Especiales

Explosión de ONG

* Antes de los 90 pasaron 33 ańos para que el Parlamento aprobara 481 organismos de no lucro. Después, en sólo 13 ańos se licenciaron 3 mil 341 * El escándalo financiero en la FACS, los abusos cometidos desde Coprosa y el asilo inverosímil de María Fernanda son como el espejo oscuro donde quieren reflejar a las ONG * En esta historia, los fantasmas de la guerra y el Mitch cada vez más viejos, cobran vida para recordarnos la maldición: ĄSomos pobres y las necesitamos!

— Roberto Collado N. —

Desde 1956 hasta el ańo pasado se han aprobado 3 mil 822 personalidades jurídicas. Gobernación sólo registra 2 mil 685 organismos activos, y se cree que el resto opera sin control legal. El estallido de Organismos No Gubernamentales, desvela al poder gubernamental, y el debate se centra en que si son organizaciones sin fines de lucro o lucros sin fin. ;


;
Hay lugares en Nicaragua donde todavía se practican conjuros contra dos fantasmas: el de la guerra y el del huracán Mitch. A dońa Bernarda Castillo, una campesina ocotaleana le oímos decir en una reunión comunitaria hace dos ańos, que en la zona viven como poseídos por una maldición. “Es que aquí eso parece ser la pobreza”, agregó.;


La frase no arrancó tantas risas entre una comitiva de organismos civiles que visitaban el lugar, como arrancó aplausos lo que dijo a renglón seguido: “Ustedes traen el jarabe, traen ayuda, libérennos”, pidió con una voz atropellada por los nervios, pero con una fuerte carga emocional. ;


El resultado llegó un mes después: los Organismos No Gubernamentales respondieron enviando alimentos y varios programas comunitarios que todavía están vigentes. Pero eso ocurre allá, de aquel lado, donde esos fantasmas todavía asustan. Aquí ocurre otra cosa. El poder está inquieto. La razón: demasiados ONG y, según dicen, no hay control suficiente sobre ellos.;


La Ley 147 de las asociaciones sin fines de lucro, seńala al Ministerio de Gobernación como el ente regulador de los ONG. Nos obstante, Martha Díaz, Directora de Registro y Control de Asociaciones de esa institución, reconoce que no hay control efectivo. Dice que el único instrumento de regulación con que cuentan, es la entrega de los estados financieros que hacen los organismos cada fin de ańo, que no verifican “el contenido ni lo que hacen”, porque la ley no los faculta.;


;


Explosión ONG;


Los registros oficiales seńalan que el Parlamento nicaragüense otorgó la primera personería jurídica en 1956. Al ańo siguiente aumentó a dos, y de 1960 en adelante, hasta la década de los setenta, cada ańo se aprobaron más de diez personerías para organismos sin fines de lucro. Su techo anual llegó a 29 en esa década.;


Desde 1970 hasta el final de ese decenio, Nicaragua fue un país alterado por revueltas que terminaron con la caída del régimen de la familia Somoza. En ese período, el Poder Legislativo aprobó 164 personerías jurídicas. El Gobierno revolucionario --que duró hasta 1990-- otorgó licencia a 114 organismos.;


Fue sin embargo 1990, el ańo de la explosión de los ONG. Sólo en ese ańo se otorgaron 303 personerías jurídicas. El consolidado del Parlamento seńala que desde 1990 hasta el ańo pasado se aprobaron personerías para 3 mil 341 organismos no gubernamentales, para llegar a un total de 3 mil 822. ;


Es decir, que en 33 ańos se otorgó el 13 por ciento de las personerías jurídicas que existen en el país, pero fue en los últimos 13 ańos que se aprobó el 87 por ciento. En este último período, es 2001 el que cuenta con el dato mayor: 382 personerías emitidas para legalizar a igual número de organismos. ¿Por qué tantos?;


“Esa es una pregunta que debe hacerse el gobierno. Existen organismos no gubernamentales, la parte gubernamental debe preguntarse por qué hay tantas”, responde Cristina Sanz, Coordinadora del organismo Red de Solidaridad, quienes desde el Match asisten a unos 15 mil habitantes del asentamiento Nueva Vida, en Ciudad Sandino.;


A criterio de Sanz, el número de ONG ha crecido por una razón simple: el Gobierno deja “huecos” en su gestión para llevar salud, disminuir la pobreza y educar a cientos de familias nicaragüenses. “Hemos golpeado las puertas del Gobierno para mantener la ayuda y nos han dicho que no hay recursos”, ańade Sanz. Mencionó que hace tres ańos sostuvieron pláticas con el Ministerio de Educación para ver cómo apoyaban la escuela que la Red tiene en Nueva Vida. No hubo respuesta.;


;


El debate: control ;


