciento treinta ańos cumplió recientemente el municipio de El Jícaro, su creación data del ańo 1874, siendo uno de los primeros lugares de la región en ser declarado distrito de la Corona Espańola. ;


De acuerdo al profesor Rúvrico Espinoza, el nombre de El Jícaro no proviene del árbol que da ese fruto sino de la tribu de Xicaros que habitaba este lugar a la llegada de los espańoles.;


"Los xicaros eran una tribu pequeńa de ellos, se conocen a algunos caciques como Moyuca que aparece mencionado en las crónicas de indias, con el paso del tiempo al acabar con los indígenas se nos llamó el lugar de los xicaros y después sólo xicaros y al instituirlos como distrito nos llamaron Jícaro", afirmó el profesor Espinoza.;


Además del casco urbano donde habitan alrededor de nueve mil personas, el municipio de El Jícaro cuenta con 60 comunidades rurales y una población total de 32 mil habitantes donde el 42 por ciento son jóvenes.;


Cada comunidad, dijo el profesor Espinoza, tiene su organización, se dividen en comarcas, las comarcas más grandes son Moyuca en honor al cacique, también otras como San Jerónimo, Susucayán, El Guanacastillo, La Vuelta y otras más alejadas son la comarca del Giba, San Albino y por último El Naranjo, después están las partes altas donde se ubica el sector productivo, estas zonas dominan la parte sureste y sur donde se produce café de altura y frijoles.;


En la mina;


Ubicado a 178 kilómetros de Managua, la carretera pavimentada concluye en Ocotal, sin embargo es en el trayecto de la cabecera departamental al municipio que podrá admirar algunos reductos de bosques que no sucumbieron ante la plaga del gorgojo descortezador que azotó este extremo del país.;


El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), a través de su Servicio Geológico Nacional, considera a El Jícaro como una región minera, a pesar de esto, desde hace más de 38 ańos no se extrae oro de la mina San Albino, y en la actualidad a esta propiedad llegan a pastar las reses de personas que habitan las cercanías.;


Ya no hay ningún ex trabajador de la mina San Albino con vida, pero los hijos de las personas que vieron "brillar el amarillo", están listos a contarles sobre las historias de bonanza y trabajo que se dieron, uno de ellos es el seńor Marcos Mendoza, de 72 ańos de edad.;


El seńor Mendoza comenta que en una pequeńa loma sobre la mina, estaba ubicada una casa de madera de tres pisos con corredores que servía para guardar el oro, las herramientas y dar albergue a algunos trabajadores y "gringos" de la mina, quienes salieron huyendo después del primer combate de Sandino con miembros de la Guardia Nacional.;


Sin esperanza;


Después del combate, Sandino era quien mandaba aquí, la gente lo apoyó mucho y le ayudaba; eso no le dio seguridad a los gringos y la mina volvió a trabajar hasta después que lo mataron y el dueńo, según se decía era, Somoza, relató Mendoza.;


"Pero nunca fue lo mismo, no se trabajaba igual y la mayoría de los mineros prefirieron dedicarse a sembrar. Después que Somoza cayó, se pensó que habría trabajo y comenzó la guerra con los contras. ;


"La esperanza de ver esta mina trabajando se acabó, cuando los contras dinamitaron la casa y después de eso han venido camiones a llevarse los fierros sin que nadie haga nada. Estamos sin esperanza", comento Mendoza.;


Una imagen y cinco fiestas;


La capilla del pueblo fue edificada por monseńor Julio César Videa. Fue este sacerdote el encargado de llevar, con autorización de Roma, la primera copia de la imagen de la Virgen de Guadalupe que llegó a Nicaragua, tal como lo dice la leyenda escrita a mano sobre el retrato.;


Con el pasar de los ańos, en este municipio, el patronazgo ha ido cambiando así: el primer santo patrono fue San Miguel a quien se cambió por San Santiago no se sabe por qué razón, y en la actualidad se celebra en honor a Nuestra Seńora de Candelaria.;


Aunque la fiesta oficial es en honor a la Virgen de Candelaria en febrero, también en junio se celebra a San Pedro y las fiestas de Santiago en julio.;


A su regreso ;


Antes de dejar las ruinas de la mina San Albino, puede visitar o darse un refrescante bańo en las aguas doradas del río Jícaro, no es común que las aguas de un río tan extenso como éste sean de este color, pero la "mortaja" una especie de arena brillante le da este color.;


Al concluir su visita a El Jícaro, no está de más que disfrute de otros sitios sobre la ruta como Mozonte que cuenta con una organización indígena predominante y creaciones en arcilla de muy buena calidad.;


También puede desviarse un poco y visitar Ciudad Antigua o si prefiere admirar el paisaje y ponerse en paz con la naturaleza le invitamos a visitar el valle de Dipilto y Jalapa cuyas serranías han sido declaradas reserva natural. ;


La primer Ciudad Sandino;


Datos proporcionados por la Asociación de Municipios de Nicaragua expresan que durante la guerra constitucionalista en 1926 y 27 y después de la firma del "pacto del Espino Negro", el general Sandino rechazó el convenio Moncada-Stimpson, estableciendo su primer cuartel en El Jícaro bajo el nombre de Ciudad Sandino.;