Hace 15 días, el diputado oficialista Miguel López Baldizón pidió públicamente una investigación sobre los ONG. Argumentó su inquietud en el número exagerado de organismos que gozan de licencia en el país. “Hay muchas debilidades en su regulación, desconocemos cómo usan las donaciones que reciben”, dijo.;


Vilma Núńez de Escorcia, Presidenta de la Federación de ONG, una organización que aglutina a 32 asociaciones, dijo que el problema de números es que en la Asamblea Nacional también se practica “el clientelismo” para repartir personerías jurídicas. “¿Qué pasa? Que en ese paquete se han incluido a las ONG, pero hay financieras y clubes sociales también”, dijo.;


Núńez agrega que la organización de ONG que ella representa ha insistido en fortalecer el marco jurídico que rodea a las asociaciones sin fines de lucro. “Nosotros estamos legales, y es bajo ese ámbito legal que creemos que se debe fortalecer el control. Se debe reformular el derecho de la libertad de asociación”, dice.;


El problema --a criterio del legislador López-- es que hay organizaciones que en vez de estar inscritas en el registro mercantil, porque son empresas, funcionan como organismos sin fines de lucro y se lucran. “El problema, claro que es de control, y en vez de reformas a la ley de asociaciones se debe pensar en una nueva Ley”, sentencia.;


Según Baldizón, urge un nuevo marco legal que defina “mecanismos de verificación, de inscripción y seguimiento” sobre los ONG. “Ese mecanismo de control debe contemplar serias auditorías para constatar si el organismo realiza las funciones para las que fue creado”, amplía el primer secretario de la Asamblea Nacional y promotor de las últimas críticas a las ONG. ;


“Que haya una mayor regulación --riposta Sanz-- es correcto. No hay temor, nos parece que todo lo que está correcto ayuda”, dice la coordinadora de Red de Solidaridad.;


;


Negativa percepción ;


A finales del ańo pasado, un escándalo financiero en la ONG Fundación Agusto C. Sandino, FACS, dejó en entredicho la transparencia con que algunos organismos manejan sus fondos. Los directivos de la FACS se han visto enfrentados en los tribunales de justicia seńalándose unos a otros de malversar la ayuda de donantes. “Ese caso todavía duele. Es lamentable”, seńala al respecto Núńez de Escorcia.;


Coprosa, una ONG de la Iglesia Católica tiene un expediente abierto en la Contraloría General de la República y la Procuraduría, por abuso con exoneraciones estatales y serias irregularidades con el manejo de donativos. Investigaciones de El NUEVO DIARIO demostraron hace ańo y medio que además operaba de forma ilegal. El escándalo fue tal, que los jerarcas suspendieron su funcionamiento.;


El mes pasado, otra investigación de este rotativo dejó el descubierto el tráfico de influencias y el asalto al Estado que la ex primera dama, María Fernanda Flores de Alemán, ejecutó desde el organismo sin fines de lucro “Fundación por la Dignidad Humana Nicaragüense”. Meses antes de finalizar su mandato, Arnoldo Alemán le donó a su esposa dos edificios públicos para supuesto beneficio social. Esos edificios ahora están ociosos y bajo la sospecha de usarlos con fines lucrativos.;


La lista de casos no para ahí. En los juzgados hay más de 200 causas que involucra a organismos no gubernamentales. “Nosotros creemos que Gobernación tiene que afilar el lápiz, ponerse las pilas, y ver que cada ONG esté cumpliendo las funciones para las cuales fueron creadas, que son, efectivamente: acciones de apoyo sin fines de lucro, que llevan sus registros en buena forma y a tiempo, y que efectúan su gestión como establecen sus estatutos”, recomendó el también diputado Agustín Jarquín.;


Jarquín, un aliado sandinista, cree que los escándalos obligan a una mayor vigilancia sobre los organismos, pero rechazó la intención oficialista de generalizar. “Es peligroso estigmatizar el sistema de ONG, no creo que lo ocurrido invalide la conveniencia que los organismos tienen para el país. Hemos visto escándalos en los bancos, y no por eso vamos a estigmatizar a los bancos. Gobernación debe velar, y si hay anomalías proceder”, dice el legislador.;


;


¿Nueva política gubernamental? ;


El informe de cooperación externa de 2001 seńala que los organismos internacionales canalizaron a través de ONG 150 millones 420 mil 100 dólares. En el informe 2002 detalla que por esa misma vía se movieron 95 millones 803 mil 300 dólares. Ambas cifras, casi alcanzan al presupuesto que el Gobierno destina al ańo para educación y salud. ;


Una fuente gubernamental nos confió extraoficialmente que para este ańo el Ejecutivo pretende una nueva política para incidir en la gestión y el movimiento de fondos de cooperación. El 13 de enero de 2004 un memorando enviado por el Director General del Ministerio de Salud, Minsa, informa de un nuevo acuerdo ministerial, el 221-2003, para regir los proyectos de salud con fondos donados.;


El documento establece que el MINSA deberá emitir un aval para que los ONG hagan proyectos con recursos de cooperación externa. “La propuesta una vez consensuada y revisada con las áreas técnicas respectivas y el área legal, será remitida con las observaciones a la contraparte para su revisión e incorporación en un plazo de quince días”, reza el acuerdo. ;


El acuerdo ministerial dice que los ONG para contar con el aval-Minsa, deberán mandar el proyecto para su revisión con 15 días de anticipación. Además, hasta dos meses como máximo también, se les dará el resultado. Argentina Espinoza, Directora Ejecutiva del organismo Ixchen se queja porque la disposición no fue consensuada. “La conocimos cuando se gestionó un proyecto. Eso es mala seńal para el entendimiento ONG-Gobierno”, agrega. ;


El mayor problema, según Espinoza, es la burocracia del Estado.;


¿Te imaginás resolviendo unas 200 solicitudes?”, se preguntó. Espinoza dice que la necesidad no espera y tampoco marcha a paso de las respuestas del gobierno.;


;


Una nueva Ley ;


En los últimos dos ańos, Gobernación sacó de sus registros a 357 asociaciones que no han actualizado sus datos desde 1997. La nueva ley anunciada por el diputado López aumentaría el número de personerías cesanteadas, pues según adelantó, el proyecto iniciaría por definir claramente qué organización será clasificada como no gubernamental y sin fines de lucro.;


“Puede ser que algunas organizaciones de las actuales dejen de estar en ese rango, porque vamos a hacer una especie de reclasificación de categoría”, dijo el legislador, quien agregó que eso se esta discutiendo actualmente con los representantes de las ONG. (Con la colaboración de Octavio Enríquez);


;


;
Poder “inquieto”

;


;


Desde el poder, el ex presidente Arnoldo Alemán fue el primero en “encańonar” a los Organismos No Gubernamentales. Alemán abanderó una feroz campańa que incluyó la amenaza de deportación de sus representantes.;


El 18 de febrero de 2000, Ana Quirós, enlace de la Coordinadora Civil para la Emergencia y la Reconstrucción, se amparó en la Sala del Tribunal de Apelaciones de Managua ante una inminente expulsión, ordenada por Alemán al entonces titular de Migración y Extranjería, José Rivas.;


El 16 de noviembre del mismo ańo, Mulukukú amaneció alterada. Antes que el sol rayara, dos patrullas de la Policía invadieron la Cooperativa “María Luisa Ortiz”, porque supuestamente Migración y Extranjería ordenó la deportación de su directora, la norteamericana Dorotea Granados. Alemán en persona acusó a Granados de “abusar” de su condición de extranjera y hacer política desde el organismo que dirigía.;


En enero de 2001, José Marenco Cardenal, Ministro de Gobernación de Alemán, anunció que los organismos “Cuculmeca” de Jinotega, “Nochari” de Nandaime y “María Luisa Ortiz” de Mulukukú, se encontraban a partir de ese momento bajo investigación.;


Tres meses después, el 4 de abril, el mismo Marenco anunció que el Departamento de Registro y Control de Asociaciones del ministerio que dirigía, solicitó informes legales y contables a la ONG Popol Na. La exigencia debía cubrir auditorías de 1997 a 2000.;


Días antes de dejar la presidencia, el 4 de enero de 2002, Alemán compareció en Radio Corporación y desde ahí amenazó a los ONG. Dijo que al asumir su escańo en la Asamblea Nacional promovería leyes para regularlos. ;


En “la Nueva Era” de Enrique Bolańos, a finales de septiembre del ańo pasado, el ex ministro de Gobernación Eduardo Urcuyo amenazó también con revisar el funcionamiento de los organismos no gubernamentales, bajo el argumento de que era necesario ordenar su existencia.;


Hace 13 días, el primer secretario de la Asamblea Nacional y diputado oficialista Miguel López Baldizón, se declaró inquieto por el crecimiento descontrolado de ONG, y solicitó públicamente que se investiguen.;


;


;


;


Personalidades jurídicas aprobadas ;


por ańo para organismos no gubernamentales ;


;


;


Ańo - ONG Ańo - ONG Ańo - ONG Ańo - ONG ;


;


1956 1 1971 37 1984 11 1997 246 1959 2 1972 11 1985 32 1998 255;


1960 1 1973 19 1986 0 1999 273 ;


1961 12 1974 21 1987 5 2000 318;


1962 6 1975 16 1988 12 2001 382 ;


1963 7 1976 14 1989 15 2002 140;


1964 14 1977 12 1990 303 2003 345 ;


1965 21 1978 4 1991 75 Total: ;


1966 12 1979 30 1992 48 * 3, 822 ;


1967 26 1980 7 1993 157 Fuente/AN ;


1968 26 1981 1 1994 211